RimixRadio, Noticias para latinos
Económicas Nacionales

Los proveedores perdieron su plata, no habrá forma de pagarles: liquidador de Justo & Bueno

Justo & buenoFoto: Instagram/justoybuenopa

El agente liquidador de la cadena Justo & Bueno habló en Mañanas Blu, cuando Colombia está al aire, sobre la difícil situación de las tiendas de bajo costo.

La liquidación de Justo & Bueno, las cadenas de supermercados de bajo costo generó en Colombia un fuerte impacto económico. Darío Laguado Monsalve, el liquidador de la compañía, habló en Mañanas Blu, cuando Colombia está al al aire y se refirió a la situación económica de la marca y a cómo va el proceso de la compañía en Colombia.

«La nómina de 5.800 trabajadores fue degradándose a 4.000 y luego a 3.000. Ese día, 4 de agosto, todos quedaron cesantes. Pero esa situación no hay cómo pagarla…Hemos pagado, de cuentas laborales, 6.000 millones de pesos, a 3.700 trabajadores correspondientes al mes de mayo. Queda una cola muy grande, de unos 180.000 millones de pesos. Muy fácil arreglar el problema si uno piensa en las 1.057 tiendas que tenía en funcionamiento, con la mercadería y funcionamiento. Pero no ha sido así, porque el cierre repentino generó una realidad muy compleja», señaló.

Ante un panorama desesperanzador, el agente liquidador indicó que no hay dinero para reponer a los acreedores y que lo que se perdió es una cifra gigantesca.

“Hay 15.000 reclamaciones, con proveedores de toda naturaleza, entre ellos tecnología y combustibles. Y pienso que todos los proveedores de alimentos perdieron su plata, no hay ni un solo peso para pagarles….Ese grupo de empresarios tiene razones para estar enojados. Y en arriendos, que el inquilino le deba a los arrendadores 22 meses estaría enojado. Formalmente presentaré el estado de cuentas el 15 de enero y se confirmará que el desfalco es cercano al billón de pesos”, resaltó.

Laguado Monsalve explicó en la entrevista cuáles fueron, a su parecer, las causas de la quiebra de la cadena de tiendas y entregó un panorama de cómo funcionaba el modelo operativo de la cadena y el funcionamiento de los arriendos a nivel nacional.

«Todos ponían, menos el empresario organizador, que no tenía un capital de respaldo fuerte. Diseñó un modelo que podrá ser exitoso en otros lugares, pero acá no tenía eso. Todo era ajeno, los camiones estaban en renta, los locales también. No teníamos ni siquiera oficina. Esto estaba en 29 departamentos, era una cadena nacional, incluso operaba en el Amazonas…Al proveedor de neveras le arrendaron 1.500 neveras. Cuando viene el desplome, tuvo el problema de recogerlas y cuando preguntó por el canon de arrendamiento le dijeron: se perdieron. Y prácticamente quedó quebrado«, enfatizó.

«Pienso que hay dos razones, que no me corresponde analizarlas ahora porque : hay un modelo de administración, de gobierno corporativo, que concentraba las decisiones en una sola persona, lo cual va en muchos puntos de vista contra la lógica, porque estas cosas requieren juntas y asambleas...Decidieron abrir 300 locales en tiempos de pandemia, con un costo por local de $48 millones, lo cual fue improductivo, porque en ese periodo no llegaron a punto de equilibrio», añadió.

¿Qué pasa con Tostao?

 

Los mismos dueños de Justos y Bueno son los de Tostao y Laguado explicó la situación financiera de esta marca de tiendas de café.

«Tostao es diferente, porque a nosotros nos debe 8.000 millones. Tostao se recostó en muchos locales de Justo y Bueno y se pactaron arrendamientos que no pagó. Pero ha encontrado otro apoyo de otro grupo empresarial, que lo ha puesto a flote y está en proceso de salvamento», dijo.

¿La cadena Olímpica compró a Justo & Bueno?

Ante la entrada de ísimo, la marca que anunció el Grupo Empresarial Olímpica  con la apertura de al menos 420 tiendas, aprovechando lo que alguna vez fueron  tiendas de Justo y Bueno,  y algunas de las pymes del ecosistema de esa compañía, aunque su creación no tiene relación directa con el proceso de liquidación de esta compañía. Más de 2.000 trabajadores conservaron su empleo, pero Laguado explicó como fue el salvamento.

«Tuvimos la esperanza de que íbamos a encontrar un negocio en el que nos compraban la marca Justo & Bueno. Y pensamos que nos íbamos a oxigenar, como comprando locales. Plan B tenía perdido 15.000 millones de pesos y decidió irlocal por local para tomarlos para el. Y tomó finalmente 420 locales de Justo y Bueno. Y llamó Olímpica y se unieron y construyeron la cadena que acaban de lanzar, Ísimo…Mirar hacia atrás es fácil, y pienso que Justo & Bueno es una gran lección de merecer un mejor sistema de gobierno corporativo. La era del gran empresario que todo lo sabe y todo lo puede está superada. Gran parte del fracaso se debió a esa concentración de inteligencia y poder», sentenció.

Finalmente, Laguado indicó que más de 15.000 personas se vieron afectadas por el proceso de liquidación de la cadena Justo & Bueno y que la cifra económica que se perdió asciende al billón de pesos, solo en Colombia. Al parecer, esta misma situación se estaría presentando con su filial en Panamá.

 

Related posts

Barranquilla presentará avances ambientales en la Cumbre de las Américas

admin

Medellín toma medidas por el Fenómeno de El Niño: así serán los cortes para los próximos días

admin

Un campesino murió tras ser arrastrado por la creciente de un río en Apartadó, Antioquia

PaisaEstereo