RimixRadio, Noticias para latinos
Vida

La primera IPS especializada en anorexia y bulimia estaría en Envigado

Estela Luz Pretelt recibió en 2020 el premio Mujer Cafam. Utiliza desde la Fundación Colombiana de Anorexia y Bulimia (Funcabu) tratamientos basados en la plasticidad cerebral sin medicación psiquiátrica. FOTO: CORTESÍA.

LAURA FRANCO SALAZAR

Estela Luz Pretelt superó ambas enfermedades. Su historia y proyectos hoy en el Día de la Lucha Contra los TCA. Desde la fundación Funcabu defiende los tratamientos libres de medicación psiquiátrica.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Perfil - Juan Carlos Higuita - Violin

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día de la Lucha Contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (o TCA: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y trastorno por atracones compulsivos), con el fin de visibilizarlos y generar reflexión.

La pandemia causada por la covid-19, informó en junio del 2020 el Ministerio de Salud y Protección Social, exacerbó este tipo de patologías.

En particular los TCA, afirma la cartera, aumentaron en el mundo un 37 % y hubo un incremento del 56 % de la aparición de síntomas.

La importancia en torno al bienestar emocional ha tomado fuerza a raíz de la emergencia sanitaria, sin embargo, desde hace mucho más tiempo ya era urgente que lo hiciera.

Estela Luz Pretelt, nacida en Cartagena y radicada a día de hoy en Envigado, Antioquia, es una humanista e investigadora social que tuvo hace cerca de 30 años, en su adolescencia, anorexia y bulimia. A la edad de 15 años llegó a pesar 28 kilos.

Partiendo de su historia, decidió formarse alrededor de los TCA, dio origen hace 10 años a la Fundación Colombiana de Anorexia y Bulimia (Funcabu), participó de la elaboración de la Ley 1616 de 2013 (de salud mental) y fue invitada por MinSalud a abrir la primera IPS dedicada a la anorexia y la bulimia.

Salir y ayudar a salir

En su adolescencia fue un equipo médico estadounidense el que la acompañó en el proceso para superar ambas condiciones. “Me lo propuse: conocer todo lo alusivo a estas enfermedades, factores de riesgo, factores protectores, la génesis, en qué áreas del cerebro se detona, qué terapias ayudan a revertir estas patologías”, cuenta. A día de hoy ha logrado ayudar a cientos de niñas y adolescentes (también afectan a los hombres).

Desde hace 12 años vive en el municipio de Envigado, fue docente en colegios y universidades y publicó el libro “Yo también sufrí de anorexia”, durante la misma época en que nació la Fundación. También escribe cuentos infantiles, poemas y ensayos. “Amo esta tierra (Envigado) como un hogar. Me ha impulsado hacia nuevos retos”.

Reconocimientos que motivan

Durante su trayectoria ha acumulado premios y nominaciones como Antioqueña de Oro (2015), Titanes Caracol y Mujer Cafam. Este último reconocimiento, que le otorgaron en el 2020, dice, “ha sido el más gratificante para mí. Fue competir con 274 mujeres de toda Colombia y finalmente es un tributo a 10 años de trabajar ininterrumpidamente para abrir nuevos caminos”.

En el país, continúa, sigue siendo poco valorada la salud mental. Su objetivo es que, en lo que respecta a TCA, haya tanta prioridad como la hay para prevenir y tratar el cáncer de mama, el tabaquismo o la drogadicción. “El siguiente paso es que la OMS desde Ginebra, su sede principal, pueda adelantar campañas en todo el mundo”, continúa.

Una IPS pionera

Hace cinco años, cuenta, MinSalud la convidó a abrir (además de su Fundación) la primera IPS especializada en anorexia y bulimia. “Hemos avanzado bastante de la mano de la Gobernación. El tratamiento estará libre de medicación psiquiátrica (ver Para saber más). Eso no ha sido fácil porque el mismo sistema de salud está organizado para que el tratamiento sea psiquiátrico. Tuvimos que esperar un tiempito para poder organizar los lineamientos que exige el Ministerio de Salud”, narra.

En la misma tarea de abrir camino, Estela Luz hizo parte de la elaboración de la Ley 1616 de 2013. “Hasta ese año no había en Colombia una ley de salud mental”, afirma. En Bogotá conoció a la congresista Alba Luz Pinilla, creadora de la Ley Esperanza o Ley de Salud Mental. “Participamos representantes de varios escenarios de salud mental, nos reunimos y sacamos adelante la ley”.

Pese a este tipo de avances, considera que la salud mental, y muy especialmente enfermedades como la anorexia y la bulimia, siguen abandonadas. ”Estamos haciendo la gestión para que desde el Ministerio de Salud la anorexia y la bulimia queden posicionadas en Colombia, para que el sistema de salud las involucre. La lucha sigue”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
LA FUNDACIÓN Y EL TRATAMIENTO

La Fundación Colombiana de Anorexia y Bulimia inició casi como una casualidad. “Yo iba a las casas de las niñas o las llevaba a la mía, les ayudaba, realizaba conferencias, talleres”, dice. En uno de sus viajes al Ministerio de Salud, se presentó ante el área de Salud Mental y el encargado le preguntó sobre su labor, “luego me dijo que por qué no organizaba una fundación, que en Colombia no había una de anorexia. Eso yo lo veía como una utopía, pero me motivé, me asesoré jurídicamente y acá estoy”.

El tratamiento del que se vale, continúa, se basa en la plasticidad cerebral, es decir, en la capacidad que tiene el cerebro de adaptarse conductual y cognitivamente. “Abordamos espíritu, mente y emociones, el trabajo es personalizado e integral, todo de acuerdo a la historia de vida. Ayudamos también a las familias porque es un trabajo en equipo, la salud mental nos compete a todos y todas, además es un derecho fundamental”.

Related posts

Medellín es la ciudad más vulnerable a nuevos contagios: estudio de seroprevalencia

admin

Ante la pólvora ellos son los que más sufren. Claves para ayudarlos

PaisaEstereo

Coronavirus en Antioquia: reportan cifra récord de más de 300 contagios en un día

admin

Leave a Comment