Connect with us

Nacionales

La polémica que levantó cambio en Buen Comienzo

28 de los 40 operadores de Buen Comienzo en 2020 podrían quedar por fuera de la operación en 2021. FOTO MANUEL SALDARRIAGA

POR JUAN DIEGO QUICENO MESA

Alcaldía de Medellín exige a operadores inscribirse en el Banco Nacional de Oferentes del Icbf. Acordaron ayer que podrán presentar documentación.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Contáctenos

Tras dos días de protestas y preocupación por el futuro de Buen Comienzo en Medellín, la administración municipal y los operadores (también llamados aliados) llegaron a un acuerdo que evita, al menos por el momento, que 28 de 40 operadores que acompañaron el programa en 2020 queden por fuera este año.

Así lo anunció Vivian Puerta, directora del programa, al igual que la concejal de Medellín, Nataly Vélez, quien intermedió entre los operadores y la alcaldía.

La imposición de la administración de un nuevo requisito para los operadores (que estén inscritos en el Banco de Oferentes, una iniciativa nacional del Icbf) levantó suspicacias y críticas entre los aliados, que se reunieron en La Alpujarra a rechazar esa decisión, y actores empresariales como Proantioquia, que en un hilo en Twitter señaló que ven con preocupación que el programa “se vea afectado por cuestiones administrativas y políticas que lo único que ponen en riesgo es el bienestar de nuestra Primera Infancia”.

Agregaron que “ser claros en las reglas de contratación y administrarlo de manera transparente es un deber de la Administración”.

Lo que resultó inquietante para los operadores es que esa exigencia se hace pese a que desde diciembre de 2019, el Icbf no abre inscripciones al Banco. “Nos avisaron el pasado 20 de enero. Si nos hubieran avisado con tiempo, lo hubiéramos cumplido”, dice Miriam Mesa, directora de la Fundación Carla Cristina, una de las operadoras con 15 años en Buen Comienzo que se quedaría fuera en 2021.

“Para tener luz verde, le propusimos a la Alcaldía que, debido a que la inscripción al Banco está cerrada, reciba los mismos documentos que se piden allí y haga la evaluación de cumplimiento o no”, señala Vélez.

Vivian Puerta, directora del programa, confirmó que podrán presentar documentación. “No fue un tema de vamos a decir a última hora para que nadie pueda inscribirse. Por eso dijimos que en aras de la equidad, vamos a permitirles que entreguen los documentos que acrediten que cumplen con esos requisitos. Para nosotros también fue una sorpresa que entidades tan reconocidas no estuvieran inscritas en el Banco”, dijo la directora de Buen Comienzo.

“El primer criterio de selección es que estén en el Banco. Hay 12 que ya están. Lo que les estamos diciendo a los 28 restantes es: vamos a pedirles los mismos requisitos. Nosotros chequearemos. Si cumplen, quedarían los mismos 40 del año pasado. El que no cumpla los requisitos no podrá quedar”, advierte Puerta.

¿De qué se trata el Banco?
El Banco Nacional de Oferentes, según se lee en la página del Icbf, es una única base nacional de entidades sin ánimo de lucro con personería jurídica vigente otorgada o reconocida por la misma entidad para la prestación del Servicio Público de Bienestar Familiar.

“La Alcaldía de Medellín ha querido fortalecer los procesos de contratación. En ese sentido, hemos querido tener unos criterios objetivos de selección. Inmediatamente pensamos en el Icbf, que desde 2019 tiene el Banco. Allí se inscriben todos los operadores de primera infancia del país, presentando unos documentos para que el Instituto los evalúe”, explica Puerta.

Temas administrativos, técnicos, financieros, de experiencia y legales son tenidos en cuenta en esa evaluación. “Con base en eso, se les da una calificación: usted puede operar tantos cupos. Todo el país trabaja con este Banco, cuando se trata de contratación directa”, dice Puerta. “Creemos que es una muy buena opción de tener un criterio objetivo”.

Pero Mesa señala que “esto tiene una logística muy compleja. Si es un nuevo operador, ¿cuál será el tiempo para que organice? ¿Cómo sería la logística? Nuestra gente tiene 15 años de experiencia en esto”, reitera la directora de Carla Cristina, fundación en la que se atiende a 2.260 familias, con al menos 395 menores de 2 años.

“Es raro que ahora nos digan que nos alineamos a la política nacional porque son los más altos estándares de calidad, cuando la experiencia es que algunos de los operadores más cuestionados a nivel nacional están en ese Banco. Buen Comienzo tiene su propia interventoría, que es de mostrar, y que habla de temas técnicos, legales y financieros. Es mucho más alta que la misma Icbf”, señala Mesa, “es como si nos estuviéramos nivelando por lo mínimo”.

En sus trinos, el alcalde Daniel Quintero afirmó que “durante años se contrató a dedo a entidades sin exigir requisitos técnicos y financieros, sin propuesta pedagógica y con estándares inferiores a los exigidos por Icbf. Habían (sic) irregularidades inaceptables. Si cumplen requisitos podrán operar en otro caso, no”.

Buen Comienzo estima atender en 2021 a 104.000 niños. Lo más importante, señala Camila Gaviria, exdirectora del programa “son los niños. Hay que protegerlos”

CONTEXTO DE LA NOTICIA
ANTECEDENTES
UNA HISTORIA DE ÉXITO
“El programa Buen Comienzo ha sido referente nacional e internacional. En el año 2018 recibió del Icbf un reconocimiento por la buena gestión y prácticas, reconociéndonos como uno de los mejores programas de atención a la primera infancia”, recuerda Camila Gaviria, exdirectora de Buen Comienzo. “Los estándares de calidad en propuestas pedagógicas, en contrataciones, en todo el proceso de análisis financiero, han sido siempre detallados y exigentes. Nosotros lideramos en su momento evaluaciones, mes a mes, para identificar oportunidades de mejora con todos los operadores”.

 

 

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE