Connect with us

Nacionales

En Antioquia solo operan nueve de los 28 aeródromos existentes

Esta es la panorámica de uno de los dos aeródromos que, según la Gobernación, tiene Ituango. Esta terminal aparece registrada como cerrada en el departamento. FOTO CORTESÍA

POR DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES

La realidad de la red aeroportuaria en Antioquia es lamentable. El aeródromo de Turbo, por ejemplo, tiene una fractura en la pista y la erosión marina amenaza con destruirlo por completo.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano – De quién son los medios

En Arboletes ya ni siquiera existe la terminal, pues según la administración ese suelo cambió de uso y allí se construyeron viviendas. Aún así, a estos dos la Gobernación los incluyó en un listado de 28, de los cuales solo nueve están operando y el resto aparecen bajo la categoría de cerrados.

Al menos eso es lo que afirmó la Secretaría de Infraestructura, porque el general Gonzalo Cárdenas, secretario de sistemas operacionales de la Aeronáutica Civil, quedó sorprendido con el dato e indicó que en los registros de la entidad solo figuran siete en funcionamiento.

El caso es que en el Plan de Desarrollo del departamento se incluyó un programa para fortalecer el sistema aeroportuario, argumentado que estas infraestructuras son claves para mejorar la competitividad y la conexión en las regiones. No obstante, la meta es habilitar solo un aeródromo más en el cuatrienio (2020-2023), llegando a 10 operacionales. Para lograrlo, y además hacer mantenimiento de otras terminales, se fijó un presupuesto de $15.000 millones.

La fotografía actual
Además del Olaya Herrera y del José María Córdova (en Medellín y Rionegro respectivamente), los otros aeródromos operacionales, según la Gobernación, son aquellos ubicados en los municipios de Carepa, El Bagre, Puerto Berrío, Amalfi, Remedios, Urrao y Vigía del Fuerte (ver gráfico).

Al indagar sobre la razón por la cual los otros están cerrados, la Secretaría de Infraestructura respondió que esto se debe a factores como el deterioro de las instalaciones, licencias no vigentes o la no existencia de rutas aéreas (mercado).

Esto afectó a las terminales localizadas en Caucasia, Campamento, Frontino, Carolina del Príncipe, Andes, Arboletes, Chigorodó, Murindó, Mutatá, San Juan de Urabá, San Pedro de Urabá, Turbo (2), Puerto Triunfo (2), Ituango (2) y Necoclí (2).

El plan de fortalecimiento, aunque solo contempla reabrir uno más, busca superar esa meta. La Gobernación reveló que la prioridad en cuanto a intervenciones estará enfocada en dos aeródromos en Turbo y Caucasia, pero también en concluir “obras que están en curso en Necoclí y la intervención que actualmente estamos desarrollando en Vigía del Fuerte”.

La Secretaría de Infraestructura enfatizó que para lograr su objetivo es vital el apoyo de las alcaldías, de la Aerocivil e incluso de iniciativas privadas, pero recordó que la tarea está centrada en mejorar las condiciones de los aeródromos y no tanto en estrategias con las aerolíneas para llevar vuelos a las regiones.

Aeródromos con carencias
El general Cárdenas destacó que Antioquia es uno de los departamentos con mayor actividad aérea junto a Cundinamarca y Atlántico. Sin embargo, señaló que muchas pistas solo prestan servicios específicos, por ejemplo para la Armada, para labores de fumigación, o existen otras en las que no hay operadores y solo se pueden usar con notificación previa de aterrizaje (como Amalfi).

En términos generales, dijo el funcionario de la Aerocivil, los aeródromos no se autorizan para operar porque no tienen longitudes adecuadas en la pista o no cumplen con los estudios de seguridad, y estos obstáculos deben ser resueltos por los propietarios, que en la mayoría de los casos son las administraciones locales.

Por eso desde la entidad, afirmó el general Cárdenas, hay un programa que busca habilitar aeropuertos para servicios esenciales. Con esto se lograría intervenir 182 en el país. Los recursos se obtendrían de regalías o de otras carteras de la Nación, pues la Aerocivil no puede aportar dinero para este fin.

Andrés Felipe Maturana, alcalde de Turbo, expresó que quizás así su municipio podría volver a tener un aeródromo decente, pues si a uno se lo está tragando el mar, el otro (San José de Mulatos) no opera desde hace más de dos décadas y ya ni siquiera lo cuentan como terminal aérea. “Nuestro interés sí es tener aeropuerto, pero si pasa lo construiríamos en otro sitio distinto”, dijo.

Desde la Facultad de Ingeniería Aeronáutica de la Universidad Pontificia Bolivariana, su director Germán Urrea señaló que hay que hacer un buen análisis de la viabilidad de abrir pistas cerradas, porque ocurre que pese a que no haya mucho flujo operacional la infraestructura sí requiere una inversión y un mantenimiento constante, por lo cual no conviene generar gastos sin un buen estudio.

Eso sí, recalcó, para Antioquia es fundamental la industria aérea, porque hay muchas regiones de difícil acceso por vía terrestre donde los aeródromos podrían ser la solución más acertada.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARÉNTESIS
AEROTAXIS PUEDEN SER UNA SOLUCIÓN
Teniendo en cuenta que para reactivar los aeródromos cerrados se necesita un mercado, el ingeniero aeronáutico Germán Urrea plantea que ese retorno, en dinero, podría llegarles a los privados interesados bajo la modalidad de aerotaxis, que fue habilitada por la Aerocivil mediante la Resolución 280 de 2019. Así, en las pequeñas pistas a donde no llegan aeronaves de gran tamaño, sí podrían acceder otras más pequeñas con rutas y horarios establecidos para prestar ese servicio de transporte. Urrea dijo que lo que falta es arriesgarse, “y ese es muchas veces el miedo, el de dar el primer paso”.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE