Connect with us

Negocios

El Servicio Secreto de EEUU advierte de posibles estafas relacionadas a los cheques de ayuda por coronavirus

La estafa telefónica continúa siendo uno de los fraudes más comunes para tratar de obtener información del titular de una tarjeta de crédito. FOTO: ISSOUF SANOGO / GETTY IMAGES
Nunca reveles información personal o financiera en un correo electrónico ni respondas peticiones de información.

El paquete de estímulos federales de $2 billones de dólares, aprobado por el Congreso de Estados Unidos, está tentando a los estafadores para robar a la gente en medio de la crisis del COVID-19, dicen los expertos.

El Servicio Secreto ha pedido estar alerta sobre posibles fraudes en tarjetas de crédito ya que los defraudadores se están concentrado en las personas más vulnerables solicitando información personal o financiera ya que la mayoría de los estadounidenses recibirán $1,200 dólares por como parte de un histórico paquete de estímulo de $2 billones de dólares que el presidente Donald Trump firmó el viernes.

Las autoridades esperan que los estafadores se dirijan a las personas que recibirán los estímulos del gobierno, dijo Thomas C. Edwards, agente especial a cargo del Servicio Secreto de Estados Unidos al sitio QNS.com.

El dinero que será entregado a las personas que sufran de desempleo atraerá a los estafadores que buscan engañar a la gente al pedirles información del banco, contraseñas, números de seguridad social para que los estafadores puedan tener acceso a una cuenta personal para poder acceder a los fondos. Edwards dijo que está acción es muy común cuando las personas reciben su reembolso de impuesto.

“Esperamos un aumento de las estafas con cheques del gobierno, estafas en correos electrónicos de empresas y en la devolución de impuestos”.

“Si alguien dice ser del gobierno con un cheque para usted, puede ser una estafa de phishing que está tratando ilegalmente de obtener su cuenta bancaria u otra información personal”, dijo la fiscal general de Nueva York Letitia James al anunciar mano dura contra los estafadores.

La pandemia del COVID-19 en Estados Unidos ha desencadenado una serie de estafas desde venta de productos que prometen “curar” el COVID-19 y criminales que tratan de vender productos médicos falsos como mascarillas o ventiladores que no existen.

Las autoridades esperan que una segunda gran oleada de fraudes llegarán después de la entrega de los reembolsos de impuestos a los contribuyentes.

“No existe razón para que el gobierno te llame pidiendo información, los bancos tampoco tienen la necesidad de llamarte para pedir información personal. Por lo que hacemos un llamado de atención a la gente a no dar este tipo de información personal y en su caso alertar a sus bancos si recibe este tipo de llamadas”, dijo Edwards.

Sitios web sospechosos

En estos momentos las autoridades han recomendado estar atento a sitios web que pueden ser sospechosos que intentan vender suministros médicos a personas que se encuentran desesperadas.

Algunos de los sitios apócrifos están utilizando nombres con dominios como COVID-19 o Stimulus2009 en donde persuaden a las personas a entregar información personal.

Muchas de estas estafas se originan en países como Rusia y China, sin embargo, algunos grupos criminales están familiarizados con el sistema fiscal estadounidense.

Los estafadores están utilizando análisis sofisticados para cometer diferentes delitos a través de la “Deep Web” o “Internet Profunda”, dijo Lori Hodges, vicepresidenta para norteamericana de Risk for Visa al sitio amNY.

La estafa telefónica continúa siendo uno de los fraudes más comunes para tratar de obtener información del titular de una tarjeta de crédito.

Los estafadores están solicitando números PIN de las tarjetas de débito y en ocasiones envían una contraseña por teléfono para que los clientes proporcionen el apellido de soltera o número de seguridad social de la madre.

Entre algunas medidas para hacer más seguro tu correo electrónico, la Agencia de Ciberseguridad e Infraestructura de Seguridad de Estados Unidos recomienda desactivar la opción de descarga automática de archivos adjuntos.

El Departamento de Justicia creó el Centro Nacional de Fraude por Desastres (NCDF) después de que el huracán Katrina arrasó la costa del Golfo de México en 2005.

Las quejas relacionadas con fraudes de coronavirus deben ser reportadas a través de la línea directa del NCDF al 1-866-720-5721o por correo electrónico a disaster@leo.gov.

El personal de la línea será responsable de canalizar tu denuncia que luego será revisada por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

El sitio web es www.justice.gov/disaster-fraud.

En su caso VISA ha puesto un centro de atención a través de la siguiente página de internet: usa.visa.com/support/consumer/security.html.

En Centro de Denuncia de Crímenes en Internet del FBI también ofrece algunos consejos para estar alerta.

Recuerda, nunca reveles información personal o financiera en un correo electrónico ni respondas peticiones de información en llamadas telefónicas.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE