Connect with us

Vida

El paraíso ambiental amenazado por la basura

Uno de los sitios más concurridos de El Romeral es Quebrada Grande (foto), a donde asisten bañistas, en especial los fines de semana. FOTO EDWIN BUSTAMANTE

POR MIGUEL OSORIO MONTOYA |

Según la Alcaldía de La Estrella, en la reserva natural El Romeral se arrojan 300 kilos de residuos sólidos mensualmente, lo que afecta el ecosistema.

TOMADO DE: elcolombiano.comAntioquia - Medellín | El Colombiano, noticias.

“Si eres poeta, y vienes a El Romeral, los mejores versos te saldrán”, dice el exsoldado Émerson Cerpa, un guajiro que se enamoró de La Estrella en 1995, cuando conoció la famosa Laguna Encantada. Hoy, un cuarto de siglo después, anda y desanda viejos caminos, que datan de tiempos prehispánicos. Su misión es enseñar a los niños la importancia del agua y los ecosistemas. “Si eres músico, y vienes a El Romeral, las mejores coplas te saldrán”, remata.

Pero la belleza de ese cerro, que como una pared natural separa al Valle de Aburrá con el del río Cauca, se ve opacada con las bolsas de basura, envolturas y plásticos que dejan algunos de sus visitantes. Según la Alcaldía de La Estrella, cada mes, aproximadamente, se arrojan allí 300 kilos de residuos sólidos.

“Eso afecta a los animales y a los ecosistemas. En El Romeral hay tigrillos, conejos, armadillos, guaguas y, según creemos, pumas. Pero tenemos visitantes que nos están dejando basuras y nosotros no podemos subir hasta arriba a recogerlas”, dice Carlos Andrés Correa, coordinador ambiental de la Secretaría de Planeación de La Estrella.

Viendo los residuos, el poeta que visite El Romeral, parodiando al exsoldado Cerpa, los peores versos compondrá.

Reserva clave del Aburrá

El Romeral, explica Correa, es una cadena montañosa que conecta a La Estrella con municipios como Heliconia y Angelópolis. Sobre su cima, a unos 3.200 metros sobre el nivel del mar, puede verse el río Cauca en su paso por el Occidente. En total, sobre la montaña hay 1.703 hectáreas que hacen parte del Distrito de Manejo de los Recursos Ambientales. Es decir, que están bajo protección bien sea del municipio, de Corantioquia (la entidad ambiental) o en manos de privados.

Correa revela que la administración municipal está evaluando comprar tres predios que se sumarían a los protegidos.

En uno de ellos, de 195 hectáreas, se ubica la Laguna Encantada, que está dentro de los principales atractivos turísticos de La Estrella. “Con el Área Metropolitana y Corantioquia estamos reforestando las zonas más degradadas o donde antes había monocultivos como el pino. Hemos sembrado árboles nativos: cascos de vaca, yarumos, guayabos… Eso permite tener mejores ecosistemas para la fauna”, explica el funcionario.

En este punto La Estrella tiene una dicotomía. El alcalde, Juan Sebastián Abad, dice que el municipio será un referente mundial en temas de cultura, patrimonio y turismo. Entre los atractivos, claro está, figura El Romeral. La cuestión es cómo mantener un equilibrio entre el turismo y sus impactos a los ecosistemas.

Correa, desde la alcaldía, responde: “Queremos incentivar el turismo, que la gente venga a El Romeral, pero buscamos un público específico. Nuestro fuerte tiene que ser un turismo científico, de investigación, no uno masivo”.

Por su parte, Alejandro Arango, director de la corporación GIO Ambiental, opina que la alcaldía de La Estrella debe gestionar mejor el control sobre El Romeral. “Se hace un buen trabajo, pero deben estar más pendientes. La reserva es un corredor de fauna entre el río Cauca y el Aburrá, por lo que su preservación es vital. Hay que estar atentos a los visitantes y a las construcciones en su piedemonte”, dice el líder ambiental.

Para Correa, dejar las basuras es un tema de cultura, por eso es en buenas prácticas en lo que han venido trabajando con la comunidad: “La empresa de aseo no puede subir hasta arriba a hacer la recolección. No es culpa de la administración que dejen residuos allá. Nosotros nos comprometemos a poner puntos de recolección en la entrada de El Romeral”.

Según información suministrada por Corantioquia, el punto más alto de El Romeral está a 3.150 metros sobre el nivel del mar, en donde la temperatura promedio es de 8.7 grados centígrados.

En el área protegida hay registradas 385 especies de aves, 120 de mamíferos y 130 reptiles.

Si bien el área más turística y problemática es de La Estrella, sobre el cerro también tienen jurisdicción los municipios de Medellín, San Pedro, Heliconia, San Jerónimo, Caldas y Bello, en un total de 28.079 hectáreas.

Cuna de leyendas

Herney Tobón escribió “Caminos de la historia siderense”, un libro sobre La Estrella. En diálogo con este diario, explica que por la montaña pasaban varias rutas en la época prehispánica. Una de ellas, conocida como la del oro, iba por la laguna hacia Titiribí, en el Suroeste. “De allí se cuenta la historia según la cual una recua de mulas, que venía cargada de oro, cayó a la laguna. Otro mito cuenta que los indígenas escondieron en ella un tesoro para que los españoles no lo encontraran. Lo cierto es que era la ruta antes de que llegaran los españoles”.

Émerson Cerpa transita cada día los caminos que alguna vez labraron los indígenas, hace ya siglos. Y, mientras lo hace, espera que la basura no dañe la inspiración del poeta que por primera vez recorre la montaña

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE