Connect with us

Vida

El Aburrá respira el aire de mejor calidad desde que comenzaron las mediciones

Sector La Aurora, en el occidente de Medellín. FOTO EDWIN BUSTAMANTE.

NELSON MATTA COLORADO

Por primera vez desde que el Sistema de Alertas Tempranas (Siata) comenzó a medir la calidad del aire del Valle de Aburrá, en agosto de 2016, las estaciones de medición amanecieron de color verde, lo que implica que por fin respiramos un oxígeno más puro.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano

El Siata presentó en la mañana de este jueves un informe según el cual las 21 estaciones de medición ubicadas en la subregión están con coloración verde, es decir, registrando bajas concentraciones de PM 2.5 (partículas microscópicas contaminantes).

En entrevista con EL COLOMBIANO, Gustavo Londoño, subdirector Ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva), atribuyó esta mejoría a cuatro factores: el primero fueron las lluvias nocturnas, que se vienen presentando hace tres días, “que han hecho un lavado atmosférico excelente, limpiando los contaminantes”.

El segundo fue que, a pesar de que todavía hay incendios de capa vegetal en varias partes del país, los vientos fueron favorables y no trajeron a la metrópoli los aerosoles producidos por dichas conflagraciones.

Tercero, la poca circulación del parque automotor y las bajas emisiones de las industrias, producto de la cuarentena; y cuarto, una meteorología beneficiosa, ya que la nubosidad ha permitido la entrada de radiación solar, lo que facilita la dispersión de los contaminantes por encima de las montañas que rodean al valle.

Según la autoridad ambiental, la última vez que se habían registrado estaciones en verde fue el pasado 24 de febrero, cuando apenas una tuvo esa coloración, ubicada el corregimiento Santa Elena de Medellín.

“Aunque este es un logro de la naturaleza, detrás de estos estudios hay un equipo altamente comprometido del Siata, la U.P.B. y el Área Metropolitana, para quienes tengo un agradecimiento enorme”, manifestó Londoño.

Panorámica del cerro de las Tres Cruces, en el suroccidente de Medellín, uno de los sitios emblemáticos para el ejercicio al aire libre en la ciudad. La foto de la izquierda fue tomada en la mañana del pasado 20 de marzo, cuando la polución obstruía la visión desde el barrio Belén, mientras que la segunda foto fue capturada en la mañana de este jueves.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
BREVE HISTORIA DE LA MEDICIÓN DEL AIRE
El monitoreo de la calidad del aire en el Valle de Aburrá comenzó en diciembre de 2000, con un convenio entre el Amva y la Universidad Nacional sede Medellín, que operaba la red de medición.

“Para ese tiempo no se tenían tantas estaciones de PM 2.5, y algunas de ellas no eran automáticas sino manuales”, recordó Gustavo Londoño, el subdirector Ambiental del Amva.

A partir de agosto de 2016, las mediciones quedaron a cargo del Sistema de Alertas Tempranas (Siata), adscrito al Amva, que fue cuando los informes comenzaron a hacerse diarios y la gente pudo consultarlos con aplicativos móviles.

“Hicimos la medición más automática, georreferenciada en sitios más estratégicos para poner las estaciones, y por eso hoy podemos presentar diariamente un mapa en el que se ve la concentración de PM 2.5”, afirmó el experto.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE