Connect with us

Tecnología

Diseñan ucis que se arman en dos semanas

El ensamble de dos Unidades Máximas Escalables tardaría una semana y media. Imagen cortesía MHiA.

Por: Jennifer Restrepo de la Pava – periodista

Basados en el hospital chino construido en tiempo récord, científicos de las universidades de Antioquia y Nacional de Colombia diseñaron un sistema modular con todas las características de las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Los Módulos higiénicos adaptables, como se denomina el proyecto, cumplen con las normas de bioseguridad para el personal médico, son portátiles, fáciles de transportar y requieren poco tiempo de fabricación y ensamble.

TOMADA DE:http://udea.edu.co/

Universidad de Antioquia (@UdeA) | Twitter

Cada módulo funcionaría como una pequeña unidad de cuidados intensivos armable, dispuesta para cuatro pacientes y seis médicos, un espacio con todos los parámetros de asepsia para el tratamiento en ambientes controlados, especialmente para la atención de personas con enfermedades infectocontagiosas como la covid-19.

Esta estructura armable, tipo lego, puede ampliar su capacidad de 4 a 32 pacientes en una semana y media. Los Módulos Higiénicos Adaptables MHiA, son prefabricados con materiales y sistemas constructivos usados habitualmente en las industrias alimentaria, farmacéutica y hospitalaria.

La propuesta se basa en una unidad mínima autónoma o módulo con capacidad para cuatro camas y en una unidad máxima escalable, una infraestructura que puede albergar hasta 16 camas. La ampliación se logra uniendo nuevos módulos, este proceso es rápido y no interrumpe el tratamiento de los pacientes que ya se están atendiendo.

Además de incrementar la capacidad de atención de pacientes que requieran cuidados intensivos, otro de los propósitos de los módulos es generar espacios bioseguros para proteger el personal del área de la salud.

En el diseño, fabricación e implementación de este prototipo participaron las facultades de Ciencias Farmacéuticas y Alimentarias y de Ingeniería de la Universidad de Antioquia, arquitectos y diseñadores de la Universidad Nacional de Colombia, la empresa Construhigiénica y Tecnnova.

«Esta propuesta tiene como propósito evitar la contaminación en los lugares donde permanecen los pacientes, por ello es diferente a cualquier lugar que se adecúe para la atención de personas con la covid-19. Esta estrategia con módulos armables puede adaptarse a la medida y requerimientos topográficos del lugar donde sea requerido», expresó el profesor de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas y Alimentarias, Juan Carlos Amaya.

Para los diseños se analizaron las soluciones que se han provisto recientemente frente a la pandemia, el modelo chino fue un ejemplo, pues allí se construyó un hospital en 10 días con todas las medidas de bioseguridad necesarias.

«En el estudio de casos de España e Italia, encontramos un riesgo muy alto para el personal de salud en los montajes rápidos de hospitales en sitios como coliseos, donde los pacientes permanecen en camas separadas con cortinas, sin clasificación de áreas de bioseguridad para médicos y enfermeras», explicó Juan Fernando Bermúdez, gerente de Construhigiénica, entidad aliada del proyecto.

Las instalaciones portátiles cuentan con una clasificación de áreas por grados de bioseguridad y sistemas de filtración y tratamiento para ambientes controlados con reducción de virus y microorganismos. Los módulos están divididos en tres áreas clasificadas de acuerdo a los estándares internacionales (colores del semáforo), cada una cuenta con una exclusa de ingreso, unidad sanitaria y espacio de almacenamiento de insumos médicos.

Producto 100% colombiano
Para garantizar la seguridad del personal de salud, los módulos cuentan con aire acondicionado, confort térmico, refrigeración y controles de presiones y flujos de aire. Del diseño de este esquema estuvo a cargo el departamento de Ingeniería Mecánica de la UdeA.

«Con respecto a la parte eléctrica, la UCI necesita ventiladores mecánicos, bombas para el suministro de medicinas y tiene un requerimiento energético importante, en este caso nuestro departamento de Ingeniería eléctrica fue el responsable de diseñar el suministro eléctrico, los puntos de toma de energía, la iluminación y los cuartos de control. La solución puede acoplarse a la red de energía convencional o funcionar con una planta eléctrica. En un modelo más avanzado exploraremos el uso de energías alternativas, estamos analizando todas las posibilidades», destacó el jefe de Extensión de la Facultad de Ingeniería, Mauricio Andrés Correa Ochoa.

Los Módulos también cuentan con un sistema de desagüe y recolección de aguas residuales, a través de un tanque donde se hace una primera desinfección del agua, que luego va a una planta de tratamiento o alcantarillado público dependiendo de las condiciones donde se instale la UCI portátil.

El primer prototipo será construido al interior de la Universidad de Antioquia, los impulsores del proyecto destacaron que ya están listos los diseños definitivos para iniciar la construcción y el ensamble de una unidad, sin embargo, para ello se requiere financiación.

De acuerdo con la diseñadora industrial Marcela Cardona González, la construcción de una unidad mínima autónoma oscila entre 1.200 y 1.500 millones de pesos y la unidad máxima escalable entre 1.900 y 2.200 millones. «El rango de la propuesta es amplio ya que depende de la infraestructura y las redes con las que se cuente en el lugar de instalación», recalcó.

Para el director de Tecnnova, César Ruiz, entidad que acompaña el proyecto y asesora el relacionamiento entre las universidades y las empresas participantes, este es un proyecto innovador que ofrece una solución clara a un problema global a partir de capacidades científicas locales.

«La ventaja desde el punto de vista empresarial es su modelo de negocio, la movilidad del prototipo es muy interesante ya que se puede instalar donde realmente se esté necesitando. Analicemos el Amazonas, por ejemplo, donde se ha disparado la tasa de contagios de coronavirus mientras que las condiciones de hospitales y entidades de salud de este departamento son distintas y más precarias, allí hay una oportunidad importante. Los módulos, además, se pueden ampliar rápidamente a medida que aumente la demanda, lo que en una edificación tradicional se complicaría».

Los MHiA surgen como respuesta de atención hospitalaria a la contingencia del coronavirus, sin embargo, dado su diseño y sistema constructivo podrían utilizarse a futuro también en la industria farmacéutica y de alimentos.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE