Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Despelote financiero de la Alcaldía de Medellín enredó la Feria de las Flores

CAMILO SUAREZ

Aunque el presupuesto del evento se planea un año antes, esta vez la Alcaldía anuncia cambios a 10 días de su inicio.

La propia falta de planeación de la Alcaldía terminó convirtiendo la antesala de la Feria de las Flores en un caos logístico y presupuestal.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Faltando apenas 10 días para el comienzo de la próxima edición del evento más importante de Medellín, la Alcaldía ha emprendido una serie de recortes imprevistos de eventos señalando no tener el presupuesto suficiente para solventarlos.

Como si fuera poco, dichos anuncios terminaron convirtiéndose en una nueva plataforma política con la que el alcalde Daniel Quintero y su gabinete han arremetido contra la oposición sugiriendo que desde el Concejo se habría saboteado el evento luego de que esa corporación negara en primer debate el proyecto para extraer más de $330.000 millones de transferencias adicionales de EPM.

Pese a que la Alcaldía insiste en que esa negativa habría generado un hueco presupuestal para la Feria, varios factores dan cuenta de que fueron las decisiones de planeación y financieras del propio gobierno las que lo metieron entre la espada y la pared.

Dentro de los argumentos que se esgrimen desde esta última orilla, diversas voces recuerdan la accidentada aprobación del presupuesto para 2023 —que en un hecho atípico tuvo que expedirse vía decreto—, así como la forma en la que históricamente se ha planeado la Feria, cuyos detalles empiezan a organizarse faltando mucho más de un año para la hora cero.

Las claves de la discusión

La discusión por el presupuesto de la Feria este año arrancó en su antesala, cuando el pasado martes 11 de julio el propio alcalde informó vía Twitter que para la última edición no habría graderías gratuitas para el Desfile de Silleteros, el evento más importante. “Lamentablemente, este año, debido a la congelación de recursos de EPM por parte del Concejo, no podremos instalar las graderías públicas gratuitas para 25 mil personas, como lo hicimos el año pasado”, expresó Quintero.

Según se desprende de las declaraciones entregadas por el alcalde, luego complementadas por el secretario de Cultura Álvaro Narváez, el supuesto causante del hueco presupuestal en la Feria provendría del Concejo de Medellín, cuando en junio pasado decidió decirle no a las transferencias adicionales que la Alcaldía quería sacar de EPM.

Según reposa en los anexos del proyecto de acuerdo que se radicó en aquel entonces, de los $330.000 millones que serían sacados de EPM, un total de $11.900 millones irían a parar a la Secretaría de Cultura Ciudadana. De este último monto, según expresó el secretario Narváez, un rubro iría destinado a los eventos de ciudad, pero entonces no fue más la información que trascendió.

“Es cierto que hay más cosas que hubiéramos querido hacer, pero eso no nos quita la alegría de la feria. Todo Medellín sabe que el Concejo le quitó presupuesto a la ciudad por razones políticas”, añadió el pasado domingo Quintero.

En los últimos días también se conoció de la cancelación de otros eventos, como el Desfile de Chivas y Flores, en el que sus organizaciones señalaron no haber contado con el apoyo del sector privado ni del público para poder realizarlo.

“La plata que no se pudo recibir del Concejo por seis concejales, afecta varios escenarios y actividades que habíamos tenido, como el cierre en el estadio Atanasio Girardot”, expresó por su parte Narváez ayer, en diálogo con la emisora Caracol Radio.

Así se estructuró el presupuesto

Pese a que la Alcaldía se ha reservado entregar mayores detalles del presupuesto de este año, no explicando con exactitud por ejemplo de qué fondos concretos son extraídos los recursos, desde cuándo se estaban planeando y por qué se anuncian cambios faltando apenas dos semanas para el inicio de la feria, EL COLOMBIANO se dio a la tarea de revisar en detalle el presupuesto del último cuatrienio para verificar el discurso oficial.

Según quedó estipulado en el presupuesto vigente para este año, que se liquidó mediante el Decreto 1196 del 27 de diciembre de 2022, el rubro asignado para los eventos ciudad quedó a cargo de la Secretaría de Cultura Ciudadana y fue calculado en $21.841 millones, bajo el rótulo de Desarrollo de eventos e iniciativas culturales de ciudad.

En el pasado, ese mismo renglón tuvo una asignación de $13.217 millones en 2022; $10.459 millones en 2021; y $13.273 millones en 2020; en este último año teniendo una ejecución significativamente menor a causa de la pandemia por el coronavirus.

Pese a que en esos consolidados no aparece el monto específico para la Feria de las Flores año a año (dicha información no está desagregada en los documentos de consulta abierta), el presupuesto sí muestra que, en efecto, el gobierno local decidió financiar esos eventos de ciudad con la plata de EPM, pese a que la misma tendría en teoría prioridad para inversión social y no para eventos de entretenimiento.

Tan solo en el caso del presupuesto de este año, por ejemplo, puede leerse que el fondo que financia el rubro de Desarrollo de eventos e iniciativas culturales de ciudad es el que está numerado con el 110070123, que corresponde a los excedentes adicionales de EPM. Este fondo, que en el presupuesto fue calculado con $909.090 millones, aparece relacionado a más de 150 proyectos de múltiples dependencias.

Pese a que con base en este último indicador se puede constatar que la realización de la Feria de este año en efecto depende de las transferencias de EPM, esa misma condición saca a flote las falencias de planeación de la Alcaldía.

Presupuesto sobre la marcha

Según advierten expertos, el primer punto que llama la atención es que la Alcaldía haya decidido utilizar los recursos de EPM para financiar la Feria de las Flores, cuando la destinación natural de esas transferencias de la compañía es la inversión social y la atención de la población más vulnerable.

En contraste, advierten, el origen natural de esa clase de eventos, tal como ocurre en el resto de municipios, son los ingresos corrientes de libre destinación, que provienen de rentas como el impuesto predial, el impuesto de industria y comercio, la sobretasa a la gasolina, entre muchos otros.

Tan solo en el presupuesto de este año, ese ingreso fue de $4,8 billones, casi tres veces las transferencias de EPM, que este año terminaron quedando en $1,67 billones.

Bajo esa óptica, César Hernández, quien fue director de Planeación en Medellín y hoy es uno de los precandidatos a la Alcaldía que cuestiona al gobierno distrital, advierte que el presupuesto de la Feria y los demás eventos de la ciudad quedan calculados en el Plan Operativo Anual de Inversiones (POAI) que se formula desde el año anterior.

$4,8 billones fueron los ingresos corrientes de libre destinación para el presupuesto de 2023.

Por esta razón, señala, la Alcaldía tiene el suficiente margen de tiempo para planificar cómo respaldar la realización de la Feria y no ponerla a depender de recursos cuya entrada no está asegurada.

“La Feria de las Flores necesita por lo menos un año de preparación. Cuando se termina la Feria, al día siguiente ya inicia la preparación del año que viene”, recuerda Hernández, rechazando que faltando pocas semanas para el inicio de la nueva edición se estén haciendo cambios.

Por otra parte, Claudia Ramírez, concejala de la bancada del Centro Democrático e integrante de la Comisión Segunda del Concejo (que se encarga de temas presupuestales), recuerda que durante los últimos años el Distrito de Medellín ha dispuesto de los presupuestos más holgados de sus historia, por lo que considera engañoso que el alcalde trate de construir la narrativa de una crisis presupuestal ante la negativa del Concejo de dejarle sacar más recursos de EPM.

Durante la elaboración del último presupuesto, Ramírez considera ilógico por ejemplo que la Alcaldía hubiera decidido incrementar el presupuesto de dependencias como la Secretaría Privada, que pese a tener un rol eminentemente burocrático y no de inversión social, recibió una inyección de $4.000 millones más.

Asimismo, Ramírez considera que es importante recordar que dentro de las funciones inherentes a su cargo el alcalde tiene plena potestad de ordenar el gasto y hacer traslados, por lo que está en capacidad de priorizar la realización normal de la Feria por encima de otros gastos.

En paralelo a esta discusión, tal como advierten también otros expertos y voces en el Concejo, otro de los antecedentes relevantes que se suman a la discusión son las previsiones que utilizó la Alcaldía para sacar por decreto su presupuesto.

Y es que pese a que EPM esperó hasta marzo de este año para hacer público que tendría que reducir sus transferencias de $2 billones a $1,67 billones, en un plan de inversiones que aprobó la junta directiva de EPM el 13 de diciembre de 2022, órgano que preside el alcalde de Medellín, ya se auguraba una disminución de por lo menos $208.000 millones en las utilidades y transferencias de la compañía.

En medio de ese panorama, la pregunta que queda en el tintero para muchos es por qué la administración esperó a escasas semanas para la realización de la Feria para anunciar recortes y de paso, montar una plataforma política en plena época electoral para cobrarle cuentas los sectores que ven con ojo crítico su gestión.

 

Related posts

Más de 50 mil pasajeros se han movilizado por vía marítima en Cartagena

admin

Aberrante crimen: bebé de 2 años murió, al parecer, por salvaje golpiza

PaisaEstereo

Niña de 7 años falleció tras incidente de tránsito: la moto en la que iba chocó con un camión

admin