RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Cobro por congestión para evadir pico y placa en el Aburrá tampoco resolvió los “tacos”

Conductores señalan al cobro por congestión como una de las causas para que no se refleje la fluidez que debería dar la medida. FOTO JAIME PÉREZ.

POR CRISTIAN ÁLVAREZ BALBÍN |

Según las autoridades, solo el 2,6% pagó para “saltarse” el pico y placa, sin embargo, los viajes de carro y moto aumentaron 24% en la víspera de una emergencia ambiental.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Los conductores que la semana pasada pagaron por evadir el pico y placa sienten que esa plata se perdió. Es que pese a que solo pagó el 2,64% de los carros y motos para poder circular durante la restricción, el número de viajes en el Valle de Aburrá aumentó al menos 24%, lo que se sintió en largos tacos.

Según la Secretaría de Movilidad de Medellín durante los seis días que lleva el piloto del permiso especial para circulación, también denominado como cobro por congestión, de los 1.525.341 vehículos que componen el parque automotor que puede acceder al beneficio, solo 49.270 pagaron los $38.242 previstos para carros y los $8.384 para motos.

No obstante y según lo expresado por la ciudadanía en las redes sociales de EL COLOMBIANO, la movilidad durante la semana de estreno, en vez de mejorar, empeoró. La Secretaría precisó que entre el 31 de enero y el 4 de febrero se contabilizaron 1.822.505 viajes en carro (un 23,48% más que la semana antes del inicio del permiso) y 6.083.880 viajes en moto (aumento del 24,86%). Sin embargo, la dependencia dijo que hubo una reducción de los tiempos de viajes promedio del 6%.

Además, la dependencia indicó que el hecho de que salieran de circulación cerca de 300.000 vehículos cada uno de los días hábiles desde el 1 de febrero se convirtió en un hito que hubiera mejorado la movilidad de no haber sido por eventos como la visita del presidente Iván Duque y la alta accidentalidad que se presentó en esas fechas.

“El impacto del 2,64% de vehículos que pagan la exención y que salen a ocupar la malla vial no es tan alto como lo pensábamos en un comienzo. Sin embargo, tampoco podemos decir que la ciudad se congestionó por casi 4.000 carros que pagan al día”, se defendió Carlos Mario Mejía, secretario de Movilidad de Medellín.

El porqué de la congestión

Para el profesor Andrés Pava, ingeniero y experto en temas de Movilidad, el pico y placa es una medida que busca sacar un porcentaje de vehículos, por eso, su trasfondo tiene que ver con una “compensación” que el dueño del carro hace por el impacto que genera los demás días que circula con el automotor. Ahora bien, el cobro por congestión se convierte en una opción que busca reemplazar esa “compensación” de forma económica. No obstante, al aplicarse, se cae en una especie de contradicción en la que se pierde el sentido de la medida, opinó.

“Con este cobro lo que se busca es mitigar el impacto en la congestión de alguna forma, evitando que las personas compren otro vehículo, ¿pero a costa de qué? De que la persona va a seguir impactando en todo momento por no hacer parte de la restricción a través del pago”, recalcó.

Pava también señaló que la explicación a la congestión vivida la semana pasada se da porque la mayoría de personas esperan que al no sacar su vehículo por un día, esto sea garantía de que los otros días gozarán de un buena movilidad y de una mayor fluidez. Sin embargo, este asunto no está garantizado porque el porcentaje de personas que pagan el cobro por congestión es variable y afecta la cantidad de vehículos que ya se supone que estaría por fuera de circulación con la medida.

“Uno identifica más congestión porque esperaba que saliera el 20% de vehículos por pico y placa, pero resulta que el 3% pagó. Esto en mayor o menor medida afecta los tiempos de viaje”, agregó.

La administración defiende la medida indicando que los $1.565 millones recogidos en la primera semana irán a parar al Fondo de Estabilización Tarifaria del sistema masivo, el cual subsidia parte de la tarifa que pagan sus usuarios. Dicho valor, tan solo en 2020 ascendió a $69.000 millones, y en 2021 a más de $19.000 millones.

Por eso, tal vez buscando tener un mayor recaudo, es que el decreto que autoriza el cobro por congestión no establece un tope de vehículos que pueden beneficiarse.

La alcaldía justificó que se busca implementar una cultura de pago. “Lo segundo es que la medida puede ser revisada en su transcurso, y esto permite que si aumentan las personas que pagan por el permiso especial de circulación, podamos subir el costo de la misma como en Bogotá, donde el valor está cercano los $100.000 por día para carros”, agregó Víctor Piedrahíta, subsecretario técnico de Movilidad.

No obstante, para Pava, al no ponerle tope a la medida, lo que se quiere evaluar es la real utilización de ese beneficio, porque es la primera vez que se aplica en la región.

“Si por ejemplo, en el ejercicio se dan cuenta de que la mitad de los vehículos que se esperaba que salieran por pico y placa están pagando, hasta se quitaría la medida; pero si por el contrario, solo paga para salir el 3%, entonces el impacto no es tan grande y se mantendría. Creo que bajo ese análisis, es que se tomaría la decisión de si se restringe la cantidad o no”, dijo.

Varias calles de la ciudad continúan viéndose congestionadas pese a la entrada en vigor del pico y placa. FOTO: Jaime Pérez.
Varias calles de la ciudad continúan viéndose congestionadas pese a la entrada en vigor del pico y placa. FOTO: Jaime Pérez.
 

En plena crisis ambiental

Carmen Zapata, coordinadora del Laboratorio de la Calidad del Aire, aclaró que si bien el pico y placa es una medida para hacerle frente a la congestión, desde el punto de vista ambiental la fecha de la aplicación del cobro por congestión es inconveniente, teniendo en cuenta que en los tres primeros meses del año se decreta la emergencia ambiental.

“El Área Metropolitana no tiene posibilidad de disminuir las emisiones foráneas que llegan a la ciudad por estos meses, y la única forma que tenemos de enfrentar el problema de cada año es tratar de reducirlas dentro del Aburrá. Es decir, que esos cerca de 8.000 vehículos (carros y motos) que pagaron para circular, en vez de ser parte de la solución, incrementan el problema”, dijo.

Zapata también señaló que los vehículos que pagan el cobro se estarían moviendo en unas zonas muy específicas de la ciudad, aumentando no solo la congestión de dichos sectores sino las emisiones reportadas en esas zonas.

“La gente que paga normalmente se mueve entre Medellín, Envigado o Itagüí. Esos carros que pagan rara vez se verían por Copacabana o Barbosa”, agregó.

La experta indicó que el cobro por congestión, como se está aplicando actualmente, no desincentiva el uso del particular, sino que lo promueve. Por esto, recomienda a la alcaldía aumentar los cobros, para que en vez de motivar a “saltarse” la medida, se conviertan en aliciente para usar el transporte público.

“Entiendo que nuestro transporte público no es el mejor, pero con el que tenemos hoy, podemos movernos por la ciudad. Debemos acostumbrarnos a bajarnos del carro particular para caminar o usar la bicicleta”, dijo.

Por su parte, el subsecretario Piedrahíta señaló que el debate de la movilidad no puede centrarse únicamente en la congestión, ya que el 70% de los viajes en Medellín y el Aburrá se hacen a pie y en transporte público.

“Obviamente como autoridad de tránsito y transporte tenemos que velar para que los que usan el carro tengan buenas condiciones, pero a la ciudad debe dársele la oportunidad de migrar a otros medios utilizando el transporte público. Porque 1.788.000 vehículos en poco más de 450 kilómetros de malla vial de la ciudad, simplemente no caben”, agregó.

Sobre la aplicación de la medida durante la emergencia ambiental de la que hoy se conocerán detalles, Mejía indicó que su dependencia acatará las directrices que el Área Metropolitana disponga, incluidas la suspensión temporal del cobro por congestión .

CONTEXTO DE LA NOTICIA

Tanto el experto Pava como la coordinadora Zapata señalaron que el cobro por congestión debe suspenderse temporalmente durante el periodo que se determine en la declaración de emergencia ambiental por parte del Área Metropolitana. No obstante, el secretario de Movilidad de Medellín, Carlos Mario Mejía, dijo que por parte de su entidad se preferiría buscar otras medidas alternativas antes de llegar a la suspensión total del cobro, tales como la reducción en el número de días que se pueden pagar para circular en pico y placa (pasando de cuatro a dos) e incluso aumentando el valor establecido para motos y automóviles. Sin embargo, el funcionario recalcó que la secretaría se plegará a lo que decida hoy por el Área.

 

El avance de los incendios forestales en el sur del país y varias subregiones de Antioquia podrían adelantar el inicio de la nueva contingencia ambiental en la capital de la montaña. Por ello, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se alista para activar el plan para enfrentar episodios de calidad de aire. Aunque el pasado viernes la entidad publicó un comunicado de prensa en donde descartó una declaratoria de ese tipo para el pasado fin de semana, la entidad tendría agendado para hoy 8 de febrero un pronunciamiento público en donde dará a conocer los detalles de la declaratoria de la nueva contingencia, tales como el día de su inicio y las restricciones que se contemplarán en ella.

 

Related posts

Hallan cadáver de bebé dentro de una bolsa en el centro de Medellín

PaisaEstereo

Ya adjudicaron la construcción de la Doble Calzada Oriente (DCO)

admin

Dos tractomulas quemadas y un conductor lesionado en la vía Medellín a la costa

PaisaEstereo
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE