Connect with us

Entretenimiento

Cansarse de su pareja no es tan grave como parece

ILUSTRACIÓN SSTOCK

POR JAIME HORACIO ARANGO D.

Esos memes de hombres gritando por la ventana para que los saquen de la casa porque no quieren lavar más platos o mujeres ofreciéndose para pasear perros o hacer mandados, con tal de estar por un momento lejos de su esposo, podrían dejar de ser chiste y volverse una realidad.

TOMADA DE:elcolombiano.com

El Colombiano

Ese ideal de compartir y disfrutar en casa, deseado por tantos, requiere algo más que ganas. ¿Está seguro de pasar tanto tiempo en un espacio reducido, las 24 horas del día, junto a su familia, y no por vacaciones?

Aunque la respuesta es lógica (que sí), las condiciones de la cuarentena sacan a la luz esas diferencias que hasta el momento eran imperceptibles o tolerables. Algunas más simples como que no le guste la música que el otro escucha, y otras más complejas, como que hay temas que no se resolvieron en su momento, alguna pelea que dejó un rencor. Las unas o las otras pueden desencadenar discusiones y problemas de convivencia.

Harolf Gómez, psicólogo clínico y magíster en Ciencias sociales de la U. de A., anota que “no sabemos vivir con los más cercanos, solo estamos acostumbrados a las dosis de fin de semana”, al explicar que la mayoría de las personas comparten más tiempo con los compañeros de trabajo que con los hijos o la pareja. Expone que muchas parejas usan el trabajo como un pretexto para escapar de la cotidianidad de la casa.

China, que ya vive un proceso de recuperación tras la crisis generada por el coronavirus, ha registrado un récord de demandas de divorcio, informa el diario español La Vanguardia. Según registra la agencia Efe, se estima que más de 400 matrimonios solicitaron separarse en la ciudad de Xi’an, una de las más afectadas por el confinamiento, al punto que una pareja que se quiera separar es incluida en una lista de espera de unos 20 días . Antes de la crisis, ese trámite allá se hacía en 30 minutos: no eran tantos.

El cómo
El psicólogo Ricardo Andrade señala que hay que distinguir los signos, cosas que suceden y que ayudan a entender temas que no se habían conversado antes, de los síntomas, que son las señales de que algo está mal. Explica que más que síntomas, él cree que lo de estos días son signos que permiten cuestionarse cómo está construida la relación. Y hay que entender, añade, que las parejas son sistemas, no la suma de dos, así que cada uno tiene una vida personal, que es necesaria, por lo que hay que crear escenarios para estar juntos y para estar solos. Respetar que el otro quiera tener un rato para sí mismo es parte de la clave.

Ahora bien, añade, es normal sentirse raros por estar tanto tiempo con el otro, incluso un poco cansado, porque no es de todos los días, así que lo importante es conversar y hablar cómo se siente. Reitera: busque sus espacios.

Gómez sugiere ser “creativos” para evitar conflictos o consecuencias peores como lo que está sucediendo en China. Propone realizar actividades conjuntas que antes no se hacían, que faciliten el entendimiento, tales como el yoga y la meditación. “El silencio es fundamental para todos”.

Sara Baena, psicóloga clínica residente en Miami, sugiere para una sana y viable convivencia establecer espacios que propicien la soledad y el desarrollo de actividades individuales. “Cuando se pierden estas libertades se corren muchos riesgos de desestabilización”.

Al mejor estilo de un reality, comenta Baena, las emociones pueden explotar, de lado y lado, bajo cualquier presión. “Acciones como no botar la basura, pegarse del teléfono, echar cantaleta, no ayudar con las tareas de la casa o dormir hasta tarde pueden generar conflicto”.

El tema no se reduce a la relación sentimental y a la intimidad de pareja, sino que se extiende a los hijos, que requieren de sus dinámicas, más relacionadas al contacto con los amigos. Baena recalca la necesidad de que los más jóvenes tengan canales adecuados de comunicación, ya que requieren más interacción social.

Las claves para evitar las crisis de pareja o familiares, coinciden ambos profesionales, están en la tolerancia y el respeto de espacios de independencia y soledad.

Para evitar ser “amenazado por convivencia”, como si fuera un participante más de un reality, o para que el meme no pase del chiste a la realidad, la paciencia en la pareja será vital.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

RADIOGRAFÍA

HACER UN “CONTRATO”

Pablo Monsalve, magíster en psicología clínica y docente en Areandina, comenta que es fundamental que la pareja y la familia establezcan un “contrato implícito”, que regule horarios, rutinas y tareas conjuntas e individuales, que no solo faciliten la convivencia, sino que fortalezcan las relaciones de pareja, así como las de padres e hijos.

Anota que sentir angustia y ansiedad es normal en estos casos, por eso es necesario que cada persona asuma retos que contribuyan a su crecimiento personal.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE