Connect with us

Nacionales

Campesinos quieren ganarle la ‘batalla’ al canal del Dique

Luis Herrán- El Universal

WENDY CHIMÁ P.

Pese a que muchas de sus cosechas y cultivos están bajo agua, los campesinos de San Estanislao de Kostka (Arenal) y Soplaviento siguen colocando sacos de arena para evitar las filtraciones de agua.

TOMADA DE:eluniversal.com.co

Afecta a Cartagena la recomendación de EE.UU. de no viajar a Colombia? –  Rimix Radio

Nos quedamos sin los cultivos, el Dique se nos metió y eso nunca nos había pasado”, es lo primero que dice Zulay Parra Castillo, residente del barrio Zarabanda en Soplaviento, Bolívar.

Su casa está a orillas del canal del Dique y, según comentó, con las fuertes lluvias que están cayendo en el sur de Bolívar, el canal ha crecido tanto que poco a poco se ha ido metiendo a su vivienda, por lo que pide ayuda de la Alcaldía.

“El agua comenzó a meterse de a poquito y nos pareció raro, porque eso nunca nos había pasado, pero con el paso de los remolcadores las cosas han empeorado, pues ellos pasan rápido y todo el agua va entrando mucho más”, explica Zulay, añadiendo que: “Anteriormente el Dique no pasaba del ras del muro, pero ahora se subió más y quedamos sin cosecha”.

Zulay, quien vive con su esposo y dos hijas, es una de las tantas personas afectadas por las inundaciones del canal del Dique, por lo que muchos campesinos han decidido llenar sacos de arena para colocarlos a orillas del Dique y así mitigar el impacto que este agua está causando en la comunidad.

“El Dique cada día crece entre 3 y 4 centímetros, lo que representa unos 20 o 25 centímetros a la semana, por eso siempre estamos pendientes del nivel del agua y de todas las zonas afectadas para evitar alguna tragedia, pero con las lluvias la cosa se ha complicado”, comenta José Darío Alfaro, líder campesino de San Estanislao de Kostka (Arenal).

Los trabajos
Desde que se rompió el jarillón en Cara de Gato en San Jacinto del Cauca, los campesinos de estos municipios decidieron unirse para liderar la estrategia con la que buscan mitigar el impacto que el Dique puede causar en sus zonas en caso de aumentar mucho más su nivel.

“Al ver que las lluvias comenzaron en el Magdalena y todas las afectaciones que han tenido en estas zonas, nosotros comenzamos a verificar los puntos que podían ser críticos y los que necesitaban refuerzo en los muros de contención, pero llegaron las lluvias y han salido más puntos de los que pensábamos”, explica Alfaro.

¿Qué están haciendo? Cada mañana José, junto a otros campesinos de Arenal, llegan hasta donde funcionaba el puerto antes de que hicieran el puente y miden el nivel del Dique, luego comienzan a llenar sacos de arena para subirlos a una lancha y llevarlos hasta las zonas afectadas.

“Estos sacos los ponemos a orillas del Dique, en los puntos críticos, para mitigar el impacto del agua, pero con la creciente que ha tenido, nos ha tocado reforzar muchas de esas zonas donde ya los habíamos puesto”, asegura el líder.

Cada día trasladan entre 100 y 150 sacos desde donde la comunidad subía al ferri hasta los puntos afectados.

“El agua ha ahogado cosechas de yuca, plátano, ñame, y eso está afectando a las familias campesinas que viven de esto. Los ganaderos también han tenido que sacar a sus animales para evitar que se ahoguen o mueran de hambre, pues el pasto también ha quedado bajo agua”, señala.

Estamos trabajando 24/7 de la mano con la comunidad y esperamos poder mitigar antes de tiempo el impacto que pueda traer el Dique”.
Rafael Valle, Alcalde de Arenal

Esta labor la están haciendo los campesinos de la mano de la Alcaldía Municipal y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, entidades que les han donado arena y sacos para que coloquen de refuerzo en estas zonas.

“Nosotros nos estamos preparando para cuando llegue octubre, que es el mes de las lluvias. Ese mes en promedio el Dique sube a unos 40 o 50 centímetros semanales. La idea es que cuando llegue ese momento ya podamos tener más controlada esta situación, pues no queremos que ocurra como en el 2011, cuando nos inundamos”, enfatiza el líder.

Reubicación
Rafael Antonio Torres residía en una finca en Las Piedras junto a su esposa, hijo y padres, pero la fuerza del Dique los obligó a salir del lugar.

“Nuestra finca está a orillas del Dique y se nos comenzó a meter el agua, por eso tuvimos que sacar nuestras cosas, pues ya perdimos los cultivos de plátano, ají y yuca, y puede ser peor”, comentó Rafael Antonio Torres. El martes fue la reubicación de las más de 60 o 70 familias afectadas por las inundaciones.

“Los niveles del Dique vienen superando todos los trabajos que hemos venido haciendo como son las estocadas y los sacos, por eso estamos trasladando a todas estas personas del corregimiento, aseguró el alcalde, quien explicó que en reunión con el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y el gobernador de Bolívar, “pedimos maquinaria amarilla, sacos, ACPM o gasolina”.

 

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE