Connect with us

Internacional

Venezuela, un país petrolero que se queda sin combustible

Las personas que necesitan combustible hacen filas con sus carros desde la noche anterior para ser los primeros que atiendan cuando abran las estaciones. A veces no alcanza para ellos. FOTO GETTY

JULIANA GIL GUTIÉRREZ |

La última vez que Juan Carlos Araque encontró una estación de gasolina abierta y con combustible fue a finales de febrero. Desde entonces no ha podido abastecer su camioneta porque en Táchira, estado fronterizo con Colombia, no hay suministro. Araque recuerda bien que ese día solo consiguió 30 litros de carburante, cuando a su carro le caben 60. Ya no lo saca porque, en una Venezuela con abundancia petrolera, la gasolina es oro que se guarda para eventuales contratiempos que, espera, nunca lleguen.

TOMADO DE: elcolombiano.comGuillermo Zuluaga renunció a ser director de la Fiesta del Libro

Aunque el país vive en estado de emergencia y cuarentena total desde mediados de marzo, lo que supone que la gente no necesita circular por la calle, las filas en las estaciones de servicios tardan noches enteras. Las personas no se movilizan a sus trabajos, salvo que sean personal médico o colaboradores del Estado, pero aún así las colas en las bombas son interminables. Una vez llega su turno, según la indicación que dio el Gobierno, un comprador tienen un cupo limitado.

Le puede interesar: En Venezuela silencian a la ciencia con un “tun tun”

Quince litros para pacientes crónicos, productores agropecuarios y empresarios de alimentos; cada siete días y soportando, en teoría, colas de entre 4 y 5 horas. “Pero eso no se cumple. Si un usuario común necesita combustible le cobran 50 mil pesos o 20 dólares por hacer la fila”, cuenta Araque. Cuando no hay gasolina en las estaciones oficiales está la opción de la reventa de los pimpineros. Por una pimpina (caneca), que tiene unos 20 litros, piden 80 mil pesos colombianos. Ese carburante sale de la frontera.

A Ricardo Villalobos le han ofrecido ese combustible en el estado Zulia. Sabe que es extranjero por la coloración y el olor que emana de los recipientes en los que lo guardan los comerciantes que lo venden en las carreteras. “Te dicen que lo traen desde la frontera con Colombia. No es el que vende el Estado porque no lo ofrecen en las estaciones de servicio”, cuenta.

Lea también: Los pendientes para la atención a venezolanos que deja la covid-19

Venezuela es un país petrolero. En tiempos de bonanza enviaba embarcaciones con crudo a Cuba, Haití o Nicaragua, en sus fronteras la gasolina se compraba a bajos costos para luego revenderla en Colombia a precios internacionales. Eran tiempos de prosperidad, con un barril que superaba los 100 dólares y Hugo Chávez como presidente, pero ya vive una realidad ajena. Al automotor, como si fuera otra vez el comienzo del siglo XX, lo reemplazaron las piernas y llevar los paquetes a cuestas.

Origen de la escasez

La última vez que Ronald Balza le echo combustible a su carro fue el 15 de marzo, el mismo día que comenzó la emergencia nacional. Al día siguiente tuvo la oportunidad de volver a tanquear el vehículo, pero no lo hizo porque había una fila muy larga. Hoy se arrepiente de no aprovechar esa oportunidad. Desde entonces está inmóvil, sin salir, porque sabe que ese carburante puede ser necesario luego.

Puede leer: Maduro aleja el escenario de unas elecciones en Venezuela este 2020

Balza es decano de Economía de la U. Católica Andrés Bello y explica que en Venezuela por mucho tiempo el precio de la gasolina fue prácticamente “nulo”, pero había suficiente para no hacer colas. “La capacidad de explotación de petróleo también se vino al piso porque no hubo inversión en estos años. Gastaban en dólares, pero no mejoraban la infraestructura. Luego llegaron las sanciones que impiden la venta del crudo”, explica.

Desde donde se le mire, una buena parte de los contratiempos del país tienen que ver con el petróleo. Las administraciones de Chávez y Nicolás Maduro no mejoraron su infraestructura petrolera para extraer el recurso. Parte de lo que explotaban era donado a Centroamérica, otra más se utilizaba para pagar la deuda externa y la restante comenzó a quedarse en sus refinerías ante las sanciones que ha impuesto Estados Unidos.

Si no hay quién compre, no entra dinero, no se dinamiza la economía y los ciudadanos empiezan a sentir esos embates. La inflación en abril fue de 80 %, según la Comisión Económica de la Asamblea Nacional. “Los precios se han acelerado cuatro veces más que en marzo y febrero. Eso hace que la inflación interanual sea de 4.210 %”, explica el diputado Ángel Alvarado. Así, con una economía por el piso, ahora en plena cuarentena por el coronavirus Venezuela siente su crisis a través del combustible.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

Las estaciones de servicio son manejadas por el Estado y su combustible es de Petróleos de Venezuela. La compañía no ha entregado cifras sobre la disponibilidad de carburante en el país. Así las cosas, la gasolina que se consigue es llevada desde la frontera con Colombia y se vende a precios que no están regulados por el Estado. El recurso, que era manejado en lo público, ahora está en un monopolio privado del que se desconocen sus actores. Versiones indican que es comercializada por grupos ilegales.

AMIR RICHANI
Analista ClipperData
Uno de los desafíos clave de Venezuela en el futuro será encontrar nuevos clientes para su petróleo. Las sanciones estadounidenses están reduciendo considerablemente el apetito extranjero por hacer negocios con PDVSA debido al temor a la exposición a sanciones secundarias. A medida que los mercados globales cierren las puertas a Venezuela y el país se encuentra con pocos lugares para enviar su crudo, su propia capacidad de almacenamiento disminuirá y posiblemente reducirá los niveles de producción nacional. Mientras tanto, algunas empresas internacionales se abstienen de hacer negocios con Venezuela. Exxon Mobil dijo recientemente que ya no usaría barcos que hayan transportado petróleo venezolano en el último año por temor a exponerse a sanciones. Sin embargo, seguimos viendo envíos de venezolanos.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE