Connect with us

Económicas

¿Se le prorrogará a consorcio el contrato de Hidroituango?

Según los pronósticos de EPM y el avance de las obras, que está en el 83 por ciento, Hidroituango entraría en operación antes de terminar el 2022. Foto: Jaiver Nieto

Pese al litigio jurídico que tiene EPM con los constructores, negocian la continuación del contrato.

Por: Alejandro Mercado

Un nuevo reto tiene la nueva junta directiva de EPM para sacar adelante la terminación del cuestionado proyecto energético de Hidroituango.

La llegada de Daniel Quintero a la alcaldía de Medellín y, por ende, a la presidencia de la junta directiva de EPM, encargada del proyecto, puso este año a los contratistas en el ojo de la tormenta por las decisiones tomadas por el mandatario local y la gerencia de la empresa.

La principal de estas es una eventual demanda al consorcio diseñador Generación Ituango (compuesto por Integral y Solingral S. A.), al consorcio constructor CCC Ituango (integrado por las firmas Camargo Correa, Conconcreto y Coninsa-Ramón H) y al consorcio interventor Ingetec-Sedic, por un presunto detrimento de 9,9 billones de pesos producto del daño emergente y el lucro cesante.

A esta situación se le suma ahora la terminación del contrato de construcción el 31 de este mes, cuando Hidroituango lleva un avance del 83 por ciento, por lo que se negocia si CCC Ituango seguirá o no construyendo la megaobra.

Lo único dicho por EPM es que están en negociación, pero no quisieron entregar más detalles, al ser un asunto que está en proceso.

Hace dos semanas, en un debate del Concejo de Medellín, el gerente Álvaro Guillermo Rendón se refirió al tema para aclarar las dudas de los cabildantes y dejó entrever que el consorcio seguiría.

Hay una carta de intención de todos los involucrados para ampliar el plazo de los contratos hasta finalizar la obra. Los estamos llevando hasta el 31 de diciembre del 2021, pero en el curso de ese año, cuando tengamos agotado el trámite de vigencias futuras, lo ampliaríamos hasta terminar el proyecto”, contó el gerente.

Rendón aclaró que en dicha carta hay un aparte que estipula la necesidad de contemplar un plan B, “porque la matriz de riesgos dice que hay unos organismos de control actuantes y también hechos inesperados de la naturaleza que pueden venir y que no pueden cogernos descubiertos para mantener el ritmo del proyecto”.

(Además: Inicia conciliación de $ 9,9 billones por los líos en Hidroituango)

Y aseguró que si bien aún no se han firmado los contratos, el ambiente va en esa dirección.

Lo mismo expresó el alcalde Quintero, quien aseguró que lo mejor para el proyecto es que CCC Ituango continúe con las obras hasta terminar Hidroituango y ponerlo en operación en 2022.

El mandatario enfatizó que dicho contrato nunca se ha buscado ni querido terminarlo.

“Eso nunca se ha puesto en duda. Llegaron a decir que yo tenía un consorcio chino (para terminar Hidroituango), lo cual es, precisamente, un cuento chino. Ellos (CCC Ituango) tienen un compromiso porque esa represa no la dañamos nosotros, fueron ellos, por lo que tienen que arreglar la situación. Ya si el consorcio decide no continuar, tenemos un plan B, C, D, E y F, pero hasta ahora sabemos que tienen toda la intención de continuar”, expresó Quintero.

En caso de tener que hacer uso de esas alternativas, aseguró que se generarían algunos retrasos en Hidroituango, pero que no serían tan significativos como para poner en riesgo el proyecto.

Algo con lo que no concordó el concejal Daniel Duque, quien opinó que es difícil que haya una prórroga en dicho contrato y que la llegada de un nuevo constructor significaría un ‘parón’ importante en Hidroituango.

“Hay una discusión extrajudicial en medio de una conciliación que ha roto el ambiente de trabajo entre EPM y los contratistas (…). La llegada de un nuevo contratista implica hacer un empalme con los actuales constructores, desmontar el campamento que ya hay para montar otro y sacar toda la maquinaria pesada del anterior consorcio para ingresar maquinaria nueva. Podríamos estar ante un eventual parón de las obras de Hidroituango desde el 1.º de enero del 2021, y eso sí que sería grave porque está en riesgo la soberanía energética”, opinó Duque.

De otro lado, la concejala María Paulina Aguinaga, quien desde 2016 ha hecho control y seguimiento a los líos de Hidroituango, manifestó que, a pesar de las quejas que tiene con los contratistas actuales por adiciones presupuestales e incumplimiento en los cronogramas, lo mejor para la obra es que ellos sigan. Aguinaga agregó que se le debe hacer un seguimiento riguroso para evitar más sorpresas.

“Mi preocupación es que pase lo que pasó con el contrato inicial, que inicialmente era de 1,89 billones de pesos, pero resulta que al 31 de agosto de este año ya se le han hecho pagos de casi 4,5 billones, esto es un 138 por ciento adicional. Entonces sí, sabemos que no es conveniente a estas alturas cambiar al contratista, pero tampoco es conveniente seguir haciendo adiciones, pagos y demás sin que se tenga ningún control”, expresó la concejala.

Con el panorama así, parece que la continuidad de CCC Ituango al frente del megaproyecto está más por su lado y dependería de ellos el continuar o no.

EL TIEMPO intentó comunicarse con el consorcio para conocer su postura sobre la prórroga del contrato, pero el cuestionario que solicitaron para hacerlo, al cierre de esta edición, no había sido entregado.

ALEJANDRO MERCADO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE