Connect with us

Nacionales

El rifirrafe por los buses eléctricos del Metroplús

Los buses eléctricos ruedan por la ruta 0, entre Caribe y Belén La Palma. Se mueven por la avenida 80. FOTO MANUEL SALDARRIAGA.

POR MIGUEL OSORIO MONTOYA

La operación enfrentó a funcionarios de la alcaldía actual con la anterior. Hay quejas sobre el funcionamiento del sistema y la carga de los vehículos.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Nuevas medidas para viajes en avión en Colombia por covid-19 – Rimix Radio

Mucho de qué hablar han dado los 64 buses eléctricos que llegaron a Medellín en 2019. En septiembre de ese año fueron recibidos con pompa: se les hizo seguimiento desde el puerto de Buenaventura, por donde desembarcaron, provenientes de China. Y, desde ese recibimiento mediático, no han parado de ser noticia. El último hecho relacionado con ellos tiene enfrentadas a la actual y pasada administración.

La cosa se resume así: de los 64 buses que llegaron, la ciudad pone 30 en funcionamiento cada día. Entre los 64 se van rotando, lo que significa que ninguno permanece parqueado todo el tiempo, pero tampoco se utilizan todos a la vez.

Desde el Metro explicaron que los 64 buses se mantienen activos, lo que garantiza que cualquier novedad pueda reportarse al fabricante.

La operación de los carros ha sido a cuentagotas, lo que ha generado cuestionamientos. En marzo de 2020, en un informe publicado por este medio, el Metro —empresa que opera los buses— explicó que 17 de ellos ya rodaban por la ciudad.

Juan David Valderrama, excandidato a la Alcaldía de Medellín, se quejó, vía Twitter, de que los buses estuvieran guardados, en vez de operar todos a la vez. “Nuestra ciudad no se puede dar el lujo de tener estos buses parqueados, no solo por la inversión que significó para el municipio, sino por el alivio que nos daría usarlos y el aporte al medio ambiente”, dijo en redes sociales.

Consultado al respecto, Valderrama amplió su cuestionamiento. Dijo que utilizar los 64 buses se hace urgente en medio de la pandemia. “Teniendo en cuenta el distanciamiento social, creo que esos carros podrían ayudar mucho a descongestionar el metro. Esos vehículos se convirtieron en un lucro cesante. Si hay una flota nueva, hay que darle uso”, consideró el excandidato.

Añadió, además, que “ha faltado voluntad política para ponerlos en pleno funcionamiento”. Los buses, que tuvieron una inversión de $75.160 millones, operan hoy en la Línea 0, que comunica a Caribe y Belén La Palma, por la 80. También ruedan por la L1 y L2, entre Aranjuez y la U de Medellín.

Explicaciones
Esa falencia en la operación causó un choque de versiones entre la actual y anterior administración. Luego de la queja de Valderrama, el recién salido secretario de Movilidad, Carlos Cadena, explicó algunas de las dificultades. Vía Twitter, también, expresó que cuando llegaron a la alcaldía, en 2020, encontraron problemas en la carga de los vehículos. Según Cadena, uno de los patios— en donde se cargan los carros— estaba construido de manera provisional. Otro de ellos, argumentó, funcionaba al 66% de su capacidad.
Cadena añadió que durante su administración se aumentó en 35% la capacidad de carga.

Consultado sobre el particular, el secretario de Movilidad de Medellín durante la adquisición de los buses, Humberto Iglesias, dijo: “El Área Metropolitana nos sugirió hacer un uso paulatino de los buses. Había que ‘testearlos’ y, mientras tanto, adelantábamos la infraestructura de carga. El alcalde actual comete una imprecisión al decir que los buses se compraron sin cargadores. Lo cierto es que los adquirimos con 12 cargadores, de los cuales dejamos seis instalados”.

Añadió: “La administración actual cambió los planes y movieron los cronogramas. Ahí se retrasó un poco la implementación”. Cadena, por su parte, explicó que ese cambio se debe a la consolidación del proyecto del metro de la 80. Con esta obra definida, un patio de carga se construirá en la zona de influencia del futuro metro. Allí, según Cadena, la anterior administración había pensado en uno provisional.

En una respuesta escrita, el Metro se refirió a los cargadores: “Actualmente se cuenta con cuatro cargadores operativos en el patio Universidad de Medellín, habilitados en diciembre de 2019. Además, hay seis cargadores operativos en el patio Fátima habilitados en enero de 2021, los cuales son suficientes para las necesidades de recarga de los buses”.

Una alternativa
Andrés Emiro Díez, miembro del grupo Investigación en Transmisión y Distribución Eléctrica, consideró que el problema de los cargadores tiene una solución. La explicó así: “Además de los cargadores, debe explorarse la carga en movimiento. En investigaciones hemos encontrado que poner catenarias podría solucionar este problema. Se pondrían tramos muy cortos de catenaria para que los buses se carguen mientras transitan. Según nuestros estudios, bastaría con un 20% del trayecto con catenarias para solucionar el problema”.
En palabras sencillas, la catenaria es el cable aéreo que suministra energía a los vagones, en caso de que sea un tren. Acá, según el investigador, bastaría hacer unas adaptaciones simples a los techos de los buses.

Esa propuesta ha sido escuchada por el Metro, que ha estado al margen de la discusión entre las administraciones.

Seducir a los privados
Hasta ahora, solo una empresa privada de transporte se ha animado a adquirir buses eléctricos en Medellín. “La cantidad de buses eléctricos que tenemos es ínfima. Tenemos que incentivar a los privados para que pasen sus buses a tecnología eléctrica”, expresó Daniel Carvalho, concejal de Medellín.
Fernando Montoya es el gerente de Masivo de Occidente, la única empresa privada con buses eléctricos de Medellín. Tienen cuatro vehículos que ruedan por las laderas de Belén. “Llevamos nueve meses operándolos y, en general, nos ha ido muy bien con ellos. Lo difícil va a ser que los transportadores privados, en tiempos de pandemia, puedan jugársela por eléctricos. Ahora apenas nos estamos manteniendo”, concluyó Montoya

30 buses eléctricos de Metroplús ruedan hoy por las calles de Medellín. En total son 64.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
MEDELLÍN TIENE UN PLAN PARA 2050
Según el Plan de Acción Climática de Medellín, construido por la actual administración, la ciudad tendrá, para 2050, una flota 100% eléctrica de transporte público. El documento estipula que el 80% de los taxis será también eléctrico. Al respecto, Andrés Emiro Díez, miembro del grupo de Investigación en Transmisión y Distribución Eléctrica, la meta puede ser alcanzada mucho antes. “Creo que a 2030 podremos tener casi toda la flota de la ciudad en tecnología eléctrica. Esto teniendo en cuenta que los buses a gas pueden ser repuestos en este lapso”, comenta Díez. Algo similar considera Humberto Iglesias, secretario de Movilidad de Medellín entre 2016 y 2019: “La meta de 2050 me parece lejana. Creo que se logrará antes”.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE