Connect with us

Vida

Para cuidarse, conozca su cuerpo

ILUSTRACIÓN SSTOCK

Los datos de la Organización Mundial de la Salud en torno al sobrepeso y la obesidad son alarmantes: más de 1.900 millones de adultos tenían sobrepeso en 2016, de los cuales 650 millones eran obesos. En ese año, alrededor del 13 % de la población adulta mundial (un 11 % de los hombres y un 15 % de las mujeres) son obesos.

Estos problemas, sobrepeso y obesidad, están vinculados a un mayor número de muertes que la insuficiencia ponderal (desnutrición), y la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo desde 1975.

TOMADO DE: elcolombiano.comAntioquia - Medellín | El Colombiano, noticias.

Las principales consecuencias que trae esta enfermedad, dice la OMS en términos generales, son enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos del aparato locomotor y algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon). Aunque la obesidad se puede prevenir, sigue en aumento.

Sin embargo, ¿cuál es la diferencia entre el sobrepeso y la obesidad?, ¿el hecho de que una persona tenga sobrepeso pone en riesgo su salud? Depende. Mire por qué.

La nutricionista Magnolia Escobar, magíster en salud pública y autora del libro Inteligencia en la mesa (2015), explica que el índice de masa corporal es una de las formas más famosas para saber si hay un desbalance en el peso. Este se obtiene dividiendo el peso en kilogramos entre la estatura en metro cuadrados. Si el resultado está entre 18,5 y 24,9, se considera que el peso es normal. Si está entre 25 y 29,9 se habla de sobrepeso. Si el resultado da más de 30, hay un problema de obesidad que puede variar de uno a tres grados.

Pero esa no es la única variable que se debe tener en cuenta a la hora de decidir si es momento de bajar unos kilos, tampoco es la única que indica si hay un riesgo de salud. Escobar señala en su libro que otros indicadores como la circunferencia de la cintura, el índice de grasa visceral, la circunferencia de la pantorrilla y el estudio de la composición corporal permiten establecer si la persona está en el peso adecuado y si hay riesgo de enfermar cuando se pasa el límite.

“Alguien bien atlético puede ser muy pesado para su estatura, pero eso no se considera sobrepeso porque se debe a su masa muscular o lo que se conoce como masa magra”, explica la nutricionista, y añade que bajar de peso no es una decisión que se toma sin la guía de un nutricionista dietista. “Es necesario hacer una serie de chequeos para ver cómo está el cuerpo y qué se necesita modificar”.

¿Por qué quiero bajar?

En los procesos de pérdida de peso, incluso en los que son guiados por un profesional, hay un componente mental que no se puede dejar de lado, dice la nutricionista Andrea Rojas Carrasco, fundadora de la Asociación de Nutricionistas Unidos y Actualizados, Nuya.

Ella recomienda, una vez hechos los chequeos médicos, preguntarse por qué se quiere bajar de peso. “Muchos logran metas de pérdida en las primeras semanas y luego se estancan; sin embargo, hay emociones, pensamientos y percepciones sobre el cuerpo propio que no desaparecen así la persona baje de peso”, dice Andrea, quien enfoca su trabajo desde la psiconutrición.

Esto puede pasar, argumenta, porque la persona no ha interiorizado cuál es la importancia de tener un peso adecuado o porque perder peso se vuelve una prioridad estética y no de salud. “Uno encuentra pacientes que se frustran porque quieren bajar de peso para verse de cierta forma. Los niveles de cortisol (conocida como la hormona del estrés) se mantienen en niveles muy altos durante mucho tiempo, y esto empieza a generar una mayor captación de depósitos de grasa. Se vuelve un círculo vicioso, así que antes de iniciar cualquier proceso hay que cambiar los hábitos mentales”, explica la nutricionista.

Ella menciona algunos como preguntarse por qué come ciertos alimentos o por qué está obsesionado en bajar de peso, qué relación ha tenido con los términos “gordo” o “flaco” y qué experiencias, positivas o negativas, ha tenido en la vida relacionadas con la alimentación. “Llevar todo eso de la mano de profesionales, de la psicología y la nutrición, puede ayudar a entender que no se trata solamente de contar calorías o pararse en una báscula”.

Por su parte, la psicóloga clínica Stephany Muñoz comenta que los factores biológicos afectan las emociones y viceversa. Esto quiere decir que si una persona tiene una aspiración de verse de cierta manera, y no lo logra, se pueden desarrollar síntomas de ansiedad o depresión. “En eso influyen mucho los estereotipos que se reciben de la publicidad, las redes sociales y los medios masivos”.

No todos los cuerpos son iguales y puede que usted esté comparando el suyo con alguno que, por más que baje de peso, no es el que tiene de forma biológica. La nutricionista Magnolia Escobar habla de tres complexiones: recia, fuerte y ligera. La primera son personas que ganan peso con facilidad y tienen un metabolismo más lento. La segunda son quienes tienen músculos definidos y son fuertes de manera natural. La tercera son quienes no ganan peso fácilmente y tienen una estructura ósea más fina.

También, recuerda la psicóloga Stephany Muñoz, puede suceder lo contrario: cuando hay un desbalance emocional o mental, las personas lo pueden reflejar teniendo atracones de comida, o dejando de comer completamente.

En algo concuerdan las profesionales consultadas: cuando se trata de peso corporal no hay fórmulas totalizantes ni recetas mágicas. Cada persona es un mundo y por eso la mejor forma de luchar contra la obesidad es haciendo frente al hábito mental detrás de ella. No lo haga solo, consulte los médicos.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

1
Pregúntese cuáles son sus hábitos con la comida, qué es lo que lo motiva a alimentarse.
2
Aclare por qué quiere bajar de peso, ¿el médico ya le dijo que su salud está en riesgo?
3
Mire su cuerpo y complexión y analice si lo que busca es imitar otras formas corporales.
4
Consulte con un psicólogo si es necesario hacer un trabajo mental para mejorar sus hábitos.
5
En www.nutricionistasnuya.com encuentre nutricionistas dispuestos a darle una asesoría gratis.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE