Connect with us

Nacionales

Ocupan millonarios bienes de dos de los cerebros del ‘Robo del Siglo’

La edificación cuenta con cuatro plantas y está ubicada en la calle 16 con carrera 9. La bóveda fue perforada. Foto: Manuel Cruz Jurado

Fiscalía y el Gaula de la Policía ubicaron 17 bienes avaluados en 20 mil millones de pesos.

Por: Justicia

En la madrugada de este miércoles, agentes del CTI de la Fiscalía y un grupo de unidades élites del Gaula de la Policía, concluyeron la operación Prolíficos, con la que se logró la captura de 70 delincuentes, reincidentes en casos de extorsión y secuestro.

A la vez, entraron a extinción de dominio 31 bienes avaluados en  más de 21 mil millones de pesos, confirmó el saliente director del Gaula de la Policía, el general Fernando Murillo Orrego. El oficial asume a partir de hoy la dirección de la Policía Judicial, Dijín.

El director del Gaula señaló a EL TIEMPO que entre los bienes que entraron a extinción de dominio se encuentran 17 inmuebles, avaluados en 20 mil millones de pesos, a nombre de familiares de Jaime Eduardo Gómez Jaramillo – fallecido – y su sobrino Hernán Jaramillo Gallego, quienes participaron en el denominado ‘Robo del Siglo’.

Entre el 16 y 17 de octubre de 1994, un grupo de hombres ingresó a la sede del Banco de la República ubicado en Valledupar, Cesar. Sin disparar un solo tiro, los delincuentes hurtaron $ 24.000 millones.

(Por contexto, le sugerimos leer: Así se robaron $ 24.000 millones de un banco sin hacer un solo disparo)

De hecho, dentro de la investigación adelantada para la época de los hechos se advierte que Hernán Jaramillo Gallego, era socio de Jaime Bonilla Esquivel, quien fuera integrante de la Policía. Jaramillo Gallego se encargó de coordinar el ingreso de los hombres al Banco por lo que fue condenado a 15 años de prisión.

En tal sentido, el general Murillo señaló que con base en el trabajo articulado con la Fiscalía General se logró la ubicación e identificación de los bienes inmuebles que entraron a extinción de dominio.

Jaramillo Gallego en la actualidad goza del beneficio de casa por cárcel – por problemas de salud y por su avanzada edad – ya que fue condenado por el secuestro en 2016 de Giovanny Andrés Hernández Olaya, gerente para ese momento de la empresa La Riviera, por quien pedían US$ 1.600.000 por su liberación.

Un investigador del Gaula de la Policía señaló a este diario que los Jaramillo después de recuperar su libertad por los hechos del Banco de la República siguieron delinquiendo.

«En el 2006 fueron capturados por el delito de hurto agravado y calificado por haber participado en el robo de una relojería Suiza en el norte de Bogotá. De allí se llevaron mercancía avaluada en 150 millones de pesos, la cual nunca fue recuperada«, aseguró el investigador.

En el 2003, fue capturado Jaime Eduardo Jaramillo por robarse unos cheques en una sede del SENA, «lo capturaron en flagrancia», señaló el Policía del Gaula.

«La extinción del dominio se hace con base en una línea de tiempo que nace de 1994, que es cuando se tiene el primer antecedente de ellos, hasta la fecha. Así se identificaron 17 bienes inmuebles, que no estaban en cabeza de ellos sino de sus familiares. Ellos nunca colocaban bienes a su nombre«, aseguró el investigador.

(Podría ser de su interés leer: Francisco Barbosa instala primera piedra de búnker de Fiscalía en Cali)

De igual forma, los investigadores lograron establecer que Jaime Eduardo, después del secuestro del gerente de La Rivera, hizo una venta ficticia de una bodega a su esposa e hijos, «la venta fue por 2.300 millones de pesos. En esa época los hijos tenían 18 o 20 años y su capacidad económica no daba para tanto«.

Otros resultados: 

De acuerdo con la Fiscalía y el Gaula de la Policía los seguimientos a estas redes de extorsionistas empezaron hace 6 meses, a través de varias investigaciones simultaneas.

La gran mayoría son reincidentes y realizaban llamadas amenazantes a los diferentes gremios y comunidad en general, en  Bogotá y Medellín, y en gran parte de los departamentos del país.

Entre los casos sobresale, que varios docentes de Ocaña en Norte de Santander «empezaron a recibir mensajes vía celular por parte de sujetos que se identificaban como miembros del Epl, los cuales les realizaban la exigencia de 120 millones de pesos, a cambio de no atentar contra sus vidas o sus familias«, señala la Policía en un comunicado.

(Podría ser de su interés leer: En redada contra extorsión carcelaria capturan a miembros del Inpec)

Señalan que con el paso de los días, las amenazas dieron paso a atentados en contra de las residencias de los afectados. «Las cámaras de seguridad son testigo de como uno de los delincuentes llegaba casi a la media noche a una de las residencias, realizando varios disparos con arma de fuego hacia los portones y ventanas, para posteriormente emprender la huida. Lo anterior, como mecanismo de intimidación y con el ánimo de crear zozobra en los profesores».

Los investigadores del Gaula lograron establecer que no eran integrantes del Epl, sino que se trababa de una banda de delincuencia común, que era liderada por Leonardo Becerra Carvajalino, un hombre de 26 años de edad, con antecedentes por constreñimiento ilegal, daño en bien ajeno y hurto calificado.

JUSTICIA

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE