Rimix Radio
Nacionales

Nuevo hito constructivo despejó horizonte de metrocable Picacho

POR JUAN DIEGO ORTIZ JIMÉNEZ |

Las obras para dejar a punto el sexto metrocable que tendrá Medellín entraron en su recta final tras la terminación este fin de semana del empalme y tensión del cable tractor de Picacho, la línea del masivo que se construye en el noroccidente.

TOMADO DE: elcolombiano.comAntioquia - Medellín | El Colombiano, noticias.

Nuevo hito constructivo despejó horizonte de metrocable Picacho

El proceso llevado a cabo fue el mismo que estaba en ejecución el pasado 7 de enero, cuando el cable portador tractor, que aún no había sido empalmado, cayó sobre la Autopista Norte, luego de que fallaran los cables auxiliares que lo sostenían durante la maniobra de montaje.

El cable, por el que se movilizarán las 138 cabinas, forma un anillo cerrado de seis kilómetros: 2.700 metros de ida, la misma longitud de regreso, más 600 metros de los contornos en los extremos.

El procedimiento de este fin de semana, según explicó Diego Alexander Calderón Chica, coordinador del proyecto Metrocable Picacho, fue el siguiente: se empalmó el cable, se tomaron las dos puntas de 80 metros de longitud y fueron sobrepuestas. Luego de que estas se destrenzaron de forma manual, se abrieron los hilos y se entrelazaron de nuevo. Por último, el cable se soltó y, gracias a su mismo peso, quedó templado.

“Todo esto lo hicieron los mismos técnicos, no hay robots, equipos de soldadura, ni equipos de punta. Este proceso muestra el contraste entre la alta tecnología en los procesos de ingeniería que tienen estos sistemas, versus seguir utilizando métodos convencionales”, precisó.

Esta semana se realizará una prueba de magnetografía (radiografía interna) para ver que la zona del empalme haya quedado bien y poder continuar así con la construcción.

Estado del proyecto

El proyecto, adjudicado el 20/11/2017, es construido por la Unión Temporal UT Metrocable Línea P, conformada por la firma francesa Poma, con sucursal en Colombia.

El avance del contrato (obra civil y componente electromecánico) es de 89 %, con corte a la primera semana de noviembre, según el Metro.

Acevedo, la estación inicial y de integración con la Línea A, reporta 80 % de ejecución. Avanza la instalación del componente electromecánico y finalización de cubiertas y techos. Una vez culminen estos, seguirá la obra blanca y el acabado estético. Esta es la zona más compleja de la obra, por la coincidencia con la operación de la Línea A; por eso, los trabajos difíciles solo se realizan en las madrugadas.

La estación de retorno, punto final del sistema y donde estará el garaje de cabinas, registra el mismo porcentaje de avance (80). Los puntos intermedios (Sena y Doce de Octubre), tienen 89 % de desarrollo. Ya culminó su infraestructura y restan las instalaciones de ascensores, acometidas eléctricas para torniquetes, circuito cerrado de televisión y megafonía.

La construcción ha tenido retrasos con su cronograma debido a la mencionada caída del cable (07/01/2020) y a las limitaciones propias de la pandemia, por la dificultad para el ingreso de técnicos al país y las medidas de bioseguridad ordenadas para ejecución de obras públicas.

Sin embargo, tras alcanzar este hito constructivo, la meta es finalizar las obras civiles el 31 de diciembre, realizar pruebas en enero y empezar la operación antes de que culmine marzo. Las cabinas están guardadas en un parqueadero en el municipio de Copacabana.

El más grande del sistema

Con la posibilidad de movilizar 4.000 pasajeros hora/sentido, el metrocable Picacho tendrá la máxima capacidad para este tipo de tecnología denominada Góndola Monocable Desenganchable (GMD).

Los cinco metrocables que operan en Medellín oscilan entre los 1.200 (Arví) y los 3.000 (Santo Domingo y San Javier) pasajeros hora/sentido, con telecabinas para ocho personas sentadas y dos de pie. Las góndolas de Picacho serán más grandes: llevarán 10 usuarios sentados y dos de pie.

Se moverá a una velocidad de 5,5 metros por segundo, a diferencia de los cables ya existentes en Medellín, que avanzan a 4,5 metros por segundo. Por eso el diámetro del cable instalado el fin de semana es mayor (56 milímetros).

El Transmicable de Ciudad Bolívar en Bogotá, inaugurado en diciembre de 2018, moviliza 3.600 usuarios hora/sentido, con cabinas para 10 personas. Las ocho líneas de La Paz (Bolivia) transportan 3.000 pasajeros hora/sentido, al igual que el Complejo Favelas do Alemão, en Río de Janeiro.

La obra beneficiará a 420.000 personas y directamente a unas 160.000 pertenecientes a 37 barrios y 12 sectores de las comunas 5 y 6 de Medellín, y la comuna 1 de Bello. El cable representará ahorro de tiempo y dinero, y la posibilidad de disfrutar más de 30.000 metros cuadrados de espacio público adicional alrededor de las estaciones.

Se calcula que una persona tardará 11 minutos con 7 segundos desde Acevedo hasta la última estación.

Con su operación, según el Metro, se dejarán de liberar 979 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

Esta será la sexta y, en el mediano plazo, la última línea de metrocable que tendrá el sistema masivo del Valle de Aburrá. Dentro de la última versión del plan de expansión del metro, que trazó los 16 corredores del futuro, no se tiene definido un nuevo cable. La versión anterior del plan concebía un sistema aéreo en Calatrava (Itagüí), el cual fue suprimido en la más reciente actualización (2019). En la comuna de El Poblado está descartado un metrocable por las dificultades urbanísticas que tiene una zona tan consolidada. Allí se estudia la posibilidad de un minimetro o un tren automático.

Related posts

El papá de Sofía Cadavid consumía drogas y le pegaba a la esposa, reveló tío de la niña asesinada

PaisaEstereo

NO es una utopía ver a Cartagena libre de corrupción: Alcalde William Dau

admin

Socorristas atienden incidente en cable aéreo de Palmitas

admin

Leave a Comment