RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

MÉXICO: Muros de un metro de grosor: las medidas de seguridad que tiene el Penal del Altiplano que resguarda a Ovidio Guzmán

MÉXICO:

Ovidio Guzmán, quien fue recapturado el pasado jueves, fue trasladado a esta prisión de máxima seguridad.

TOMADA DE:https://www.infobae.com/

Infobae América México

Luego de la recaptura de Ovidio Guzmán, tras un fuerte operativo por parte de las fuerzas armadas de México, el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Crescencio Sandoval González, informó en la conferencia de prensa mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de este viernes que no se registraron civiles heridos.

Sin embargo, Sandoval indico que durante el operativo, 10 militares perdieron la vida en el cumplimiento de su deber, 35 militares resultaron lesionados, mientras que 19 agresores perdieron la vida y 21 personas fueron detenidas.

También informó que durante el operativo se emplearon naves artilladas debido a que los agresores usaron ametralladoras calibre 50.

“Los agresores emplearon ametralladora calibre 50, por lo que se hizo necesario apoyar con fuego desde aeronaves para poder garantizar al personal militar su seguridad, al personal que intervenir en la operación, también generar seguridad a la ciudadanía, asimismo a las autoridades que puedan intervenir y principalmente buscando disuadir a los presuntos delincuentes de su intención de rescatar al detenido y seguir con las agresiones hacia el personal de las fuerzas federales”, detalló Sandoval.

Tras la detención de Ovidio Guzmán, se dio a conocer que fue trasladado al Penal del Altiplano, una cárcel de máxima seguridad de la que en 2015 su padre se fugó.

En una estrategia de seguridad y para no hacer pública la información, las autoridades mexicanas enviaron primero a dicho penal un convoy de ocho vehículos que partió cerca de las 5:30 pm desde la Fiscalía Especializada en Materia de Delitos Organizados (Femdo) en la capital mexicana y unos 30 minutos más tarde desde el mismo lugar partió un helicóptero.

Imágenes difundidas muestran a Ovidio Guzmán con una barba crecida, y chaleco anaranjado, abordando un helicóptero que lo llevó a la prisión, oficialmente llamada Centro Federal de Readaptación Social número 1 “Altiplano”.

En la misma prisión a la que fue llevado Ovidio Guzmán, han ido a parar otros delincuentes y narcotraficantes importantes de México, como Héctor “el Güero” Palma, socio del Chapo Guzmán; José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, presunto líder del grupo Guerreros Unidos y acusado de la desaparición de los 43 normalistas de la Normal de Ayotzinapa, Guerrero; José Antonio Yépez Ortiz, El Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima; el famoso secuestrador Daniel Arizmendi López, conocido como el Mochaorejas, o Mario Aburto Martínez, a quien se le atribuye el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del PRI en 1994, entre otros.

Afuera del penal también se desplegó un fuerte dispositivo de seguridad con al menos una docena de vehículos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional. Ovidio Guzmán, quien actualmente cuenta con 32 años, es acusado de liderar la fracción de Los Menores, asín al Cártel del Pacífico (o Cártel de Sinaloa), uno de los que se señala como responsable de los mayores envíos de fentanilo a Estados Unidos. Junto a su hermano, Joaquín Guzmán López, Ovidio Guzmán está acusado de en Estados Unidos por cargos de asociación delictiva relacionados con drogas ilícitas.

Medidas de seguridad del Altiplano
Construida entre 1988 y 1990, el gobierno del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, esta prisión empezó a funcionar en noviembre de 1991. Tiene una superficie de 260 mil metros cuadrados, y cuenta con capacidad para más de 700 reos por delitos federales.

De su extensión, 27 mil 900 metros cuadrados corresponden a instalaciones de la prisión, mientras el resto se utiliza como área de seguridad, sala de espera y estacionamientos.

Tiene circuito cerrado de televisión, control de accesos, alarmas, detectores de metal, drogas, explosivos, sensores de presencia y otros. Los muros de sus módulos de máxima seguridad tienen más de un metro de grosor. Las celdas son individuales, los guardias cambian continuamente, y el contacto entre reclusos está, supuestamente, reducido a su mínima expresión. También cuenta con paredes exteriores reforzadas para evitar cualquier tipo de ataque.

Related posts

TSE identifica ataques al sistema para alterar voto de salvadoreños en el exterior

PaisaEstereo

Venezuela y Belarús firman cinco acuerdos de cooperación

admin

PUERTO RICO: Pediatras piden reabrir escuelas

admin