Connect with us

Nacionales

Los temas que preocupan a los habitantes del Aburrá Sur

La pobreza y el desempleo son dos de los frentes que aquejan a este punto metropolitano. En Caldas, por ejemplo, la pobreza llegó al 10,2 % en 2019 (cifra más alta entre los cinco municipios de la zona). FOTO MANUEL SALDARRIAGA

POR EDISON FERNEY HENAO H.

Informe socioeconómico y de competitividad entregó la fotografía prepandemia de esta zona del valle.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Perfil - Juan Carlos Higuita - Violin

La densificación urbana, la pobreza, el desempleo, la salud y la creación de empresa son algunos de los renglones álgidos que también emergen en las realidades de los cinco municipios que integran el Sur del Valle de Aburrá.

Mediante 150 indicadores en 12 dimensiones, el Informe Socioeconómico y de Competitividad del Aburrá Sur 2019, liderado por la Cámara de Comercio de esa zona (Ccas), construyó una radiografía sobre cómo está la calidad de vida en ese punto metropolitano.

El informe, que tiene sus antecedentes en 2013, es una continuación del trabajo que se ejecutaba bajo la metodología de los programas Cómo Vamos, según Jorge Coronel, coordinador de Competitividad de la Ccas. Las conclusiones que el documento presenta serán la base, según expertos, para analizar los impactos reales que trajo la pandemia por la covid-19.

“Si algunos indicadores han venido mostrando deterioro, pese a ser previos a la pandemia, ello genera una alerta. Ya sabemos qué podemos esperar para el documento del año 2020”, afirmó Coronel.

Demografía y pobreza
Para abordar las dimensiones recogidas en el informe, es necesario conocer dos variables transversales mapeadas por este mismo, pues Caldas, Envigado, Itagüí, La Estrella y Sabaneta no escapan a la densificación y a las dinámicas de pobreza.

Entre 2010 y 2019 el crecimiento promedio poblacional en el Aburrá Sur fue de 2,2 %. Aunque el porcentaje no genera alerta, al desagregarlo se evidencia que dos municipios han tenido un crecimiento mayor: Sabaneta y La Estrella registraron 5,9 % y 3,4 %, respectivamente. En su orden, Envigado, Caldas e Itagüí crecieron 2,3 %, 1,3 % y 1,2 %.

Para nadie es un secreto esta dinámica de crecimiento, la cual, según el urbanista Juan Miguel Gómez, puede implicar que la región se quede sin soporte. “La oferta habitacional que hay allí reestructura casi todos los sistemas (servicios, movilidad e infraestructura). Si no se hacen intervenciones integrales, eso continuará generando desplazamientos intraurbanos y otros efectos”, sostuvo.

Si bien la distribución de la población no ha registrado variaciones (53 % mujeres y 47 % hombres), la participación por edades sí ha cambiado. Actualmente, esta se concentra en los grupos de 25 a 29 años (9,2 %) y de 30 a 34 años (8,8 %), sectores conocidos como Población Económicamente Activa.

¿Ello qué implica? “Esto puede ser un buen indicador, siempre y cuando el crecimiento poblacional se compadezca con el empresarial y las oportunidades de empleo. De lo contrario se convertiría en una situación social y laboral compleja”, dice el documento.

Entre estas situaciones emerge la pobreza, la cual ha crecido en paralelo. El Índice de Pobreza Multidimensional, que toma en cuenta privaciones en educación, salud, trabajo y vivienda, expone cambios entre 2018 y 2019.

Entendiendo que a medida que el indicador sube es mayor la situación de pobreza, Caldas pasó de 7,5 % en 2018 a 10,2 % en 2019; Envigado, de 1,8 % a 4,4 %; Itagüí, de 3,3 % a 4,6 %; La Estrella, de 4,7 % a 10 %; y Sabaneta, de 4,3% a 5 %.

El bajo logro educativo (años de escolaridad) y el acceso al empleo formal fueron las privaciones más reiterativas en los cinco municipios de esta zona, hasta 2019.

Activos de las personas
Las anteriores, acompañadas de las variables de salud, seguridad y entorno macroeconómico, integran la dimensión de activos personales. Sin embargo, vale la pena fijar la mirada, con detalle, en educación y empleo, para tratar de comprender las dinámicas de pobreza, según el economista Alejandro Torres.

En el informe puede leerse que la inversión en educación, respecto a la destinación total por entidad territorial, se ha recortado desde 2012, por lo menos, en dos de los cinco municipios.

Es el caso de Sabaneta que, ese año, registró una inversión en educación superior al 40 %, mientras que en 2019 solo alcanzó el 25 %. Itagüí, por su parte, también tuvo un pico de 40 % en 2014, pero en 2019 el monto no llegó al 30 %.

En La Estrella la inversión ha sido creciente, mientras que en Envigado y Caldas se ha mantenido (ver Radiografía). Según los demás datos recogidos por el informe, la cobertura es uno de los retos.

A estos números se suman los de desempleo, cuyo panorama no era alentador, según el informe, desde antes de la pandemia. Los datos de 2017 y 2019 (el indicador es bianual) muestran que en poco ha disminuido esta problemática.

El mayor desempleo se presenta en Itagüí, con 10,5 %, y el menor en Envigado, con 7,6 %. Aunque es complejo identificar si las personas trabajan en los mismos puntos de residencia (por el carácter flotante de la zona), el reporte expone que es necesario apostar por más políticas de empleo y desarrollo territorial.

Al respecto, Torres retomó el tema de la población económicamente activa y este contexto de educación y empleo: “La zona no escapa al fenómeno de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, por que no se identifican con el mercado o porque no hay oportunidades”. Esto, agregó, también explica los niveles altos de pobreza.

El otro frente que preocupa es el de salud. Si bien se estima que el 88 % de la población se encuentra cubierta por algún régimen, hay un 12 % sin afiliación alguna. A esto se suma que las inversiones públicas en cada municipio no han crecido. Caldas, cuya inversión se ha movido desde 2012 entre el 35 % y el 45 %, es el mejor ubicado en esta materia. Los demás, a excepción de La Estrella, no han superado el 30 %.

En medio de un contexto de pandemia, Carlos Valdivieso, presidente del Colegio Médico de Antioquia, advirtió con preocupación esta situación.

“Se necesita mayor inversión en salud en el Aburrá Sur, además de revisar el sistema de pagos y giro de recursos a los hospitales. Allí se encuentran algunos de los que se declararon en emergencia hace poco, pues no han llegado los recursos necesarios. Se necesitan más recursos para las tareas de salud pública en esa zona”, expresó.

Este frente, sumado a la dinámica empresarial (ver Para saber más), es tan solo otro de los tantos indicadores que entregó el reporte en cuestión. Una de las conclusiones que este deja, según Torres, es que, pese a la dinámica empresarial que hay en este punto del Aburrá, el bienestar no es necesariamente mayor al del resto del Valle.

“En el Sur tenemos empresas y personas que deciden ubicarse en ese punto. Ello no implica, necesariamente, que la calidad de vida sea mucho mejor que la de otros puntos del Aburrá. Hay que leer el territorio metropolitano en su totalidad, no hacerlo impide observar la imagen completa”, aseveró

10,2 % fue la pobreza multidimensional en Caldas en 2019, la mayor de la zona.
10,5 % fue la cifra de desempleo de Itagüí en 2019, la más alta del Aburrá Sur.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
CREACIÓN DE EMPRESAS ENFRENTA AFUGIAS

Aunque en el informe se revisan otros frentes, como ambiente, espacio público y movilidad, el renglón de las empresas cierra la fotografía regional. Esta zona creció 4,5 % en creación de empresas en 2019, pasando de 5.384 emprendimientos en 2018 a 5.624. La cifra superó el porcentaje de crecimiento nacional que fue de 2,1 %, según Confecámaras. Pese a ello, la supervivencia de estas es algo que también preocupa. El informe concluyó, siguiendo el dato de 2014 (5.000 empresas creadas), que de cada 10 solo sobrevivieron 3,5 iniciativas, pasados cinco años. Los cierres, en ese periodo, llegaron al 46 %. Para Torres, este panorama tiene una explicación. “Hay dos tipos de emprendimientos: por oportunidad y por necesidad. El segundo suele ser el nuestro. Yo no emprendo porque vea oportunidades en el mercado, sino que lo hago porque este no me brinda ninguna. Esas iniciativas suelen fracasar. Entenderlo ayudaría a reducir la tasa de mortalidad de las empresas”, acotó.

Infográfico

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE