Connect with us

Nacionales

Los pendientes de las universidades con las mujeres de Medellín

Más mujeres que hombres desertan en la educación superior, según el Ministerio de Educación. FOTO ARCHIVO RÓBINSON SÁENZ.

POR MARIA PAULA HERNÁNDEZ B.

En 1935 Gerda Westendorp Restrepo empezó a estudiar medicina en la Universidad Nacional, convirtiéndose en la primera mujer en ingresar a una universidad en Colombia.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano

Desde entonces, las mujeres hemos emprendido una lucha que aún no termina: alcanzar estándares equitativos de acceso a la educación superior en el país.

Más de 80 años después, en el 2018, según cifras del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (Snies) del Ministerio de Educación, el 53 % de las personas matriculadas en instituciones de educación superior en el país eran mujeres.

Sin embargo, y aquí está el quiebre del asunto, el Sistema para la Prevención y Análisis de la Deserción en las Instituciones de Educación Superior del Ministerio de Educación registró que, en ese mismo año, el 72 % de quienes desertaron en el país fueron mujeres.

En Antioquia, además, el Observatorio de Asuntos de Mujer y Género de la Gobernación registró en 2017 que, entre más alto es el nivel educativo en posgrado, menor es el número de mujeres que se gradúa. En doctorado, por ejemplo, frente a un 62,7 % de graduados hombres, se registró un 37,3 % de mujeres.

Entonces: aunque son más las mujeres que consiguen acceder a la educación superior, son más, también, las que desertan. O, en su defecto, las que no continúan su formación académica en posgrado.

Con otros a cuestas

El cuidado es una de las tareas que suele atribuírsele a la mujer por naturaleza. Niños, enfermos y discapacitados, suelen estar al cuidado de mujeres, como lo explicó Dora Saldarriaga, concejal de Medellín por el colectivo Estamos Listas.

Y la responsabilidad que implica cuidar de otras personas, señaló Saldarriaga, es una de las razones por las cuales las mujeres suelen abandonar sus estudios: “Queremos que el cuidado sea un derecho que el Estado le garantice a poblaciones que lo necesitan”.

Por eso, el colectivo ha presentado la propuesta de que la Ciudadela Universitaria de Occidente (complejo educativo que se estrenará el próximo 20 de abril, según el alcalde Daniel Quintero), cuente con un espacio de cuidado infantil y una sala de lactancia.

Al respecto, la secretaria de Educación de Medellín, Martha Alexandra Agudelo, expresó que ve viable la propuesta. “He trabajado el tema con Buen Comienzo y también lo veo factible desde lo técnico. Habría que madurar la propuesta y costearla porque no estaba incluida hasta ahora”.

El camino andado

Adecuar una sala de lactancia en la nueva ciudadela universitaria no sería un lujo: sería acatar la Ley 1823 de 2017, que establece que este tipo de instituciones deben “acondicionar un espacio adecuado y digno” para que las mujeres puedan extraer y almacenar su leche materna.

Con todo y eso, de tener listo dicho espacio para la fecha anunciada de apertura del campus, la Ciudadela Universitaria de Occidente sería, apenas, la segunda institución pública de educación superior de la ciudad en contar con sala de lactancia.

La primera y única pública, hasta ahora, es el Instituto Técnico Metropolitano (ITM), que cuenta con una sala de lactancia desde el año pasado y dos aulas de cuidado infantil desde 2011, en las que han estado inscritos 65 hijos de estudiantes, profesoras y empleadas, no solo de esta institución, sino también del Pascual Bravo y el Colegio Mayor de Antioquia.

Algunas universidades privadas de la ciudad también cuentan con este espacio. Es el caso de UPB y Eafit, en donde, además, se está implementando un programa de divulgación de los beneficios de la lactancia.

La Universidad de Antioquia, por su parte, aunque aún no cuenta con este tipo de espacios, quiere implementarlos. La oficina de comunicaciones informó que, además, desde la Dirección de Bienestar Universitario se planea la creación de una guardería en la cual “estudiantes de nutrición y pedagogía, por ejemplo, podrían hacer sus prácticas”.

Sin embargo, aún es un proyecto: un paso más del camino que hace más de ochenta años inauguró Gerda, pero que aún tiene trechos por andar .

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARA SABER MÁS

MÁS ALLÁ DE LAS AULAS

La propuesta de implementar en la Ciudadela Universitaria de Occidente una sala de lactancia está incluida en el proyecto de crear un sistema de cuidado municipal que cobije a niños, enfermos y discapacitados. La concejal Dora Saldarriaga explicó que, además de estos, otros espacios permitirían el ejercicio libre de los derechos de las mujeres: la creación de espacios de lavadoras comunitarias, centros de salud mental en el territorio, y escenarios deportivos. Así mismo, explicó que en el metro deben acondicionarse salas de lactancia adecuadas y ubicarlas en más estaciones. Hoy hay con sillas de lactancia en las estaciones Hospital, San Antonio y San Javier.

 

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE