Connect with us

Nacionales

Las 320 familias que estrenarán casa en esta Navidad

Después de deambular por distintos barrios de Medellín, la tranquilidad les llegó a 320 familias a las que se les entregaron apartamentos nuevos y propios en la ciudadela Nuevo Occidente, de San Cristóbal, que ya empezaron a habitarlos. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ

POR GUSTAVO OSPINA ZAPATA |

El Isvimed y el Ministerio de Vivienda entregaron el proyecto Mirador de La Cascada, (San Cristóbal), cuya terminación estaba enredada hacía 6 años.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

20 consejos para enfrentar el futuro
Antes de recibir su casa en material, Carmen Marín rodó por distintos barrios de Medellín de cuenta de un arriendo que le pagaba la alcaldía tras ser desalojada de un rancho de madera en el que vivía hace diez años en el barrio El Compromiso, en la comuna nororiental.

“Lo que más recuerdo de ese rancho es que uno se empantanaba los pies cuando caminaba, era algo muy precario, de mucha pobreza”, relató esta sencilla mujer, que fue una de las 320 familias beneficiarias de la urbanización Mirador de la Cascada, en la ciudadela Nuevo Occidente, de San Cristóbal, que acaban de recibir las llaves de sus nuevos apartamentos, gratuitos y donde disfrutarán de servicios como agua, energía y gas por red, entre otros.

Muchos ya se pasaron. Otros lo han ido haciendo poco a poco y algunos lo harán esta semana, como Hernando Arrovaye, un padre de familia oriundo de Samaná (Caldas), de donde salió desplazado por la violencia hace diecisiete años, suceso que lo hizo llegar a Medellín a buscar fortuna con su esposa y cinco hijos, uno de estos de brazos.

“Ha sido muy difícil, uno como campesino llega acá y todo se le dificulta mucho. Hace diez años vivía en un ranchito en el barrio Caicedo, y por estar en riesgo el Simpad (hoy Dagrd) me lo tumbó y me ha venido pagando arriendo, hasta hoy que tengo los papeles de mi nueva casa”, dijo Hernando, con su sombrero y su poncho al cuello, a la usanza de los campesinos.

“Esto es un sueño muy grande, y claro que habrá que hacerle cositas, pero eso es lo de menos, vamos a dejar de rodar”, comentó Miriam Molano, que expresó su felicidad en un agradecimiento a Dios.

Vivir en comunidad
El complejo habitacional Mirador de la Cascada lo conforman cinco torres y 320 apartamentos, los cuales fueron entregados en su totalidad a las familias beneficiarias, especialmente de estratos 1 y 2 que estaban en riesgo o por haber sido víctimas de algún desastre en cumplimiento del que el alcalde, Daniel Quintero, considera “el derecho de todo ciudadano del mundo a tener un lugar al que pueda llamar hogar”.

Son apartamentos de 45 m2, con sala, dos habitaciones y una de ellas con posibilidad de dividir en dos para sumar tres. Esto es lo que hará Flor Eliana Velásquez, una de las beneficiarias quien hace doce años vivía en una casa rústica en el barrio Miramar (comuna 7), la cual fue arrastrada por una creciente de la quebrada La Cantera.

“Desde eso viví en varios sectores, me pagaban arriendo, pero ya con casa propia es otra cosa”, dijo mientras acomodaba muebles y objetos. “A la pieza grande le voy a poner un muro para sacar dos, así quedamos más cómodos mi esposo, mis dos hijos y mi nieta Nicole, que tiene tres añitos”.

Las casas tienen baño y cocina enchapadas y balcón, algunos con vista a la ciudad, como el 403 que ocupa Flor. Hay dos gimnasios al aire libre y tres parques infantiles.

“Este macroproyecto es uno de los que más avance tiene a nivel nacional y lo logramos consolidar”, expuso el director del Sistema Habitacional del Ministerio de Vivienda, Felipe Correa, quien asistió a la entrega de los inmuebles.

Como allí llegaron familias de diferentes barrios, la convivencia será un punto clave. El Isvimed, antes de la entrega de las llaves a los beneficiarios realizó varias reuniones de socialización. Fruto de estas, se han venido haciendo jornadas de limpieza en convite.

La comunidad dispone de un megáfono a través del cual se convoca a la participación.

“En la apuesta de ecociudad, cada torre tiene un punto limpio en donde los propietarios pondrán los residuos para luego llevarlos a un cuarto de separación y aprovechamiento de reciclaje”, explicó Jorge Torres, director del Isvimed.

El día de la entrega de las viviendas, dos cuentas de Twitter denunciaron que en el sector hay deficiencia en el servicio de agua.

“Hoy esta zona presenta dificultades con el suministro de agua. @EPMestamosahi manifiesta que estos cortes son por el alto consumo, al haber más personas hay más consumo”, publicó @eduardamaya. La cuenta @inbiosys habló de cortes temporales: “desde el pasado jueves estamos sin el servicio”, dijo.

Sobre el tema consultamos a EPM y esta es su respuesta: “Las interrupciones mencionadas se deben a la reparación en la red de distribución del tanque de Pajarito en unas fechas puntuales y no se deben a deficiencias en el suministro por exceso de población. En la zona, el servicio de acueducto se presta de manera normal en condiciones de calidad, continuidad y cobertura”.

Claudia Bibiana Sánchez, una de las líderes del sector, aseguró que “problemas de agua no tenemos ni de energía tampoco, todo ha funcionado”. En el mismo sentido se pronunciaron los nuevos residentes y, como ejercicio de comprobación, abrimos las canillas del apartamento de Flor Eliana y el chorro de agua brotó sin problemas.

Todos sienten que la Navidad se les adelantó con sus nuevas casas. Se ven felices.

47.679
millones de pesos fue el costo del proyecto, informó el Isvimed.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE