RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

La “peregrinación” de los usuarios entre Tricentenario y Caribe por daño del metro

Muchos usuarios deciden no hacer fila para tomar los buses y continuar el camino a pie. FOTO: ÉDISON FERNEY HENAO

Algunos hacen el trayecto en los buses que prestan el servicio gratuito, mientras otros deciden hacerlo caminando.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano

Bajo la lluvia, en romería, cientos de personas deciden caminar desde la estación Tricentenario hasta Caribe, que siguen desconectadas por la socavación que se generó cerca a la vía férrea del metro. Pese a que hay un bus padrón que está prestando el servicio de manera gratuita, son muchos los que prefieren echarse andar y no hacer las filas de varias cuadras. Caminan bajo sombrillas, con resignación, en la gris mañana de inicio de semana.

Ese es el panorama que se vive en el norte de la ciudad este 21 de junio, a cinco días de la socavación que provocó el cierre del sistema metro entre Tricentenario y Caribe que tiene, por lo menos, afectadas a 200.000 personas.

EL COLOMBIANO acompañó a los viajeros en su periplo, que comienza desde muy temprano. Muchos salen desde las estaciones más al norte, como Niquía o Bello. En Tricentenario tienen que bajarse para tomar el bus padrón. Con un ficho, luego de hacer una fila considerable, se suben al vehículo que los lleva hasta Caribe, en donde vuelven a integrarse al sistema.

Pero muchos, sin embargo, deciden no esperar. Ánderson Quiroz, que decidió hacer la ruta a pie dijo: “Lo hago para no esperar. En hora pico, en especial en la tarde, toca caminar, porque se demora más uno cogiendo el bus que caminando. Cuando está vacío, me demoro 15 minutos, pero, si hay mucha gente caminando como uno, me puedo demorar media hora”, dijo el joven, que iba de Acevedo a Sabaneta.

Sea a pie o en uno de los buses, el transbordo trastoca la rutina de los viajeros. Ahora tienen que levantarse más temprano para llegar a sus trabajos. El joven Quiroz, por ejemplo, ahora tiene que salir 45 minutos antes de su casa para llegar a su trabaja en Sabaneta. Para rematar, los usuarios tienen que soportar la congestión en Caribe, estación que está recibiendo a los usuarios de todo el norte. Allí es común verc, por estos días, larguísimas filas para entrar al metro.

Otro problema que se ha sumado es el de la congestión vial. Desde el jueves pasado, cuando se provocó la socavación que puso en jaque al sistema, se levantó el pico y placa. Esto, por supuesto, ha traído mayores congestiones hacia el norte.

Eso lo ha padecido Francy Labrador, una mujer que trabaja en La Alpujarra. Generalmente, su esposo la lleva hasta su trabajo, pero, con la contingencia, la ha tenido que dejar en el metro, pues tarda más superando todas las congestiones

Sobre las 7:50 de la mañana, muy retrasada ya, intentaba tomar el metro. Su hora de entrada son las 8:00 de la mañana. “Mi jefe entiende que es por este problema que voy a llegar tarde. Hay que tener paciencia”, dijo.

A pesar de que los trabajos se adelantan a buen ritmo, es incierto cuánto pueda demorarse la reapertura del sistema. A la socavación ya se le vació el cemento, un paso importante en la reparación.

Related posts

Parques del Río Norte será construido en 2023

PaisaEstereo

Así afronta el HUC esta nueva ola de COVID-19

admin

Rescatan a tripulantes de una embarcación a la deriva cerca de Barranquilla

admin

Leave a Comment

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE