Connect with us

Nacionales

La mala hora de la cultura en la Comuna 13

La imagen de Casa Kolacho, que hace una colecta para no cerrar. FOTO JAIME PÉREZ
JAIME HORACIO ARANGO DUQUE

Corporaciones como Recreando tuvieron que entregar su casa, mientras que Casa Kolacho está haciendo una “vaca” virtual para evitar el cierre.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Contáctenos

Sin donde ensayar, recibir clases y reunirse para charlar se quedaron, hace casi un año, los integrantes de los 10 grupos de danza de la tercera edad de un amplio sector de San Javier, en el Occidente de Medellín.

Tampoco lo pudieron hacer los estudiantes de artes escénicas, música, comparsas y teatro callejero que desde hace 25 años se congregan en Recreando, asociación cultural que no solo debió cerrar, sino entregar la casa que les servía de sede.

Hoy los enseres, instrumentos y material didáctico se encuentran arrumados en otra casa de la zona, con la esperanza de poder conseguir los recursos que los permita volver a escena

Con el sello de Recreando, cada año, en septiembre, el sector ve desfilar por sus calles el tradicional Carnaval de la 13, una de las manifestaciones culturales más representativas de la ciudad, que en 2020 se pudo realizar de manera virtual gracias al aporte del Ministerio de Cultura.

Sin casa
“Tuvimos que entregar la casa, reducir la actividad y los procesos de formación artística”, señala José Alonso Franco Londoño, director y fundador de Recreando.

El gestor señala que en 2020 el presupuesto se redujo en más del 50 %, en especial porque no hubo convocatorias por parte de la Alcaldía de Medellín ni venta de espectáculos, mientras se redujo el apoyo que recibían de otras instituciones.

En Casa Kolacho, otro de los centros culturales importantes de la 13 (allí se gestó hace diez años el tradicional Graffiti Tour), el panorama no es muy diferente al de Recreando.

Estuvo cerrada durante seis meses y solo en octubre y noviembre pudieron abrir el café y retomar los recorridos con los turistas (que su presencia se redujo a más del 70 %) por los murales del sector.

“Durante todo ese tiempo no tuvimos ingresos, pero tocó seguir pagando servicios públicos e impuestos que no se detienen. Sobrevivimos con los ahorros, pero si no conseguimos recursos en un mes nos tocará cerrar la sede”, comenta Jeihhco (Jeison Castaño) uno de los referentes sociales y culturales, no solo de Casa Kolacho, sino de toda la comuna 13.

La vaca
Precisamente para evitar la clausura de Kolacho, que según cálculos de Jeihhco, sus programas han impactado a más de 3.000 jóvenes y han llevado más de 120.000 personas por el Graffiti Tour, se está haciendo una “vaca” para recaudar donaciones para salvar la corporación.

A través de Vaki.Co se pusieron la meta de recoger 50 millones de pesos para garantizar el funcionamiento de la sede y de sus programas. En un par de semana ya llevan el 15 % de la meta, comenta Jeihhco.

El artista y gestor habla de abandono estatal y de falta de acompañamiento durante la pandemia, en especial porque no hay convocatorias.

El presupuesto básico de funcionamiento mensual de Casa Kolacho, entre arriendo, pago de servicios y gastos de funcionamiento, está entre 4 y 5 millones de pesos, que antes conseguían por autogestión, algo que no han logrado hacer desde marzo de 2020.

“Se olvidaron los procesos, se irrespeta la memoria, dejan tirados los colectivos culturales y gastan el presupuesto en eventos de ciudad y pantalla”, es la queja de Jeihhco frente a las políticas culturales de la Alcaldía de Medellín.

Alarma
Lo que está sucediendo con Recreando y Casa Kolacho, se extienden a lo largo de todo Medellín.

Advierten, tanto Franco Londoño como Jeihhco, que son 250 casas de la cultura de la ciudad que están viviendo situaciones similares y que pese a que en varias de ellas se ha retomado la actividad de manera lenta el panorama para el primer semestre de este 2021 sigue siendo oscuro.

El director de Recreando cita el caso del Festival del Porro, Canto Arena y Full Producciones que atraviesan momentos complicados.

Casa Galería Graffiti Tour fue uno de los sitios que no aguantó el confinamiento y en octubre del año pasado cerró la sede (una casa en arriendo) en la que venía funcionando desde hace 3 años.

Desde allí operaba un estudio de grabación, una emisora y un taller creativo. “Muchos pelados dejaron de tener un lugar para ir a grabar o de un espacio para sus creaciones, es una lástima como se reduce el espacio para la cultura”, comenta Perrograff (Daniel Quiceno) gestor de este proyecto, que no pierde la esperanza de volver a abrir Galería Graffiti Tour , eso sí, le tocará buscar otro espacio, porque la casa ya la arrendaron.

La 13, referente de resilencia y gestión cultural a través de procesos como el teatro, la música y el grafitti, lanza una señal de auxilio a favor de sus corporaciones culturales

CONTEXTO DE LA NOTICIA
RADIOGRAFÍA
SOLUCIONES DEL ESTADO
Al inicio de la pandemia, el Ministerio de Cultura expidió un decreto con un paquete de medidas con el cual se buscaba la protección a los adultos mayores con 80.000 millones de pesos para la seguridad social de 3.000 artistas y gestores adultos mayores de 500 municipios.

También se autorizó temporalmente, el uso de los recursos de la Ley de Espectáculos Públicos con cerca de 40.000 millones de pesos. Así como la creación de Ingreso Solidario, para los gestores de distintas partes del país, que no estén incluidos en ningún programa solidario.

 

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE