RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

La historia del soldado de más baja estatura del país

El soldado Henao era el hombre de confianza del saliente general Juvenal Díaz. En sus pruebas de polígono, el recluta mostró su buen pulso. FOTO VIDEO EL COLOMBIANO

Óscar Julián Henao quería ingresar al Ejército y demostrar que medir metro y medio no es impedimento para ser un soldado. Es de Ciudad Bolívar.

Las mamás, que casi todo lo saben, también se equivocan. Le pasó a la de Óscar Julián Henao Ruiz, quien le rogó y le suplicó a su muchacho que no se marchara de casa para irse a un lugar en el que, estaba segura, sufriría rechazos. Ahora ella está feliz de estar equivocada.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano

Óscar Julián tiene 20 años y es el soldado con más baja estatura en Colombia: mide 1,30 metros. Aunque la cédula lo contradice, él alega que realmente son 1,32 metros.

El caso es que Julián llegó al Ejército por dos poderosas razones: porque era su anhelo y porque hizo todo lo posible para lograrlo.

El día en que le tocó presentarse a definir su situación militar, Julián llegó ansioso, como todos los jóvenes cuando les llega ese momento. Pero había una diferencia con la mayoría y no era su estatura, sino su deseo de recibir al final de la jornada un cupo que le abriera las puertas del servicio militar. Presentó su examen físico y su firme intención de integrar sus filas.

El Ejército le negó ese día su sueño y lo envió de regreso a casa. Su estatura – le dijeron – no era compatible con las características que buscan en un militar. Julián no estaba de acuerdo. Así que volvió una semana después, y por si no les había quedado claro, les reiteró nuevamente que su convicción era la de un verdadero soldado. Esta vez lo escucharon.

La teniente Laura Mendoza, ayudante de comando de la Séptima División del Ejército, reconoce que el Ejército reflexionó sobre algo que habían pasado por alto y era que mientras muchos jóvenes llegan solo obligados por resolver su situación militar, Julián tenía un sueño genuino de portar el uniforme.

Claro que soñarlo no era suficiente. La teniente Mendoza cuenta que sometieron a Julián a una rigurosa evaluación médica para determinar su estado físico, emocional y garantizar que se encontrara en óptimas condiciones para ingresar a la fuerza pública. El resultado fue el que Óscar Julián ya sabía: estaba capacitado para vestir el camuflado.

Así que se mudó desde su natal Ciudad Bolívar hasta la Cuarta Brigada. El soldado Henao Ruiz lleva siete meses siendo parte de la Séptima División del Ejército, transformando a los escépticos y comprobando su convicción.

Todo un reto
Ni lo más mínimo ha sido fácil. Los primeros dos meses le tocó usar zapatos porque no encontraban botas que le sirvieran: calza 31. Cuando llegó el momento de estrenarse en el polígono Henao sintió miedo, porque no alcanzaba a tomar el fusil por la empuñadura y tenía que agarrarlo por el proveedor. Aunque tuvo siempre claro que la habilidad con el arma no es lo único que hace a un buen soldado, sí tenía claro que para demostrar que merecía estar ahí no podía apegarse a ninguna limitación como excusa.

Sus compañeros y superiores fueron claves. Demostró tener su pulso firme.

El soldado Henao Ruiz se convirtió en el hombre de confianza en las tareas de campo del mayor general Juvenal Díaz, quien hasta la semana pasada comandaba la Séptima División y salió en medio de la reorganización que atraviesa el Ejército.

“Mi mamá es una de la que está más orgullosa por haber logrado esto”, dice el uniformado, quien ahora espera no solo seguir los pasos de su hermano, soldado profesional, sino que tiene la firme convicción de convertirse en suboficial y oficial, una de las premisas de la nueva cúpula militar encabezada por el presidente Gustavo Petro, quien garantizó a los soldados rasos que tendrán todas las garantías para llegar hasta los más altos grados.

Mientras tanto el soldado Henao sigue con disciplina firme demostrando, como tanto insiste, “que los sueños siempre son más grandes que los obstáculos que le pone la vida a uno”

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
DE LA OBLIGACIÓN A LA VOLUNTAD

Según la ONG Temblores, el 80 % de las personas que se encontraban prestando servicio militar entre 2018 a 2021 pertenecían a estratos 0,1 y 2, el 19,5% a estratos 3 y 4 de clase media y apenas el 0,5% a los estratos 5 y 6. La orden del ministro de Defensa, Iván Velásquez, de frenar todo tipo de acción ilegal para forzar el reclutamiento busca brindar garantías para los jóvenes más vulnerables, obligados a convertirse en soldados bajo presiones. En el Congreso buscan crear alternativas al servicio militar, como el servicio social y ambiental. El presidente Gustavo Petro ha manifestado la intención de capacitar a militares en el campo de la investigación para que se sumen a expediciones y labores de defensa de la biodiversidad.

Related posts

Atacan a piedras y machete a dos atracadores; por poco le cortan la mano a uno de ellos

PaisaEstereo

Después del 15 de agosto habría piloto de reapertura del Cortissoz

admin

106 Grupos Organizados de adultos mayores comenzaron a recibir alimentos

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE