Connect with us

Económicas

Fitch afirmó calificación de Colombia, mantiene el grado de inversión

Fitch afirmó calificación de Colombia y el país mantiene el grado de inversión.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings ratificó este viernes la calificación de Colombia en BBB- y mantuvo la perspectiva en negativa. Con esta decisión, Colombia mantiene el grado de inversión.

Recientemente, S&P Global Ratings había mantenido también la calificación de Colombia en BBB-, mientras que Moody’s tiene al país un escalón por encima del límite inferior del grado de inversión.

TOMADO DE: dinero.comnotification icon

“La calificación BBB- de Colombia refleja el largo historial del Gobierno de implementar políticas macroeconómicas conservadoras que han apuntalado la estabilidad macroeconómica y financiera”, dijo Fitch.

Lea también: S&P mantuvo la calificación de Colombia y la perspectiva sigue negativa

Sin embargo, de acuerdo con la calificadora, la perspectiva negativa refleja los riesgos a la baja para las perspectivas de crecimiento económico y las incertidumbres sobre la capacidad de la respuesta de política del Gobierno para recortar los déficits, estabilizar y, eventualmente, reducir la deuda en los próximos años.

Fitch pronostica que la economía de Colombia se contraerá un 6,9% en 2020 y que se recuperará un 4,9% en 2021, dados los severos bloqueos que afectaron negativamente la demanda interna”, dijo.

Para 2022, la proyección de la firma es que el PIB aumente 3,8%, por encima del potencial de crecimiento estimado en el mediano plazo que es del 3%.

Las perspectivas de crecimiento para 2021 y a medio plazo son muy inciertas dado el aumento del desempleo, el posible cierre de varias empresas y la dinámica incierta de la pandemia”, dijo la calificadora.

César Arias, director de Crédito Público y Tesoro Nacional del Ministerio de Hacienda señaló que “Fitch Ratings es la segunda calificadora que afirma la calificación de grado de inversión de Colombia, tras la decisión en el mismo sentido de S&P Global Ratings la semana pasada. Es un respaldo de los mercados al manejo prudente de la política económica y la respuesta efectiva a la emergencia sanitaria que se traducirá en condiciones de financiamiento favorables para las empresas públicas y privadas colombianas”.  

No se cumplirían metas fiscales

Fitch proyecta que el déficit fiscal del Gobierno Central aumentará al 9,1% del PIB debido a la caída de los ingresos y al mayor gasto causados por la pandemia del coronavirus. Además, la calificadora cree que el déficit se ubicará en 7,5% del PIB en 2021 y en 4,9% del PIB en 2022.

Lea también: Inflación empieza a mostrar correcciones, pero no subiría hasta 2022

Las estimaciones de Fitch son peores a las realizadas por el Ministerio de Hacienda, pues para 2020 se prevé un déficit fiscal de 8,2%, que en 2021 se reduzca al 5,1% del PIB y que en 2022 se ubique por debajo del 3% del PIB.

El Gobierno suspendió la Regla Fiscal en 2020 y 2021 con el fin de incrementar el endeudamiento y hacer frente a la crisis generada por la pandemia del coronavirus. En 2022 se prevé que el país regrese a la Regla Fiscal, por lo cual deberá reducir el déficit más allá del 3%

Problemas de endeudamiento

En cuanto al endeudamiento, la calificadora cree que la deuda del Gobierno general se ubicará en 60,3% del PIB en 2020, lo que sería un máximo histórico para el indicador. En promedio, la deuda de los países que están calificados como BBB tienen una deuda de 52,7% del PIB.

Se espera que la deuda con relación al PIB aumente aún más durante los próximos dos años, aunque a un ritmo más gradual, estabilizándose en el 62,6% del PIB en 2022 y luego cayendo gradualmente”, dijo Fitch.

La calificadora advirtió que el Gobierno debe implementar medidas para reducir el endeudamiento con el tiempo, porque de lo contrario la calificación se podría ver afectada.

El futuro de las reformas

Según Fitch, la reducción del déficit fiscal y del endeudamiento del país dependerá de la capacidad del Gobierno para aprobar medidas que mejoren los ingresos dadas las rigideces de gasto que imponen las transferencias regionales y otros gastos sociales no discrecionales. 

El Ministerio de Hacienda ha indicado en repetidas ocasiones que la reforma fiscal que se presentará en el segundo semestre del 2021 buscará incrementar los ingresos en cerca de 2% del PIB (más de $20 billones).

Lea también: Colombia deberá «acostumbrarse» a una deuda del 50% del PIB

La relación del presidente Duque con el Congreso ha mejorado en el transcurso de 2020, lo que podría mejorar las posibilidades de reforma tributaria. Además, Colombia tiene un largo historial de aprobación e implementación de reformas tributarias durante las últimas tres décadas (14 reformas), pero a menudo se diluyen en las deliberaciones del Congreso”, dijo Fitch.

Uno de los riesgos para que se aprueben estas reformas es que en 2021 el país entra en un año preelectoral, lo que dificultaría que se aprueben iniciativas impopulares para la opinión pública.

Fitch resaltó que las reformas pensional y laboral también podrían incluirse en 2021 y dijo que estas podrían ayudar a solventar algunos de los problemas estructurales que tiene el país.

La reforma laboral buscaría introducir flexibilidad en el rígido mercado laboral, como introducir trabajo por contrato y reducir los altos costos laborales para las empresas, lo que podría mejorar las perspectivas de crecimiento económico. La reforma de las pensiones buscaría mejorar las bajas tasas de cobertura y reemplazo del sistema, que han sido fuente de descontento social”, dijo la calificadora.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE