RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Exclusivo: el frente de las disidencias de las Farc y su comandante que quieren volverse del ELN para colarse en la paz total

Última foto conocida de alias Ramiro, jefe del frente 18 de las Farc que está en zona del frente 36 y la carta de respuesta del ELN. FOTO: Cortesía.

El frente 18 de las disidencias de las Farc envió un mensaje al grupo guerrillero que actualmente está en la mesa de negociación para que le permitiera ser parte de sus estructuras ilegales y llegar a la paz total. EL COLOMBIANO conoció las pesquisas.

TOMADO DE: elcolombiano.com

El 22 de noviembre de 2020, los campesinos de la vereda La Barranca, en zona rural de Ituango, despertaron bajo el estruendo de las bombas. Una operación militar en la que participaron el Ejército, la Fuerza Aérea Colombiana, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación buscaba abatir a Erlinson Chavarría Escobar, más conocido con el alias de “Ramiro”, un guerrillero que se apartó del proceso de paz entre las Farc y el Gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos y terminó liderando las disidencias del frente 18.

Tras la operación militar, los soldados realizaron la llamada operación rastrillo que consiste en hacer un barrido del área bombardeada para establecer si el objetivo se encontraba en el campamento. Para sorpresa de los militares, en la zona solo hallaron la prótesis de uno de sus pies que perdió en el 2012 al caer en un campo minado, pero nunca hallaron el cuerpo del jefe disidente.

Hasta un excombatiente de esa estructura le confirmó a este diario en esa ocasión que sí era la prótesis de su antiguo jefe, porque estaba “adornada con dos personajes insignes como lo eran el Che Guevara y la Virgen de Guadalupe”.

Imagen de alias Ramiro en 2020 y de la prótesis hallada en el campamento después del bombardeo en 2020. FOTO: Cortesía
Imagen de alias Ramiro en 2020 y de la prótesis hallada en el campamento después del bombardeo en 2020. FOTO: Cortesía

Tres días después del operativo, el entonces comandante de la Séptima División del Ejército, el general Juan Carlos Ramírez, se refirió a los resultados de la operación del bombardeo, y señaló que “al parecer y como producto de la operación militar, otros terroristas también habrían resultado gravemente heridos. La maniobra militar sigue en desarrollo en el área de operaciones, para dar con el paradero del cabecilla de este grupo armado organizado”.

Pero desde el operativo las autoridades le perdieron la pista a Ramiro, y el grupo disidente, aprovechando la confusión sobre si el cabecilla estaba vivo o muerto sacaron un panfleto en diciembre de 2020 en el que lamentaban su muerte: “Que (sic) falta haces en esta navidad (sic). Descansa en paz comandante Ramiro”, decía el documento regado por las veredas de Ituango.

Este fue el panfleto repartido entre las comunidades con el que despidieron a alias Ramiro en las veredas de Ituango. FOTO: Cortesía.
Este fue el panfleto repartido entre las comunidades con el que despidieron a alias Ramiro en las veredas de Ituango. FOTO: Cortesía.

No se sabía nada de él hasta hace poco

Sin señales de alias Ramiro en el radar militar, las Fuerzas Militares centraron su accionar en debilitar el frente 18 y el frente 36 de las Farc, y en esa tarea misional asestaron duros golpes como la muerte de Ricardo Abel Ayala, más conocido con el alias de Cabuyo, en junio de 2022.

Tras una serie de seguimientos y rastreos de llamadas por parte de los investigadores de la Policía y el Ejército, las autoridades se dieron cuenta, dos años después, que “Ramiro” no había muerto en el bombardeo y continuaba con sus acciones delictivas, algunas identificadas tras encontrarse con la sorpresa de que el jefe guerrillero seguía vivo. Una de esas acciones ocurrió en 2021, cuando “Ramiro”, un hombre que ingresó en 1999 a las Farc, causó le desplazamiento del 40% de las veredas de Ituango solo con dar la orden vía telefónica y por mensajes de WhatsApp a los líderes y campesinos de la zona.

Aún así, el fantasma de “Ramiro” se paseaba por las montañas de Ituango. Sus hombres se trenzaron en una lucha a sangre y fuego contra el Clan del Golfo, y la efímera paz que vivieron los itanguinos tras la firma del Acuerdo de Paz en 2016, se volvió a ver resquebrajada por los asesinatos, las masacres, los desplazamientos, los atentados y las amenazas de ambos grupos ilegales a la población civil.

Lea también: Historia de la prótesis de “Ramiro”, el disidente bombardeado en Ituango

Pero la prueba más firme de que alias “Ramiro” sigue con vida, fue una fotografía y unas cartas que las agencias de Inteligencia del Estado incautaron a un correo humano.

En la foto y las cartas obtenidas en exclusiva por EL COLOMBIANO, se ve a un “Ramiro” muy barbado, con las armas y el camuflado que lo han caracterizado siempre, con su pistola preferida y en uno de los campamentos; y las misivas son una respuesta de una propuesta que habría hecho alias “Ramiro” al frente de guerra Darío Ramírez Castro del ELN en Antioquia.

Quiere subirse al tren de la paz total

La carta está escrita a mano, con lapicero negro y en hojas de cuaderno. Como es propio de muchos de los guerrilleros que las escriben, carece de buena ortografía y está arrugada porque en su afán de esconderla, el correo humano que tenía la misión de hacer llegar la respuesta a alias “Ramiro”, jefe de las disidencias del frente 18 que ahora está en la zona de influencia del frente 36, la guardó en lugares impensados de su cuerpo.

Sin embargo, la letra es legible y la carta comienza con un saludo cordial al jefe guerrillero y sus compañeros. “Nuestro saludo fraterno de hermandad y solidaridad revolucionaria (…) para ustedes nuestra voz de ánimo y moral, sabemos que las condiciones no son fáciles”, dice la carta en uno de sus apartes.

Más abajo, en el mismo texto, dice que la organización “está dispuesta a los diálogos exploratorios para ver las reales intenciones de paz, aunque es un gobierno con posiciones muy diferentes y así es muy difícil llegar a acuerdos”.

En unos párrafos más abajo señala que se debe aprovechar todo lo que está sucediendo “para fortalecernos en todos los campos”; sin embargo, lo que más llamó la atención a los investigadores de las agencias del Estado es que en la última página dice que “la idea es apoyarlos y poder trabajar sea que se unan o no acá, pero necesitamos comunicación urgente”.

Esta última frase es a la que más atención le prestaron los investigadores, puesto que da la señal de la idea propuesta por “Ramiro” al ELN y que aclararía todas las dudas sobre los seguimientos hechos al frente 18: esta estructura habría propuesto a esta guerrilla que les permitiera convertirse en una parte armada de sus frentes para entrar en la negociación que hay entre el ELN y el Gobierno nacional.

“Tenemos varios indicios de que así es. De esta forma alias “Ramiro” bajaría la presión que hay sobre él y podría terminar cobijado por las negociaciones que se generen en el marco de la paz total”, expresaron a EL COLOMBIANO fuentes de inteligencia.

Carta de respuesta del ELN a alias “Ramiro”, jefe de las disidencias del frente 18 de las Farc. FOTO: Cortesía.
Carta de respuesta del ELN a alias “Ramiro”, jefe de las disidencias del frente 18 de las Farc. FOTO: Cortesía.

Las otras pruebas

Las cartas que el ELN envió a alias Ramiro, pero que terminaron en manos de las autoridades colombianas, no serían las únicas pesquisas que los investigadores siguen para determinar qué tan ligados están los guerrilleros elenos y los de las Farc actualmente.

 

Uno de las pistas más importantes es que alias “Ramiro” tiene un hermano guerrillero que hace parte de uno de los frentes del ELN en Chocó y sería quien sirve de intermediario para la acogida de las disidencias del frente 18 en los campamentos elenos, y en esa vía, llegar a la paz total.

Pero a la Inteligencia Militar le ha llamado mucho más la atención que en las últimas dos operaciones contra las disidencias de las Farc siempre han encontrado material relacionado con el ELN. El pasado 17 de julio, en una operación desarrollada en un sector conocido como Puente Beso, de la vereda Las Agüitas, zona rural de Ituango, hubo combates entre el Ejército y las comisiones mixtas del frente 18 y el frente 36 de las Farc.

En los combates murieron los soldados profesionales Luis Alberto Cárdenas Guzmán y Yeferson Andrés García Marulanda, pero también fue abatido Yeverson Peña, alias Maicol, segundo al mando del grupo armado ilegal. Además, fueron recuperados siete menores entre los 14 y los 17 años de edad que hacían parte de la estructura ilegal, pero llamó la atención que en el material incautado había brazaletes e insignias del ELN.

Material del ELN incautado en operación contra las disidencias de las Farc. FOTO: Cortesía.
Material del ELN incautado en operación contra las disidencias de las Farc. FOTO: Cortesía.

Pero esta no fue la única vez que las tropas se incautaron de brazaletes e insignias del ELN en acciones ofensivas contra las disidencias. Hace apenas unas horas el departamento de comunicaciones de la Séptima División del Ejército presentó un resultado contra una comisión mixta de los frentes 18 y 36, en una operación que desarrollaron en el sector conocido como El Hoyo, en Briceño, Antioquia. En la acción fueron capturados alias Kiener y alias Pelusa, presuntos integrantes de las dos estructuras armadas ilegales.

Le puede interesar: ¿En qué partes de Antioquia está el Eln?

Es importante resaltar que, este grupo delictivo instrumentaliza a la población civil para impedir que la Fuerza Pública cumpla con su misión constitucional, además recluta forzosamente a niños, niñas y adolescentes para emplearlos en el conflicto armado, una grave infracción al derecho internacional humanitario”, expresó el general Óscar Leonel Murillo Díaz, comandante Séptima División del Ejército Nacional, quien además informa que estas estructuras estaban en medio del caserío, adoctrinándolos. En las imágenes difundidas de esta nueva operación militar se ve, como en otras ocasiones, artículos alusivos a la guerrilla del ELN.

En esta imagen de al última operación contra los frentes 18 y 36 se logra observar más material alusivo al ELN. FOTO: Cortesía
En esta imagen de al última operación contra los frentes 18 y 36 se logra observar más material alusivo al ELN. FOTO: Cortesía

El análisis de las imágenes por fuentes oficiales es que ya hay conocimiento de que en algunas regiones del departamento como el Bajo Cauca, Norte y Nordeste antioqueño, estructuras del ELN y las disidencias de las Farc actúan de manera conjunta para contrarrestar la ofensiva que el Clan del Golfo les ha lanzado sobre estos territorios; a esto se debe también las marcas de la guerrilla halladas en las operaciones contra las disidencias.

EL COLOMBIANO indagó a la IV Brigada sobre los nexos del ELN y el frente 18 y la intención de alias “Ramiro” y su grupo de volverse un frente del ELN para llegar a a mesa de negociación tras la ruptura del diálogo con su estructura, y está a la espera de una respuesta.

Javier Alexánder Macías
Javier Alexánder Macías

Related posts

Balance de la primera noche de toque de queda en el Área Metropolitana

admin

Polémica en sector de Las Palmas por valla subida de tono

PaisaEstereo

Abatido alias ‘Gokú’ durante enfrentamiento con la Policía

admin