RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

En persecución de película, la Policía frustró el secuestro de un conductor en Belén

La Policía activó un plan candado para detener un carro en donde se perpetraba un secuestro. FOTO IMAGEN DE REFERENCIA: EDWIN BUSTAMANTE RESTREPO

JACOBO BETANCUR PELÁEZ

Mientras estaba amarrado de pies y manos, la víctima logró gritar y pedir auxilio por una ventana.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

En una escena que pareciera sacada de una película, la Policía logró frustrar el secuestro de un conductor que trabajaba cerca al parque de Belén. Tras una ardua persecución que terminó en el norte de la ciudad, en inmediaciones del barrio Tricentenario, los uniformados tendieron una redada en la que lograron rescatar a la víctima y detener a sus tres captores.

Según narró el conductor, que prefirió reservar su identidad, todo comenzó durante la madrugada del pasado domingo 1 de enero, cuando decidió tomar un viaje que le resultó a través de una aplicación, a la altura del Parque de Belén.

Tras llegar al punto de recogida, la víctima contó que a su carro se subieron tres hombres que inicialmente no parecían muy peligrosos.

“En el momento no me generaron desconfianza, incluso nos fuimos dialogando en el trayecto. En contadas dos cuadritas me intimidaron con arma de fuego, un arma cortopunzante y me amarraron de pies y manos”, reconstruyó el conductor, agregando que, tras atarlo, sus captores lo arrastraron al asiento trasero y lo tiraron al suelo del carro, para que los demás vehículos en la vía no lo vieran.

Sin saber a donde era llevado, el conductor explicó que su principal golpe de suerte se produjo cuando sus secuestradores se desplazaban por la carrera 65, en donde una de las llantas del carro se pinchó.

”En el trayecto, gracias a Dios, al vehículo se le chuza una llanta, lo que hace que los sujetos se pongan aún más nerviosos y sobre toda la 65 una patrulla de la Policía hace el pare del vehículo”, contó.

Y es que por pura coincidencia, dos patrulleros que vigilaban esa calle terminaron a escasos metros del vehículo en el que se cometía el crimen.

El policía Daniel Orejuela, uno de los uniformados que atendió la situación, precisó que mientras patrullaba por la calle junto a su compañero, una persona se acercó y los alertó sobre el vehículo, indicándoles que venía desplazándose en zigzag y las personas que lo conducían se veían sospechosas.

Sin dudarlo un segundo, los policías se dirigieron al vehículo y le ordenaron a sus ocupantes detenerse para una inspección. En aquel momento, retomó el conductor, sus secuestradores lo levantaron súbitamente del piso y lo sentaron en la silla, buscando no levantar sospechas.

Ellos paran el vehículo. Inmediatamente me paran, porque yo estaba acostado en el suelo de la parte trasera, me sientan al lado de ellos con el fin de que todo pareciese normal. Me indicaron que si yo llegaba a decir algo me metían un tiro”, detalló el conductor, contando que, preso del miedo, prometió inicialmente quedarse callado.

Sin embargo, cuando los policías se acercaron al carro, el conductor logró zafarse por unos instantes de sus captores y a través de una ventana entreabierta gritó pidiendo auxilio. Al ser descubiertos, la reacción de los secuestradores fue apretar el acelerador e intentar escapar.

No obstante, las autoridades activaron un plan candado y todas las unidades de la zona empezaron a sumarse a la persecución del carro.

Los secuestradores lograron huir hasta el barrio Tricentenario, pero allí terminaron viéndose atrapados en un perímetro creado por los policías. “En el momento en el que detuvimos el carro vimos a un ciudadano que estaba amarrado, con una herida abierta en la frente. De inmediato se trasladó al centro asistencial más cercano”, añadió el patrullero Daniel Orejuela.

El mayor Yuber Alexánder Córdoba, comandante encargado de la Estación de Policía de Castilla, señaló que los tres captores fueron detenidos y dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación. Al ser capturados en flagrancia, los capturados podrán ser juzgados por los delitos de secuestro, lesiones personales y hurto.

 

Related posts

Las universidades antioqueñas, bien valoradas en Colombia

admin

En video quedó registrado accidente aéreo en vereda de Copacabana

PaisaEstereo

Uno de los más buscados de Bello esta fugitivo y fuera del país

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE