RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

Diosdado Cabello quería sus tierras. A este venezolano le salió muy caro decir que no

POR ANTONIO MARIA DELGADO

Estando a cargo del hato de su familia en el estado de Apure, Reyes Hernández González descubrió que el negocio ganadero en los llanos venezolanos del siglo XXI puede ser igual o más salvaje que durante los siglos anteriores, con elementos de la guerrilla colombiana secuestrando y matando a sus anchas para conseguir los ranchos de la zona paguen dinero de extorsión.

TOMADO DE: https://www.elnuevoherald.com/elnuevoherald Logo

Reyes Hernández había logrado sobrevivir a la presencia de guerrilleros colombianos que operaban cerca de su hato y la hostilidad del régimen venezolano, hasta que lo apresaron y torturaron. BY ESTHER PICCOLINO | ANTONIO M. DELGADO

Pero Hernández nunca estuvo en mayor peligro que cuando un alto funcionario del régimen de Nicolás Maduro mostrara interés en comprar la propiedad de 3,300 hectáreas. La oferta de $13 millones fue presentada de manera amistosa y Hernández la rechazó amablemente, sin imaginar que su negativa lo llevaría a pasar años de prisión en la temida sede en Caracas de la Policía de Inteligencia Militar de la nación, donde fue colgado de las muñecas y sometido a descargas eléctricas por agentes que querían que firmara los papeles para traspasar el hato de su familia

 

Hernández, de 43 años, permaneció encarcelado bajo cargos falsos durante más de cuatro años antes de que lograra escapar. Después de haberlo perdido todo, ahora busca asilo en Florida, donde relata a quienes están dispuestos a escucharle cómo los funcionarios del régimen utilizan el sistema de justicia del país para arruinar vidas. “Dije que no [a la oferta] y fue entonces cuando comenzó mi calvario”, dijo Hernández al Miami Herald. “Tres meses después, un equipo de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) se presentó en el hato diciendo que estaban buscando armas”. No encontraron ninguna, pero terminaron llevándolo a la sede en Caracas, donde finalmente lo acusaron de un complot para derrocar al régimen de Nicolás Maduro.

Documentos judiciales venezolanos así como documentos presentados ante la Misión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Bolivariana de Venezuela corroboran el testimonio de Hernández. Parte de su historia también ha sido recogida por medios independientes que operan fuera del país sudamericano para evitar la censura. Ubicado a 190 millas al norte de la frontera de Venezuela con Colombia, el rancho Chaparralito había pertenecido a la familia durante 30 años. Al momento del arresto de Hernández, tenía unas 7.500 cabezas de ganado y alrededor de 3.700 cabezas de búfalos de agua. Está idealmente ubicado en uno de los tramos más elevados de los llanos de Apure, lo que permite gran parte de sus tierras permanecer seca durante la época de lluvias cuando amplias zonas del estado sufren de inundaciones.

El rancho albergaba una operación lechera exitosa con una producción diaria de 8,000 galones y varios otros productos lácteos. Tiene acceso directo a caminos pavimentados, en un área donde la mayoría de los hatos solo cuentan con caminos de tierra, pero lo que realmente lo distingue es su pista de aterrizaje pavimentada, construida en 1967 para dar servicio a un matadero que entonces funcionaba en la propiedad. Era una operación muy rentable, pero lo que realmente despertó el interés del ex presidente de la Asamblea Nacional chavista, Diosdado Cabello, era la pista de aterrizaje, dijo Hernández.

 

Venezuelan cattle rancher Reyes Hernández González with this family at Caracas’ Military Hospital soon after suffering a heart attack while under torture. Hernández González family.

 

TOMADO DE: https://www.elnuevoherald.com/elnuevoherald Logo

Related posts

CHILE: La cifra más alta desde junio: 4.201 casos nuevos de COVID-19

admin

Colombiano fue condenado por grabar partes íntimas de 555 mujeres en metro de Madrid

PaisaEstereo

ECUADOR: Violó a su parienta de 13 años. Once meses después lo sentencian a 29 años de prisión y al pago de $ 10.000 como reparación para la adolescente

admin