RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Diez niños del Oriente antioqueño dejaron en alto el nombre de Colombia en mundial de robótica

Los menores de edad se devuelven mañana de Estados Unidos, donde compitieron contra equipos de distintos países del mundo. No quedaron en el podio, pero la experiencia es su gran triunfo.

TOMADA DE:elcolombiano.com

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Cuando llegaron a Estados Unidos, tras viajar en la madrugada del 27 de abril, 10 niños del Oriente antioqueño y sus acompañantes —padres de familia y profesores— se llevaron una triste sorpresa. El robot con el que competirían en representación de Colombia en el mundial de robótica Vex World Championship se había dañado durante el viaje.

Trasnocharon, hicieron ajustes aquí y allá, trabajaron en equipo, no pararon hasta tener listo el artefacto para participar en el evento internacional para el que estuvieron por lo menos tres meses buscando recursos económicos en Antioquia, pues no tenían toda la plata para viajar a Dallas, el lugar exacto del certamen.

Llegado el primero de mayo, día inicial de la competencia, se vieron rodeados de equipos de todo el mundo. Niños y niñas como ellos fueron desde China, la India, Estados Unidos o Reino Unido, en lo que se convirtió en una oportunidad también para un cruce cultural que traerán a Colombia cuando regresen como una de las mayores victorias que tuvieron.

El primer logro lo obtuvieron al quedar entre los dos primeros lugares en la competencia nacional de robótica, donde participaron por lo menos 80 equipos de todo el país. Posteriormente, fueron uno de los elegidos entre 21.000 contrincantes de todo el mundo y pudieron representar a Colombia entre los 1.000 grupos que fueron a Estados Unidos.

El Vex World Championship es considerado uno de los eventos de robótica más grandes del mundo y cuenta con el récord guinnes de robots en un solo lugar. Aunque en el mundial no quedaron en el podio, con China como uno de los mejores en la competencia, no se amilanaron y tienen el reto, el deseo y la confianza de que para el próximo año volverán a clasificar y, esa vez, esperan quedar en un puesto más alto que en su debut.

El camino para llegar al mundial

Los niños y la niña que representaron al país en Estados Unidos son oriundos de municipios del Oriente antioqueño, como El Carmen de Viboral, La Ceja, La Unión y Rionegro; tienen entre los 10 y los 12 años; y confluyeron en la pasión que todos sienten por la robótica y la tecnología. Por ello, se vincularon a una academia con sede en La Ceja, donde el profesor Sebastián Patiño Pérez les ha ampliado los conocimientos que necesitan para llegar a espacios como el de Dallas.

“Trabajamos con una metodología que se llama VEX Robotics, es una de las más educativas y famosas del mundo. Esta cada año plantea un reto para que los chicos le busquen solución por medio de unas piezas de robótica que son universales. Dimos con la mejor solución para el reto 2022 a nivel Colombia. Ahora competimos para dar la mejor solución a nivel mundial para el reto que consiste en crear un robot que debe recoger unos discos de hockey en una pista y lanzarlos”, explicó el profe Sebastián antes de hacer el viaje con los menores de edad.

Así, en Dallas, Samantha Román, José Miguel Ríos, Josué Jaramillo, Samuel López, Matías Martínez, Esteban Román, Emiliano Orozco, Tomás Uribe, Jorge Avenante y Matías Vargas se pudieron la camiseta, ondearon banderas de Colombia y Antioquia y no se amilanaron cuando tuvieron que hablar con los niños y niñas de otros países, en inglés, con todo tipo de pronunciaciones. De hecho, cuando no se entendían con los chinos o los indios, recurrían al lenguaje universal de los gestos o a la tecnología que ahora brindan los celulares, pero el punto es que lograron entenderse.

Uno de los niños es Samuel López, de 13 años y quien cursa el grado séptimo. Solo hace unos cinco meses se unió al equipo del profesor Sebastián cuando él fue a su colegio a ofrecer la participación en la academia. Después le gustó tanto que se consagró como uno de los más disciplinados del equipo.

El amor que desde muy pequeño ha tenido por armar y desarmar juguetes y construir múltiples formas con fichas de Lego, lo impulsaron también a cultivar el deseo de seguir los pasos de su padre Jorge López y convertirse en ingeniero mecánico. En este momento lleva el rol de mecánico del robot con el que compitieron y sueña, aún sin despertarse de este reciente episodio, con volver en 2025.

Como Samuel, los otros nueve menores de edad anhelan seguir fortaleciendo sus capacidades en robótica y viajar otra vez si se les da la oportunidad. La competencia en Estados Unidos se terminó ayer, según contó el papá de Samuel, pero, como triunfadores que son, los niños y niñas disfrutarán hoy sábado de un día de montañas rusas y diversión, donde la adrenalina apagará por un rato la ansiedad y el orgullo que sintieron en el concurso. “No quedamos entre los primeros, pero ganamos mucha experiencia, van muy contentos porque pudieron compartir con otros niños de otros países”, señaló Jorge.

Durante varios meses los menores de edad estuvieron haciendo distintas actividades para recolectar recursos que les permitieran viajar al país norteamericano. Así, tras tocar muchas puertas, lograron patrocinio de distintas entidades, como el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea), la cooperativa Jfk, Industricol, Gear Electric, Celsia, Nebraska y Flores Isabelita, empresas que mencionan porque quieren darles las gracias. Antes de su partida, el pasado 26 de abril, el gobernador de Antioquia, Andrés Julián Rendón, les entregó la bandera del departamento, los felicitó, les deseó éxitos y anticipó el triunfo que tendrían: “Podrán compartir con otros niños y jóvenes para aprender de ellos, lo cual no tiene precio y será algo que van a recordar toda la vida”, les dijo.

Ahora, una vez de vuelta a Colombia, seguirán estudiando en la academia, buscando un nuevo problema cotidiano y una posible solución, para diseñar y crear otro robot con el que inicialmente venzan en el ámbito nacional para volver a competir por lo alto contra otros países.

Y lo harán aunque tengan que vender de nuevo postres, hacer rifas o pedir donaciones como lo hicieron en esta primera ocasión; mantendrán en mente la meta de regresar con un nuevo y mejor prototipo.

Diez niños del Oriente antioqueño dejaron en alto el nombre de Colombia en mundial de robótica

Related posts

Procuraduría investiga al alcalde de Maceo por contrato con financiador de su campaña

PaisaEstereo

Remiten pacientes desde Bogotá a las UCI en Barranquilla

admin

Hospital Mental de Antioquia entregó nueva ala de hospitalización; tendrá el mayor número de camas del país

admin