Connect with us

Internacional

Ciudad de México cierra bares y cantinas ante el aumento de las hospitalizaciones por el coronavirus

Un grupo de personas beben en un restaurante de Ciudad de México.NAYELI CRUZ / EL PAIS

MÉXICO:

MICAELA VARELA

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, suma más restricciones al semáforo naranja y advierte de que el pico de la pandemia del pasado mayo está cerca.

TOMADA DE:https://elpais.com/mexico

EL PAÍS: el periódico global

Los bares, cantinas y antros que han podido aguantar abiertos con permisos de restaurantes tendrán que cerrar, a partir de este sábado y al menos durante los próximos 15 días.

La jefa de Gobierno de Ciudad de México ha anunciado este viernes nuevas medidas de contención ante el continuo aumento de hospitalizados por el coronavirus, que suman 375 más que la semana anterior. Sheinbaum ha suspendido el programa ReABRE, que permitía a los bares y cantinas seguir operando si servían comida. “Dimos oportunidad para abrirlos como restaurantes, pero no se han cumplido las medidas de sanidad y por lo tanto estamos planteando durante un periodo de 15 días la suspensión total”, ha sentenciado. Además, los gimnasios, museos y cines se verán obligados a recortar su horario de actividad, de las 22.00 a las 19.00. La capital prepara un plan intensivo para doblar la curva con el registro telefónico a la entrada de establecimientos para monitorizar los contagios en espacios cerrados y un esfuerzo concentrado en las pruebas, que combinarán las PCR con test rápidos de antígenos.

A partir de este sábado, el programa ReABRE quedará suspendido. Este plan ha permitido a los bares, cantinas y antros abrir tras el confinamiento para evitar la bancarrota. A cambio, debían de operar con servicio de comidas como un restaurante y seguir estrictamente las medidas sanitarias: medir la temperatura, ventilar y desinfectar. Sheinbaum ha decidido paralizar estas actividades ante el alza de las hospitalizaciones y el incumplimiento de las condiciones del Gobierno en algunos locales. “Está demostrado que en los lugares cerrados y más concurridos donde hay mucha interacción sin cubrebocas, sana distancia y con bebidas alcohólicas se dejan de atender las medidas y son lugares de muy alto contagio”, ha subrayado. En adición, los gimnasios, museos, cines y boliches recortarán su hora de cierre y deberán bajar la persiana a partir del lunes a las 19.00

En total, la capital suma 1.819 nuevos casos en el último día y acumula 175.946 pacientes confirmados. Las muertes por la covid-19 han aumentado en 158 y se sitúan en 15.997. Ante este repunte, el Gobierno local incrementará los esfuerzos para contener el virus. “Esta semana vamos a aumentar el trabajo territorial, tocar casa por casa para identificar personas con síntomas y que lleguen temprano a los hospitales”, ha señalado la jefa de Gobierno y ha añadido que se concentrarán los esfuerzos en las colonias más afectadas con más quioscos sanitarios, especialmente en el metro y en el centro. Las autoridades quieren doblar su apuesta en las pruebas para detectar el virus. Pretender subir las 5.000 pruebas diarias que se realizan actualmente a 10.000 en los próximos días. “Estamos esperando la autorización de la Secretaria de Salud federal para hacer más pruebas de antígenos que son más rápidas”, ha informado Sheinbaum, quien espera tener la autorización hoy. La funcionaria ha recordado que los resultados de estas pruebas podrían tenerse en cuestión de minutos y no de días como ocurre con las PCR.

La ocupación hospitalaria por pacientes enfermos de coronavirus continúa aumentando sin descanso. En la última semana ha habido un fuerte repunte en la tendencia con 375 nuevos hospitalizados. En total hay 4.247 pacientes en hospitales, 1.017 de ellos en camas con respiración asistida. De media, se ingresan a 271 personas por día en el Valle de México, la mayoría en la capital. Sheinbaum ha señalado que las camas hospitalarias están al 49% de su capacidad y que si la tendencia sigue como hasta ahora se volverían a las cifras críticas de mayo en el próximo mes de diciembre. Respecto a si se volverá a semáforo rojo entonces, la jefa de Gobierno ha indicado que dependerá de cómo evolucione el virus en las siguientes semanas.

Otra medida que implementará el Gobierno a partir del miércoles próximo es el registro y monitorización de los nuevos positivos en espacios cerrados. Eduardo Clark, titular de la Agenda de Innovación Pública, ha explicado que los establecimientos que continúan abiertos tendrán su propio código QR impreso en la entrada, en el lugar donde se realiza el filtro sanitario. Cuando tomen la temperatura a los clientes, comprueben que llevan cubrebocas y les desinfecten las manos, tendrán que escanear el código. De esta forma el sistema almacenará su número de teléfono para contactarles en caso de que se registre un positivo que estuvo en contacto con ellos en ese local. “No vulnera los datos personales, no tenemos más datos que su teléfono y si estuvo ahí. Ni nombres, ni dirección”, ha matizado Clark.

Ciudad de México se resiste a pasar a semáforo rojo con una incidencia del virus de 143,57 por 100.000 habitantes, la cifra más alta de todo el país. Mientras, Zacatecas y Durango, con una incidencia de 97,7 y 107,66 respectivamente, han vuelto al semáforo rojo como Chihuahua, donde ayer se alcanzó un nuevo récord de casos positivos y fallecimientos. Este Estado, el primero en retroceder en el semáforo, ha sumado 837 nuevos casos a los 31.399 acumulados desde que se desató la pandemia. En total, ha registrado 2.544 fallecimientos, 48 nuevos en las últimas 24 horas.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE