RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Bancos de sangre de Antioquia viven crisis por falta de donantes

POR MATEO ISAZA GIRALDO

Reinventar, ese concepto anunciado y pronunciado casi hasta el hastío sí que aplica para los bancos de sangre durante la pandemia.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano - Wikipedia, la enciclopedia libre

En Antioquia son doce, en su mayoría ubicados dentro de clínicas y hospitales, y otros como el de la Cruz Roja Seccional Antioquia.

La causa de la crisis por la disminución de sus inventarios de sangre, que han vivido en los últimos tres meses, son comunes: la llegada del nuevo coronavirus vino acompañado de un temor entre los potenciales donantes de visitar los centros hospitalarios donde están instalados.

Adicional a eso, las campañas externas y jornadas masivas de captación de sangre, que se realizaban en universidades, empresas y centros comerciales, quedaron suspendidas hasta nueva orden luego de que se decretara el cierre de buena parte de estos espacios como medida preventiva para evitar las aglomeraciones.

Angustias y certezas
Carlos Vallejo, jefe del banco de sangre del Hospital San Vicente Fundación, estimó que en abril y buena parte de mayo la disminución de donantes fue alrededor de 40 %.

Cuando en 2019 en un mes normal alcanzaban entre 1.100 y 1.200 donantes, en abril fueron 600 y en mayo poco más de 900, luego de una campaña masiva en medios de comunicación. “Nos angustia no contar con la cantidad de donantes para suplir los requerimientos de los pacientes. Solo con los que vienen a la sede hay días en que nos vemos en aprietos, y si bien en los primeros meses de confinamiento hubo disminución en cirugías electivas y menos traumas (como accidentes de tránsito) porque la gente estaba encerrada, con la reapertura esas atenciones han vuelto a subir”, indicó Vallejo.

El vocero del San Vicente explicó que, en el transcurso de la pandemia, han tenido días en que amanecieron sin una unidad de 0+ en el banco (cerca de 1 de cada 2 pacientes requieren este tipo de sangre) lo que implica hacer maromas y aplazar por algunas horas cirugías mientras consiguen las unidades.

El panorama en el Hospital General de Medellín no es muy diferente. Ruth Elena Mosquera, líder de ese banco de sangre, explicó que aunque en un principio los requerimientos de sangre también bajaron, lo que evitó llegar a una emergencia extrema, la cancelación de las campañas externas fue masiva y eso afectó la captación de sangre.

Para suplir parte de esa deuda, en el Hospital General implementaron la donación a domicilio, estrategia que tuvo buena acogida, pero que no alcanzaba a suplir la cantidad de donantes reunidos en una campaña en una universidad o un centro comercial.

“Pasamos de captar 70, 80 donantes en un solo día, cuando no estaba la pandemia, a 10 o 12 con la donación domiciliaria, a pesar de que diseñamos unas rutas para concentrar donantes que vivieran cerca”, explicó.

En el General, por ejemplo, pasaron de tener 860 donantes en abril de 2019 a conseguir 508 donantes en abril de este año.

Reinvención y austeridad
Victoria Villegas, coordinadora de la Red Departamental de Bancos de Sangre, explicó la encrucijada en que se encuentra un servicio que se nutría de aglomeraciones para captar donantes y que debe seguir en la “nueva normalidad”.

“Hemos tenido que reinventarnos porque estábamos muy afectados. Desde finales de marzo comenzaron las donaciones a domicilio de algunos de los bancos de sangre y buena parte de los esfuerzos se concentraron en las urbanizaciones y conjuntos residenciales para concentrar varias donaciones en un solo espacio geográfico, sin que eso implique ir en contravía con las medidas sanitarias y de protección que se adoptaron”, dijo.

Villegas explicó que las donaciones en las unidades residenciales se agendan con citas, porque las necesidades de pacientes oncológicos, pendientes de cirugías y demás no dan espera.

La estrategia fue exitosa en mayo, pero, según explicó Carlos Vallejo, del San Vicente, con la flexibilización de la cuarentena se han dado cuenta de que de lunes a viernes ya no hay tantas personas en las viviendas porque buena parte de ellos se reintegraron a sus labores. Las empresas y centros comerciales operan a media máquina y las universidades recién planean un modelo de estudio mixto para el segundo semestre de 2020.

Entre las estrategias y los llamados que se impartieron desde el INS ante una problemática de carácter global (la falta de donantes) está también que el personal médico racionalice al máximo el uso de sangre sin poner en riesgo al paciente.

El llamado que estos bancos les hacen a los ciudadanos es enfático: las medidas de bioseguridad se reforzaron, donar sangre no representa un riesgo de contagio y el abanico de posibilidades para contribuir se amplió, para que donar sea una de las buenas costumbres que no se pierdan con la pandemia .

CONTEXTO DE LA NOTICIA
OPINIÓN
LA EXPERIENCIA DE DONAR A DOMICILIO
RODRIGO MONTOYA
.
”La mía fue con el Pablo Tobón Uribe. Una vecina regó la voz en la unidad y varios nos apuntamos para donar. Vinieron dos personas y trajeron todos los elementos de bioseguridad (caretas, gafas, guantes). Entre donante y donante cambiaban todos los equipos y cumplieron todos los protocolos”.
CLAUDIA RESTREPO
.
”Fue con la Clínica Medellín. Los contacté por WhatsApp y programamos la cita. Vinieron en ambulancia vestidos de pies a cabeza con trajes antifluidos y desinfectaron todo. Donamos mi mamá y yo acá, no se demoró nada, y fue acá en la comodidad del sofá”.

Related posts

Capturan a un padre que abusaba de su hija de 11 años

admin

Autoridades, con la mira en Bello y en Urabá

admin

En Cartagena, 14 trabajadores de la salud se han contagiado de coronavirus

admin

Leave a Comment

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE