Connect with us

Vida

Así fue el rescate de un ocelote que no terminó en final feliz

El ocelote hallado se trataba de un adulto macho. Foto: Corantioquia.

El felino fue hallado en un sector de la vía entre Santa Fe de Antioquia y el corregimiento Bolombolo de Venecia. Las autoridades reiteraron el llamado a los usuarios de la vías a reportar los atropellamientos de fauna silvestre.

Un fuerte maullido atrajo la atención del personal de la concesionaria que administra la vía Medellín- Santa Fe de Antioquia el pasado sábado a la madrugada. 

TOMADO DE: semana.com

De inmediato detuvieron el vehículo en el que se movilizaban, se bajaron del carro y comenzaron a buscar. El frío era intenso. Por un instante solo lograron escuchar el ruido de las aves que a esa hora se posaban en las copas de los árboles.

Después de un rato, otro maullido irrumpió la calma. Esta vez fue mucho más tenue. El grito de dolor fue atendido. Muy cerca de donde estaban encontraron un ocelote (Leopardus pardalis), macho adulto, gravemente herido. De inmediato dieron aviso a la Policía de Santa Fe de Antioquia que reportó el caso para que personal especializado se trasladara al sector de la carretera que conecta a ese municipio con el corregimiento Bolombolo de Venecia, en donde fue hallado el felino.

El equipo de fauna silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, la Corporación Autónoma Regional de Antioquia y el operador vial Precoodes se encargaron de atender la emergencia y evaluar su estado de salud. 

Inicialmente el animal fue trasladado al Hogar de Paso de Corantioquia, pero debido a sus lesiones, agravadas por la acción de arrastramiento, se optó por trasladarlo al Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES en donde le tomaron varias placas radiográficas


Un equipo médico-veterinario atendió al ocelote en el Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES. Foto: Corantioquia. 

Los resultados no fueron positivos. Las imágenes de rayos X mostraron una fractura total en la columna vertebral y daño en órganos internos, debidos a un traumatismo, probablemente ocasionado por atropellamiento.

Adicionalmente, el felino mostró un alto grado de estrés, lo cual inevitablemente hizo que se encontrara en estado de constante alerta, sumado a su dolor.


Luego de tomar varias placas se evidenció que tenía partida su columna vertebral. Foto: Corantioquia. 

Luz Rodríguez, médico-veterinaria del convenio, indicó que durante el examen clínico encontraron que tenía varias heridas en la piel, su rostro, en el dorso, así como algunos de sus dientes fueron fracturados. «Por la gravedad de las lesiones y el gran sufrimiento que estas le estaban causando, se decidió aplicarle la eutanasia humanitaria«, comentó.

Andrés Alberto Gómez, integrante del equipo de fauna silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, afirmó que el animal tenía comprometidos órganos vitales y que el daño en su columna vertebral era irreparable, razón por la cual era imposible que pudiera volver a recuperar su movilidad y, por lo tanto, ser liberado en su hábitat natural posteriormente. 


Ante la imosibilidad de poder volver a movilizarse y el sufrimiento que presentaba, los médicos deciedieron aplicarle la eutanasia humanitaria. Foto: Corantioquia. 

Llamado a la comunidad 

La muerte de este ocelote, que en su madurez puede alcanzar una longitud de 70 a 90 centímetros, deja en evidencia la necesidad de implementar más pasos de fauna en las carreteras de Colombia, pero además, la falta de cultura de los usuarios de las carreteras frente al cuidado y responsabilidad que deben tener con la fauna silvestre que también transita en las vías.

«La comunidad debe tener presente que un buen porcentaje de las carreteras están construidas en la mitad de muchos ecosistemas en los que los animales silvestres habitan, por esa razón debemos estar siempre atentos de nuestro entorno y respetamos los límites de velocidad», dijo Luz Rodríguez.


Un alto porcentaje de la fauna silvestre que se pierde en el país es consecuencia de los atropellamientos en las vías. Foto: Archivo/Semana. 

Andrés Alberto Gómez, entre tanto, hizo un llamado para que se respeten las señales y avisos que advierten sobre la presencia de animales en la vía. «Nosotros no somos los únicos usuarios», comentó el profesional, quien agregó que es importante comprender que todas las especies de animales cumplen una función en el ecosistema y que cada muerte puede generar desequilibrios.

«Cuando encontremos animales atropellados o accidentalmente atropellemos uno, avisemos a las autoridades ambientales, no huyamos, prestemos la ayuda necesaria para que nosotros podamos brindar la asistencia técnica y, de esa forma, velar por su rescate y evitar la pérdida de más biodiversidad», resaltó.

Desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Corantioquia recalcaron que una gran variedad de animales silvestres tiene hábitos nocturnos y que en las horas de mayor oscuridad es cuando prefieren desplazarse en buscar alimento, viéndose obligados a cruzar carreteras y caminos. «La recomendación es conducir a una velocidad moderada, mantener la atención y cuidar la vida en la carretera», señalaron. 

En lo corrido del año 2020 el equipo de fauna silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y Precoodes han atendido cinco felinos, entre los que se cuentan dos ocelotes (Leopardus pardalis), dos tigrillos lanudos (Leopardus tigrinus) y un yaguarundí (Herpailurus yagoaroundi). 

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE