RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

ARGENTINA: Así “Dumbo” fingió su muerte por COVID: la lápida y el certificado de defunción trucho del narco más buscado

ARGENTINA:

Así “Dumbo” fingió su muerte por COVID: la lápida y el certificado de defunción trucho del narco más buscado.

TOMADA DE:https://tn.com.ar/

Todo Noticias - Wikipedia, la enciclopedia libre

Raúl Martín Maylli Rivera negó hasta el último minuto su identidad. Claro que no podía ser “Dumbo” el hombre parado frente a los federales: el narco más buscado de la Argentina había muerto el 25 de enero de 2022 por coronavirus. Un certificado de defunción oficial y una lápida en la tumba de sus padres, en Flores, así lo demostraban.

“¡Dumbo! Fuiste un hermano genial, te recordaremos por siempre. Tus hermanos y sobrinos”, se puede leer en un fragmento de mármol grabado, colocado a los pies de la sepultura de Olga Alicia Rivera y Juan Valentín Sirlopu, en el barrio porteño. Flores amarillas y latas de cerveza acompañan el emotivo mensaje.

Triste destino para el jefe narco que se vio forzado a abandonar su base de operaciones en el barrio Mugica de Villa Lugano, por el tiroteo que lo puso en evidencia, en mayo de 2021.

Hasta ese momento, la platea 11 de aquel sector de la Ciudad de Buenos Aires se había convertido en el corazón de su reino personal. Un lugar en el que se sentía tan cómodo que paseaba con un arma en la cintura, a veces desnudo, y le pagaba a chicos de su propio bolsillo por sus servicios como marcadores.

Pero esa muerte era, en realidad, una falsa muerte, un truco muy popular en el ambiente del crimen organizado. Cercado y con una recompensa de 5 millones de pesos sobre su cabeza, “Dumbo” logró traspasar la frontera y refugiarse en Perú.

Antes, se escurrió dos veces de la Policía bonaerense y de la Ciudad. La primera vez, en Merlo, y la segunda, en una casa de Martínez, donde los efectivos encontraron ropa nueva, con la etiqueta todavía puesta.

Aunque no está demostrado, detectives que participaron de su captura, creen que volvió a entrar y salir del país en varias oportunidades. El negocio y su renovada alianza con los hermanos “Marcos” y “Piti” Estrada Gonzáles requerían su presencia. Sin embargo, en los últimos meses, habría dejado ese ímpetu viajero.

El narco logró afianzarse con su familia en San Juan de Lurigancho (Lima) y para continuar activo en la clandestinidad el engaño debía ser completo: consiguió un certificado de defunción.

De acuerdo al documento, al que tuvo acceso TN, “Dumbo” murió, a los 40 años, por coronavirus. El deceso ocurrió a las 8 de la mañana, en una casa ubicada en JR Paijan 382, en esa localidad de la capital de Perú. El certificado lleva la rúbrica de Julio Peralta Roncal, un médico cirujano que, a simple vista, no le tocó ni un músculo de la cara, pero lo decretó muerto.

El documento aparece firmado el 16 de febrero por encargados del Registro Nacional de Identificación y de Estado Civil de Perú.

Mientras lo buscaban en la Argentina, Maylli Rivera caminaba entre los vivos con el documento del boliviano Jesús Gúzman Guerrera, el mismo que le presentó a los dos agentes de la División Operaciones Área Metropolitana Oeste de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA que lo sorprendieron desarmado.

Aunque intentó hacerlo, fue imposible engañar a los detectives que lo conocen desde que dio sus primeros pasos en la organización de los Estrada Gonzáles de la mano de su padre. Curioso es que “Dumbo” haya elegido el COVID como causa de su muerte: la pandemia le dio el impulso para coronarse en Lugano.

La rivalidad con la organización que opera en la 1-11-14 llegó a su fin por una necesidad mutua: “Los Antiguos” requerían a su viejo lugarteniente para poderle hacer frente a los grupos que intentaban arrebatarles, por primera vez en 20 años, el dominio del barrio del Bajo Flores. Por su lado, “Dumbo” trataba de dirigir su propio negocio desde la clandestinidad, una tarea muy compleja.

La alianza funcionó, pero una saga de homicidios y hechos de violencia dan cuenta que la inestabilidad reina ahora en el territorio de los históricos narcos peruanos. El panorama, con su captura, parece aún más complicado para los tres.

“Apareces como muerto, yo no sé si estarás vivo”, le dice uno de los agentes de la Policía de Perú a “Dumbo”, mientras se escucha el “click” de las esposas cerrándose sobre sus muñecas.

El operativo para arrestar a “Dumbo”: Buquebús a Montevideo y vuelo a Perú
El arresto de “Dumbo” se concretó pasadas las 6 en Parque San Silvestre, del distrito San Juan de Lurigancho, en Lima, hasta donde los federales llegaron tras realizar seguimientos de personas de su extrema confianza desde Argentina, previo paso por Montevideo, Uruguay.

La detención, comandada por el juez Julián Ercolini, se llevó adelante con la colaboración de la Fiscalía Antidrogas 1 Del Callao, Perú, a cargo de Ronald Achahui Córdova, y por efectivos de la División Operaciones Área Metropolitana Oeste de la PFA, con apoyo de personal de la Policía Nacional de Perú y de la Dirección Antidrogas de la Policía de Uruguay, que realizaron una serie de seguimientos que derivaron en el arresto del prófugo.

En la investigación, en la que participó la PROCUNAR, a cargo de Diego Iglesias, y la fiscal Alejandra Mangano, se encontraban en observación distintas personas relacionadas a actividades de comercialización al menudeo de drogas en el Barrio Múgica, que eran lideradas desde la clandestinidad por “Dumbo”.

Los últimos allanamientos en el barrio asustaron a “El Oso”, un hombre muy cercano al narco. Aunque no tenía pedido de detención en esta causa, tenía miedo de ser apresado y decidió regresar a Perú. Ese dato, llevó a que los federales montaran una vigilancia y seguimiento con el fin de llegar a “Dumbo”, de quien ya se sabía que residía en Lima, por lo que también estaba tras sus pasos la policía peruana.

El 26 de octubre, “El Oso” decidió primero viajar vía marítima desde Buenos Aires a Colonia, Uruguay, y desde allí tomar un vuelo a Lima, con una escala en el Aeroparque Jorge Newbery.

Los efectivos de la Policía Federal asignados al operativo se embarcaron en el mismo avión y vigilaron a “El Oso” hasta que llegó al Aeropuerto Jorge Chávez, de Lima, donde se sumó al operativo la Policía Nacional de Perú, que lo siguió hasta que se encontró con la pareja de “Dumbo”, que fue reconocida por los federales.

Los detectives encubiertos siguieron a ambos hasta un restaurante de la zona de Parque San Silvestre, de Lima, donde estaba el narco prófugo.

Related posts

Colombia es el país más madrugador pero también el menos productivo en la Ocde

PaisaEstereo

Una importante compañía de cruceros podría no operar en Florida si el estado no permite los controles de vacunación contra covid-19, dice el CEO

PaisaEstereo

Cantante es hospitalizada por aguantarse los gases frente a su novio

PaisaEstereo