Connect with us

Vida

Ante la pólvora ellos son los que más sufren. Claves para ayudarlos

Es importante prepararse desde ya con sus mascotas para la jornada decembrina que viene. FOTO Sstock

CLAUDIA ARANGO HOLGUÍN |

Este año ha sido diferente para perros y gatos que habitan en los hogares. La pandemia y el confinamiento ha hecho que los humanos permanezcan más tiempo en casa y por ende han podido estar más unidos en lo que va corrido de 2020.

Otros, tras esta situación de pandemia, vieron la posibilidad de incluir a estos animales de compañía en su diario vivir y ahora son parte de la familia.

TOMADO DE: elcolombiano.comAntioquia - Medellín | El Colombiano, noticias.

Michel Cardona, director científico de @somosgabrica, comenta que quienes ya tienen perros o gatos en casa se preparan para vivir uno de los meses más difíciles de año, diciembre con la pirotecnia y el ruido de la pólvora. Los nuevos propietarios deben saber que “en general los que más sufren son las aves, de ahí los perros y por último los gatos, que son los menos propensos a asustarse con ese tipo de ruido”.

 

La fauna silvestre

Las aves son los más afectadas con la pirotecnia indica Cardona y desde el CES la preocupación se incrementa en particular en esta época de aves migratorias que se vive en la región.

Le puede interesar: Aves que llegan a invernar en el Valle de Aburrá

 

Es bien complicado –detalla Cardona– en las aves ya que se genera un aumento severo de su frecuencia cardiaca y además del ruido, los destellos y las luces los ahuyentan y desorientan.

Lo ideal, para la doctora Zapata es no quemar pólvora, “es que esto tiene consecuencias muy graves para la fauna silvestre como la muerte, paros cardiacos, las aves se desvían de su norte, se pierden de su hábitat, al huir de lo que los asusta empiezan a migrar, la recomendación más sana sería no hacerlo”.

Para perros y gatos

Siendo más común en caninos que en felinos, puntualiza Cardona que hay que conocer a su mascota. “Hay perros muy tranquilos, que no reaccionan ante estos ruidos, otros van a tener cierto tipo de miedo o ansiedad más adaptable y por último están los que ya se ponen nerviosos y con crisis complejas de manejar, un miedo extremo a los ruidos fuertes como pólvora, explosiones o truenos”.

Los que apenas se están estrenando en esta labor de tenencia responsable con sus mascotas pueden empezar por observar cuáles han sido sus reacciones ante ruidos fuertes como los que se han presentado en estos días de truenos, por ejemplo, y si hay síntomas de miedo (esconderse, quejidos o buscar refugio) mejor no esperar a que empiece la temporada decembrina para actuar.

Explica el doctor John Howe, presidente de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA) en la página web de dicha institución que incluso las mascotas que no suelen ser sensibles a los sonidos fuertes y al ruido pueden estresarse mucho debido a dicho sonido, “es difícil no sentirse impotente cuando uno los ve temblando y jadeando y tan obviamente angustiados. Pero con un poco de planificación y preparación anticipadas, puede aliviar la ansiedad de sus mascotas y ayudarlas a superar este momento”.

Lo mismo opina Juliana Zapata Duque, médica veterinaria y zootecnista de la Universidad CES, quien recomienda empezar desde ya con acciones de acompañamiento para prevenir problemas posteriores e incluso que la mascota salga huyendo despavorida ante el sonido de la pólvora.

¿Qué hacer?

Lo primero es prevención. Indican desde la AVMA que no descuide por nada el ejercicio con sus mascotas, tanto perros y gatos necesitan ejercitarse, “además de ser algo saludable, puede ayudar a quemar energía extra, limitar su ansiedad más tarde y ayudarlos a descansar más profundamente en casa”.

Lo segundo que afirma la profesional del CES es verificar que las mascotas estén identificadas, “es algo muy importante que tengan su microchip”, (pueden consultar su implantación en el Centro de Bienestar Animal La Perla), “y además que tengan también una placa con su nombre y teléfono de contacto en su collar, ya que muchas veces se escapan o salen corriendo del susto y se pierden. La idea es evitar que eso pase en esta época particularmente”.

La doctora Zapata indica que es muy importante que el animal tenga un espacio seguro,” en el que ellos se sientan cómodos, puede ser un cuarto y ponerles todos los recursos, puede ser agua, alimento, y la cobija o cama en la que duerman, ponerles música clásica y taparles los oídos con algodón en esas fechas en que sabemos que va a explotar pólvora, son estrategias caseras que podemos usar para mitigar un poco el tema del ruido”.

Explica la profesional que si ya tiene identificado en su gato este temor puede usar la misma estrategia anterior con la diferencia de que los mininos prefieren un lugar resguardado, el clóset, o un cajón, en el que pueda a estar a oscuras, o una caja de cartón, a ellos les gusta estar altos y encerrados”, precisa.

Si considera que su caso es grave es mejor consultar con su veterinario de confianza y así evaluar si su mascota necesitará medicación o no, “son alternativas médicas como esencias florales, collares y feromonas. Será el veterinario quien verificará el estado de salud del perro y gato, además de la dosis exacta que necesita el animal y si estas ayudas médicas las puede usar o no, también hay medicamentos homeopáticos que pueden servirles”, anota Zapata.

Existen nutraceúticos para las mascotas, nutrientes que tienen efectos terapéuticos que puede consultar con su veterinario, indica Cardona. “Se deben dar una semana antes de que comience la temporada de la pólvora, durante y hasta que termine”.

Puede leer: Tratar la ansiedad por separación en animales

En el momento

Si hay algo en lo que las mascotas son buenas es en la observación. La psicóloga cognitiva Alexandra Horowtiz en su libro En la mente de un perro, explica que estos animales poseen conocimientos especiales sobre los humanos con quienes convive, fruto de la atención que les presta y de la que los dueños les dan, “los perros son sensibles a los cambios de olores que se producen con el estrés, también notan la tensión de los músculos y el cambio de sonidos cuando se acelera el ritmo respiratorio”, cuenta.

Entonces, puntualiza Zapata, que ellos se darán cuenta si usted está angustiado y por ello es mejor mantener la calma, “si la mascota se le acerca con miedo, el humano responsable debe estar lo más tranquilo posible para poder entregar esa misma energía al perro o gato. Frases como: ‘Ay, venga, tranquilo, que pecao, no se asuste, venga’, o gritos, regaños o mostrándole lo horrible que es la pólvora con una actitud beligerante, podrían aumentar la ansiedad del animal”.

Lo mismo dice AVMA en sus recomendaciones: “Las mascotas pueden mirarnos para ver cómo estamos reaccionando y ser influenciadas por nuestro comportamiento, así que trate de mantener la calma durante los fuegos artificiales, incluso si también le molestan. Trate de no reaccionar demasiado a su angustia”.

Otra recomendación final es jugar con el perro para que se distraiga, pero ante todo, precisa Cardona, estar muy tranquilos como dueños responsables.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE