RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

Un barco espera por permiso para entregar miles de barriles de diésel en Puerto Rico

La necesidad urgente de diésel en varias instituciones como los hospitales, para operar los generadores eléctricos ante la falta del servicio energía eléctrica, provocó que el gobierno activara la Guardia Nacional para priorizar la distribución de ese combustible en lugares donde se ofrecen servicios esenciales. (Suministrada)

PUERTO RICO:

Por Alex Figueroa Cancel

La Autoridad de Puertos indicó que fue enviado a la isla sin la autorización corresponde del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, pero aseguró que el gobierno estatal apoya la petición de dispensa por la necesidad del combustible.

TOMADA DE:https://www.elnuevodia.com/

PUERTO RICO: Pedro Pierluisi declara un estado de emergencia por la viruela  del mono - RimixRadio, Noticias para latinos

En momentos en que se extiende la necesidad de diésel por los cientos de miles de personas que siguen sin energía eléctrica tras el huracán Fiona, un barco con miles de barriles de ese combustible no ha podido atracar desde ayer, domingo, para entregarlo.

El director ejecutivo de la Autoridad de Puertos, Joel Pizá, confirmó anoche a través de su cuenta de Twitter que la embarcación espera al sur de la costa de Puerto Rico y que la nave necesita autorización del gobierno federal para poder entrar al puerto en Peñuelas.

En entrevista con El Nuevo Día esta mañana, el funcionario explicó que el barco de bandera extranjera fue enviado por la empresa British Petroleum (BP) en Texas al suplidor local Peerless Oil & Chemicals, en Peñuelas, mientras que no ha recibido contestación a una solicitud ante el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en ingles) para una dispensa a los requisitos a la Ley Jones.

Señaló que es usual que vengan a Puerto Rico barcos de bandera extranjera, pero la Ley Jones permite que pueden llegar solamente cuando vienen directamente de puertos extranjeros.

Pizá detalló que la ley federal dispone que, si vienen de un puerto de Estados Unidos, el barco tiene que ser bandera estadounidense, como en este caso porque viene desde Texas.

Según el funcionario, BP regularmente envía sus barcos con bandera estadounidense para cumplir con las regulaciones, como uno que esperan a finales de esta semana, pero desconoce por qué en esta ocasión enviaron uno de bandera extranjera desde ese origen.

“Ha sido muy accidentado la forma en que llegó este barco a Puerto Rico”, dijo Pizá. “Diría que ha sido atropellado y especulativo. Nos notificaron cuando llegó a las 5:00 de la tarde de un domingo. No habían notificado a la Guardia Costera, como se requiere”.

“En esencia, se caracterizaría como irresponsable enviar el barco así, sin la dispensa de la Ley Jones”, agregó el funcionario, quien también denunció la presión impuesta por la compañía al indicar que esperarían de 36 a 48 horas o el barco se marcharía.

El director ejecutivo de Puertos señaló que BP supuestamente solicitó la dispensa “desde el martes, según le informaron al operador del terminal” y que entonces “decidieron enviar el barco confiados en que se lo iban a conceder”.

Sin embargo, Pizá indicó que “aunque denunciamos la falta irresponsable de coordinación, como el pueblo es primero, vamos a apoyar cualquier petición ante el DHS (siglas en inglés del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos) para apoyar a que se puedan descargar aquí el combustible”.

“Durante el día de hoy vamos a continuar con las acciones afirmativas con el gobierno federal para que esos 300,000 barriles se puedan quedar aquí, por la necesidad que hay”, abundó.

La necesidad de diésel en la isla se ha recrudecido debido a la cantidad de ciudadanos e instituciones que han acudido a ese combustible para generadores de electricidad, ante la lentitud en el restablecimiento del servicio por parte de LUMA Energy.

Aunque el gobierno ha asegurado que no falta el combustible diésel, ha admitido que ha habido un “disloque” en la distribución por atraso en el despacho tras el paso del huracán, particularmente en Yabucoa, donde el puerto estuvo sin energía eléctrica por más de un día.

El Nuevo Día conoce de hogares donde viven decenas de ancianos que han tenido que hacer malabares para poder conseguir diésel, mientras que múltiples gasolineras han colocado carteles avisando que ya no tienen ese combustible.

Desde la semana pasada, se han reportado casos, como de supermercados y tiendas por departamentos, que han tenido que cerrar sus operaciones por falta de diésel para sus generadores.

Aunque la red de transmisión y distribución de energía eléctrica no sufrió daños catastróficos a raíz del huracán Fiona, LUMA proyectó ayer que, en el mejor de los escenarios, el porcentaje de clientes con el servicio restablecido cuando acabe esta semana rondaría entre el 77% y 91%.

 

Related posts

GUATEMALA: MuniGT brindará seguridad con Centro de Atención en el Centro Histórico

admin

VENEZUELA: Urgen activar búsqueda aérea de pescadores desaparecidos por zozobra del peñero Rio Catatumbo

admin

ECUADOR: En Guayaquil se reporta ‘acelerado’ aumento de contagios de COVID-19 desde la semana pasada, según COE local

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE