Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Tres vías nacionales que pasan por Antioquia están en alto riesgo

FOTO: Carlos Velásquez

Gobernación pidió al Invías y a Mintransporte un plan de atención urgente para evitar cierres completos.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

La autopista Medellín – Bogotá, la carretera a la Costa Atlántica y la vía a Urabá que llega hasta Montería tienen un denominador común: además de ser ejes nacionales, tiene un alto riesgo de cierre total por los problemas críticos que se han acrecentado con las lluvias. El deterioro es tal, que la Gobernación pidió al Invías y al Ministerio de Transporte un plan de atención urgente para evitar el colapso de los puntos críticos.

El secretario de Infraestructura de Antioquia, Santiago Sierra Latorre, explicó que el requerimiento que está haciendo el departamento no es para ejecutar un plan de intervención especial, sino uno permanente que atienda las necesidades de esos corredores. “La insistencia de Antioquia no es sobre los montos destinados, es sobre las acciones oportunas y permanentes en el mantenimiento de las vías para no llegar a estos puntos críticos. Le propusimos al Invías alternativas para mitigar estas problemáticas, para que se garantice un mantenimiento rutinario”, indicó.

Ánderson Quiceno, CEO de la Asociación de Transporte de Carga, llamó la atención en días pasados porque las vías nacionales tienen muchos problemas debido, en gran parte, a la falta de mantenimiento, aunque también se suma la falta de control de las autoridades para atajar las socavaciones por minería o indebida urbanización. “Otro problema son los arreglos temporales, nunca definitivos, lo que conlleva a afectaciones en las operaciones de carga y pasajeros”, criticó Quiceno.

Explicamos a continuación los problemas en detalle de tres vías nacionales que pasan por Antioquia.

Derrumbe lleva 3 meses en la Medellín-Bogotá

El 28 de febrero pasado cayó un derrumbe de grandes proporciones en el kilómetro 49+500 de la vía Medellín-Bogotá, en jurisdicción de San Luis. Desde entonces hay paso restringido por ese punto. La pregunta de los usuarios de la vía es cómo la capacidad operativa de toda la maquinaria disponible no ha podido remover en su totalidad un derrumbe después de tres meses.

El Invías contó ayer que una “comisión de expertos” se encuentra evaluando los puntos afectados para apenas “determinar las obras requeridas”. Además del punto mencionado, se suma la atención de dos box culverts que ponen en riesgo la estabilidad de la vía en el km 82+000 y en el km 114+100. El Instituto ya realiza obras de mitigación en el puente de Cocorná (km 18+200) donde la creciente del río afectó la protección del concreto del estribo izquierdo, dejando sin protección los pilotes y socavando la ladera del río, lo que pone en riesgo la infraestructura vial.

Túneles mineros ponen en riesgo vía a la Costa

En la vía Medellín – Caucasia se presentan daños que afectan la estabilidad del corredor y del pavimento en aproximadamente 10 kilómetros, a cada costado de la vía. Es tal el riesgo de la vía, que hay cierre total en las noches, entre las 6:00 p.m. y las 6:00 a.m. El hundimiento de al menos tres puntos en ese tramo se debe a socavaciones por túneles de minería ilegal. El secretario Sierra Latorre contó que la Gobernación, desde que se levantó el paro minero de marzo, trabaja con los alcaldes del Bajo Cauca en la caracterización de los mineros informales. El paso siguiente será verificar si las personas que trabajan en los puntos cerca de la carretera están ya censados para adelantar un plan de trabajo que permita sacarlos y sellar las socavaciones. Por lo pronto, el Invías hizo unos llenos temporales que posibilitan la movilidad solo durante 12 horas del día por el corredor. El secretario llamó la atención porque “el departamento no se puede acostumbrar a solo operatividad diurna, porque las economías no pueden estar condicionadas a esos horarios”.

Hasta paro hubo en Urabá por estado de la vía

La comunidad de Necoclí, Arboletes y San Juan de Urabá se rebotó esta semana y protestó por el abandono de la vía nacional que cruza hasta Montería. La carretera tiene niveles de deterioro enormes por falta de mantenimiento e incumplimientos de contratistas que dejaron obras inconclusas. El compromiso del Invías es destinar $16.000 millones para atender los puntos críticos de 73 kilómetros. La plata se distribuirá así: habrá un primer contrato de $1.000 millones para obras en la vía, mantenimiento y mitigación de los sitios críticos. El 26 de junio se espera adjudicar otra partida de $10.000 millones para una intervención más a fondo de la vía, contrato al que podrían adicionarse otros $5.000 millones si la firma que se lo gane tiene buenos rendimientos. Las reparaciones se demorarían entre cinco y seis meses.

Related posts

Supuesto panfleto del Clan del Golfo aparece en Sucre y causa pánico; autoridades confirman si es auténtico o no. ¿Qué dice?

PaisaEstereo

Incautaron más de 500 dosis de estupefacientes en el Barrio Alfonso López, en Medellín

admin

Continúan los piques en el carril de Metroplús en Manrique

admin