RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Qué impacto ambiental ha traído al Magdalena Medio antioqueño la presencia de 170 hipopótamos?

Expertos y el Gobierno aún no son claros en definir a los hipopótamos como una especie invasora y, por tal razón, habrá una audiencia por parte del Consejo de Estado.

TOMADA DE:https://www.bluradio.com/

La presencia durante 40 años en el ecosistema por la presencia de hipopótamos en el Magdalena Medio, ha causado dificultades que se verán reflejados en fenómenos asociados al cambio climático, como el fenómeno de El Niño, donde se observará la disputa con otras especies por los recursos como el agua, donde estos animales extremadamente territoriales se han reproducido sin control y casi se observa como los reyes del lugar.

Historia de los hipopótamos en Antioquia
En 1983 llegaron vía aérea los primeros cuatro hipopótamos hasta la hacienda Nápoles, por cuenta del extinto jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria. Tras ser asesinado 10 años después, la manada ya había empezado a crecer y los 16 animales que existían de la especie en ese entonces empezaron a salirse de lo que era el zoológico privado del capo para apoderarse de lagos y afluentes cercanos de Doradal, Corregimiento del municipio de Puerto Triunfo, en el Magdalena Medio antioqueño.

Hoy, 40 años después de que los gigantes africanos asumieron los campos, lagos y ríos de Doradal como su nuevo hábitat, esos 4 hipopótamos se han convertido en cerca de 170 individuos, debido a la falta de leones, cocodrilos e hienas, sus depredadores naturales en el África, por ejemplo.

Hipopótamos como impulsadores del turismo en Doradal
Pero más allá de su sola presencia, el vivir en la zona ha logrado transformar, de alguna manera, los ecosistemas, las especies y hasta las costumbres de quienes habitan esa zona rural que está en límites con la Autopista Medellín-Bogotá, tanto así, que el mismo alcalde de Puerto Triunfo, Javier Guerra Castillo, reconoció en Blu Radio que fue gracias a los hipopótamos que el municipio se convirtió en un destino turístico por excelencia en Antioquia.

Por ser unos animales que no son de Colombia, que ese ha sido el atractivo para los visitantes, la verdad es que el turismo en nuestro municipio ha crecido tanto que unas 800 mil personas están visitan el municipio de Puerto Triunfo, eso hace un atractivo”, indicó el alcalde Castillo.

El alcalde Guerra Castillo, quien era un niño cuando llegaron los hipopótamos a esa localidad del Magdalena Medio, reconoció que también la ciudadanía ha cambiado y ha aprendido a convivir con los animales que pueden llegar a pesar hasta 3 toneladas en su etapa adulta, pero admite que si la población de hipopótamos sigue creciendo sin control, como lo hacen actualmente, sí podrían enfrentarse a algún tipo de problema.

“Nosotros ya nos acostumbramos a convivir con los hipopótamos, la verdad es que para nosotros convivir con ellos acá se volvió costumbre y no es problema para nosotros, el problema es que están aumentando mucho, mucho y se vuelve incontrolable con tantos animales”, aseveró.

Hipopótamos, una amenaza para la población de Doradal

Aunque la tasa de muertes y accidentes con ocasión de una especie llamada invasora no es alta, estos exóticos paquidermos se convirtieron con el tiempo en un peligro para la fauna, la flora y los campesinos de la región, donde se tiene registrado un ataque de hipopótamo a un campesino, según cuentan, por intentar quitarle una cría, además de algunos accidentes de tránsito cuando van caminando por la autopista Medellín-Bogotá, la gran preocupación y afectación a largo plazo, sin duda, está en el ámbito medioambiental y en el descontrol de su natalidad.

Alimentación de los hipopótamos en Doradal, Antioquia

Y es que cada hipopótamo adulto come cerca de 70 kilogramos de pasto al día, cifra que al multiplicarse por los 170 animales que hay en este momento , alcanzaría las casi 12 toneladas, y lo que se convierte en un panorama complejo en el que, si siguen creciendo las manadas, éstas pronto entrarían a competir por el alimento con el ganado de la región, del que viven los campesinos en la zona.

Pero no es la única preocupación que tienen los expertos. David Echeverry López, biólogo y jefe de la Oficina de Gestión de la Biodiversidad de Áreas Protegidas de la Corporación Autónoma Regional -Cornare, autoridad ambiental en el Magdalena Medio, aseguró en Blu Radio que la presencia de estos enormes animales representa un riesgo para la biodiversidad de la zona y más allá de eso, y teniendo en cuenta que se enfrenta el país a un fenómeno de El Niño, los hipopótamos podrían jugar un papel muy importante en los efectos del calentamiento global y el cambio climático.

“El efecto de una grave sequía, se va haber mucho más grave con presencia de hipopótamos, va presionar los ecosistemas que haya en una zona porque al hacer una especie con estas ventajas adaptativas, las especies nativas se van a ver mucho más afectadas por un fenómeno como es el cambio climático”, recalcó.

El fenómeno de El Niño y su afectación en los hipopótamos

En ese contexto, una sequía provocada por el fenómeno de El Niño no solo llevaría a los hipopótamos a competir con el ganado por los pastos, sino también con los manatíes, chigüiros y nutrias por el territorio de lagos y afluentes, desplazando a esta especie que habita naturalmente en la zona y provocando con ello, un cambio drástico en la región.

Esta es la razón por la que durante varios años se han probado diferentes alternativas para intentar controlar, un poco, el crecimiento exponencial de la población de hipopótamos. Gracias a eso se han logrado 13 esterilizaciones que no contienen mucho el problema, pues al año pueden nacer más de 20 hipopótamos.

De igual manera, según cuenta el experto Echeverry López, se exploró la opción del sacrificio , pero abordarla tampoco es la solución pues trae consigo un problema social debido al cariño que los pobladores le tienen a estos animales.

Antioquia exportaría hipopótamos

Finalmente, en marzo de este año se encontró una alternativa menos cruel y que, aunque no soluciona de raíz el problema, sí ayuda a disminuir mucho la población de hipopótamos en el Magdalena Medio y esa es la exportación de 70 de estos gigantes colombo-africanos a México e India, tal como lo dijo, en su momento, el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria.

“Esto sería histórico, la exportación a la India, con apoyo e instituciones allí, pero también en México de inicialmente unos 60 hipopótamos, pero necesitamos avanzar en una serie de permisos, el tema reglamentario”, resaltó el mandatario regional.

Aún así, a pesar de haber pasado 4 meses, la solución sigue en veremos porque, según cuenta el biólogo y jefe de la Oficina de Gestión de la Biodiversidad de Áreas Protegidas de Cornare, el Ministerio de Ambiente, quien es responsable y dueño de estos animales, no ha expedido los permisos necesarios para iniciar con ese proceso que en parte, soluciona la problemática.

Desde esa época acá no ha pasado nada, nos hemos reunido varias veces con el Ministerio de Ambiente, nos dicen que faltan documentos, no tenemos permisos aún y no hemos tenido una respuesta concreta de qué es lo que falta para que se pueda dar ese permiso”, insistió Aníbal Gaviria.

Qué ha hecho el Estado para controlar la reproducción de los hipopótamos
A esa espera se suma el proceso que adelanta el Consejo de Estado, donde se realiza una audiencia potestativa para conocer los componentes técnicos que encierra la habitancia de los Hipopótamos en Colombia, y poder definir, más adelante, si se mantiene o no a los hipopótamos como una especie invasora en el país, teniendo en cuenta que habita en 43.000 kilómetros a lo largo del Magdalena Medio y Bajo, lo que lo que permitirá atender la crisis ambiental que éstos generan y definir las medidas para su prevención, control y manejo.

Mientras tanto, los expertos esperan que el fenómeno de El Niño que se acerca no sea tan inclemente en la zona como lo ha sido el fenómeno de la niña, para no tener que afrontar unos efectos agravados por la competencia por los recursos entre seres humanos, ganado, especies nativas e hipopótamos.

Incluso, desde El Parque Temático Hacienda Nápoles y la Alcaldía de Puerto Triunfo, han venido trabajando para quitar el estigma a la región, todo lo relacionado al narcotráfico y Pablo Escobar, con el retiro de la avioneta de la entrada principal, pero además con transformaciones en nuevas atracciones acuáticas, que han hecho que los turistas busquen la zona por su riqueza hídrica, gastronómica, entre otras, como en el caso del Parque que el año pasado recibió un millón 65 mil visitantes.

 

Related posts

En intento de robo, delincuente iba disfrazado de policía: Detalles del caso en Villavicencio

PaisaEstereo

Emiratos Árabes dona 20 mil pruebas rápidas para Bolívar

admin

Lluvias y vientos en Cartagena dejaron por lo menos 100 barrios sin luz

admin