RimixRadio, Noticias para latinos
Económicas

¿Qué dispara la inflación en Barranquilla?

Juan Sebastián Vargas

La variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) también sube por la carne de res, los arriendos y el corrientazo. Aumento de la yuca en la ciudad supera el 100 %.

TOMADA DE:https://www.elheraldo.co/

Comer fritos, chuzos desgranados, salchipapas y perros calientes en Barranquilla se está convirtiendo en un lujo que no todos los bolsillos pueden costear.

En el último mes, los precios de la comida rápida en la ciudad están entre los que más suben.

El arroz, la comida rápida, la carne de res, los arriendos y el corrientazo conforman el top cinco de productos y servicios que jalonaron la inflación de Barranquilla en abril, la cual fue de 1,28 %, es decir, 0,3 puntos porcentuales por encima del total nacional (1,25 %).

Así lo explicó el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), Juan Manuel Oviedo, en entrevista con EL HERALDO.

“En Barranquilla, además del almuerzo servido a la mesa, entra a aportar a la inflación la comida rápida en puestos fijos y móviles como la arepa de huevo y fritos, que están teniendo un fuerte impacto inflacionario”, señaló el funcionario.

Al analizar la variación anual de la inflación en la capital del Atlántico, que fue del 10,64 %, se encuentra que los cinco gastos que impulsan el alza son en su orden: el corrientazo, la electricidad, la carne de res, la comida rápida y acueducto.

El aumento de la comida rápida se explica por mayores costos de la materia prima como el aceite, los huevos, la carne, la harina de trigo y la yuca, la que ha subido en 118 %.

Suben alimentos
Por su parte, Jackeline Pirajan, economista de Scotiabank Colpatria, indicó que la inflación de los servicios de hoteles y restaurantes del 2,16 % en Barranquilla mostró el efecto de la temporada de Semana Santa.

“Al igual que para el resto del país, en el incremento de precios también contribuyó, en especial, el arroz y la carne. Desde la perspectiva nacional no se anticipa una bajada significativa en los precios de los alimentos, por lo que los consumidores de Barranquilla también experimentarían esta sensación de altos precios”, explicó Piraján.

Agregó que frente a otras ciudades de la región Caribe, Barranquilla está enfrentando un mayor incremento promedio en los precios de los restaurantes y hoteles, mientras que las inflaciones en las canastas de alimentos parecen ser otras ciudades de la región.

Pan por las nubes
Rodrigo Sánchez, propietario de una panadería en Barranquilla, sostuvo que la harina de trigo ha subido un 20 %.

“La harina está carísima. Ha tocado realizar altas inversiones para comprarla y así poder mantener la calidad. Por ese motivo, ya nosotros no vendemos los panes de $200, se venden ahora panes de $500, de $1.000”, dijo Sánchez.

Agregó que se han presentado aumentos de $100, $200, hasta de $300 en algunas presentaciones de pan, lo que genera quejas de los compradores.

Orlando Rueda, comerciante de alimentos, sostuvo que la harina, azúcar, huevos, aceite y arroz, han subido aceleradamente.

“El bulto de azúcar costaba $110.000, hoy en día vale $190.000; el bulto de harina valía $104.000, ahora está en $150.000; una garrafa de aceite de 3.000 ml costaba $11.000, ahora está en $27.000; el paquete de huevos valía $8.500, pero hoy cuesta $14.500, y el kilo de arroz ahora está en $4.000, cuando antes estaba en $3.500”, explicó Rueda.

Añadió que los consumidores han disminuido sus compras por el alza de precios. “Hemos visto que ahora las personas tratan de comprar lo necesario en alimentos, y dejan a un lado todo lo relacionado con la jabonería y limpieza porque no les alcanza”, puntualizó.

Por su parte, Diego Camacho, administrador de un local de cárnicos, indicó que todas las presentaciones de carne de res han subido sus precios.

“Aunque las ventas en el establecimiento han continuado normalmente, sí hay que admitir que los precios de la carne han aumentado últimamente hasta un 50 %”, detalló Camacho.

Distrito monitorea
Juan Manuel Alvarado, secretario de Planeación de Barranquilla, manifestó que el alza de los alimentos es algo que debe ser monitoreado de manera permanente.

“Nosotros seguimos monitoreando este tema que viene siendo un gran reto, ya que los alimentos cada vez están más costosos para los hogares, pero hay que entender que esto es un tema de orden nacional e internacional”, indicó Alvarado.

Ciudadanos se sienten “asfixiados” por el incremento de los precios
Asfixiados. Así aseguran que se sienten muchos barranquilleros con el aumento de los precios de los alimentos, implementos de aseo y otros artículos de la canasta familiar. Un grupo periodístico de El HERALDO consultó a varios ciudadanos sobre el impacto de las alzas que se registraron en la ciudad y el país.

Mildred Ilias, una vendedora ambulante, aseguró que está siendo “muy afectada” con la inflación.

“Ya no se puede comer carne, ni papa, ni arroz. Uno va al mercado pensando que puede comprar más barato, pero todo es igual”, aseveró.

Asimismo, Sara Duarte, clienta de un supermercado, aseguró que el alza de los precios de los productos de la canasta familiar –con respecto al año anterior– ha sido “abismal”.

“Hay una gran diferencia en el mercado que hacíamos antes al que hacemos ahora. El bolsillo se siente bastante apretado y con estos precios tan disparados todo se ha vuelto más difícil. Se podría decir que hoy en día las cosas cuestan el doble que antes”, precisó Duarte.

Por su parte, Pedro Ortiz, cliente de un establecimiento local de comida, indicó que este crecimiento es algo “natural”: “El mundo está en una revolución alcista. Yo no tengo ningún problema con los precios, afortunadamente me va bien”.

Los barranquilleros también dijeron sentir un “vacío” económico cuando se trata de abastecimiento de productos básicos para el hogar. Tal es el caso de Orlando Camargo, asesor comercial de una tienda, quien se refirió al aumento del salario mínimo como algo “insignificante”.

“Todo está muy elevado, en lo personal me he visto afectado. Decidieron aumentar el salario mínimo un 10 % y la canasta familiar un 30 %. Esta situación es difícil”, expresó Camargo.

Algunas personas que prefirieron no revelar su identidad aseguraron que esta situación los “obliga” a gastar el doble.

“Antes me alcanzaban $300 mil para una quincena. Con esto tenía hasta para veinte días. Ahora, a pesar de que solo somos dos personas se nos va mucho más en gastos, esto es increíble”, precisó uno de los ciudadanos consultados sobre el incremento de los precios de los alimentos y otros sectores.

Efecto del paro armado
El Grupo Empresarial Coltrans dijo que la situación del paro armado afectará al desarrollo de las operaciones en los puertos.

“Esto impactará directamente en los bodegajes en puerto, los días libres de los contenedores y moras adicionales, y la programación de cargues y descargues tras la escasez de vehículos”, indicó Coltrans.

A su vez, Granabastos informó que pese a la demora de cuatro horas producto del paro armado, se presentó un normal abastecimiento de tubérculos, plátanos, hortalizas, frutas, cárnicos, huevos, lácteos, granos y cereales, totalizando 924 toneladas ingresadas.

Related posts

Pago de prima de navidad a empleados funcionarios públicos será en noviembre

PaisaEstereo

Semana Santa en Montería dispara el precio del bagre y otros productos

admin

Nueva controversia entre WOM y Claro por supuesto fraude en llamadas de roaming

PaisaEstereo

Leave a Comment

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE