RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

PUERTO RICO: Salud confirma el primer caso y primera muerte sospechosa de leptospirosis en Puerto Rico tras el huracán Fiona

Hervir el agua que no sea segura para el consumo o tratarla con sustancias químicas (cloro) para destruir cualquier microorganismo es una de varias recomendaciones para evitar el contagio de leptospirosis.

PUERTO RICO:

Por Marga Parés Arroyo

Aunque anualmente se reportan casos de esta enfermedad en la isla, ya se han registrado más que cuando pasó el huracán María.

TOMADA DE:https://www.elnuevodia.com/

El Nuevo Dia - Crunchbase Company Profile & Funding

El Departamento de Salud confirmó este martes el primer caso de leptospirosis y la primera muerte sospechosa por esa enfermedad en Puerto Rico tras el paso del huracán Fiona, las consecuentes inundaciones y acumulaciones de agua.

Según datos de la agencia, la primera muerte sospechosa corresponde a un hombre de 85 años de la región de Ponce, mientras el primer caso confirmado es un hombre de 30 años de la región Metro, quien comenzó a presentar síntomas el 21 de septiembre. No se ofrecieron más detalles sobre estas personas.

En total, se han reportado 182 casos de leptospirosis en la isla durante este año, de los cuales 67 han sido posterior al huracán Fiona. De esos, uno ha sido confirmado, mientras siete son casos probables y 59 sospechosos.

Con esta cifra de casos ya se superaron los reportados a la agencia después del huracán María cuando hubo 115 casos. El año anterior (2016) se registraron 73.

En Puerto Rico es común el reporte de casos durante el año pues esta enfermedad ocurre más en zonas tropicales y subtropicales. Sin embargo, es más propensa después de ciertas emergencias naturales como los huracanes.

Además de la muerte sospechosa por leptospirosis ocurrida tras el huracán Fiona, en Puerto Rico previamente ya se habían reportado 11 muertes por leptospirosis durante el 2022.

La mayoría de los casos (80.6%) reportados tras el huracán Fiona han sido hombres con una mediana de edad de 44 años, aunque el grupo de edad con más casos es el de 20 a 29. Entre los casos sospechosos se destaca un menor de 8 años de la región de Caguas. En total, hay seis casos de menores de 18 años o menos.

Un mapa con los casos reportados entre el 18 y el 29 de septiembre advierte que Caguas es el municipio con más casos (ocho o más). También con muchos casos figuran Carolina, Ponce y Mayagüez (con cinco a seis casos); San Juan, Cidra y Patillas (tres o cuatro casos); y Cayey, Aguas Buenas, Naranjito, Arroyo y San Sebastián (dos casos).

¿Qué es la leptospirosis?
Un caso probable es el que ha arrojado positivo a al menos una de varias pruebas de laboratorio. Un caso sospechoso reúne al menos uno de varios criterios epidemiológicos. Un caso confirmado es el que ha sido validado por muestras enviadas a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

La leptospirosis es una enfermedad zoonótica que se transmite a través de la orina de animales infectados, como roedores, perros, ganado, cerdos, cabras, ovejas, caballos y búfalos, entre otros animales silvestres.

Hace varias semanas, Salud emitió una alerta para que los proveedores de salud estén pendientes a casos sospechosos de esta enfermedad de reporte obligatorio a la agencia.

La leptospirosis -generalmente caracterizada por fiebre, dolor de cabeza y corporal, náuseas y vómitos- puede ser asintomática o no presentar síntomas hasta ser potencialmente mortal, con ictericia, insuficiencia renal, miocarditis, hemorragia y daño orgánico.

Según explica Salud, hay dos tipos de muestras para el análisis de leptospirosis. La agencia requiere que se envíen ambas muestras: Sangre completa o “whole blood” (tubo EDTA con tapón lila) y suero (tubo con tapón rojo).

La agencia advierte que la muestra debe tomarse antes de administrarle al paciente algún tratamiento de antibióticos, para facilitar la identificación de la bacteria. Sin embargo, se informa que, de haber iniciado la terapia de antibióticos, se debe tomar la muestra y documentarlo en el tubo de muestra.

Estos casos no requieren de cuarentena o aislamiento, ya que no se transmiten de persona a persona.

A continuación, algunas recomendaciones para prevenir el contagio con esta enfermedad:

– Evitar tragar agua dulce posiblemente contaminada (ríos, arroyos, quebradas, manantiales), así como caminar, nadar, bañarse o sumergir la cabeza en ella, especialmente después de períodos de lluvias torrenciales e inundaciones.

– Evitar el contacto con agua de inundación, y no consumir alimentos contaminados con agua de inundación o potencialmente contaminados con orina de animales infectados.

– Las personas con riesgo a exposición ocupacional deben usar el equipo de protección personal: bata, botas y guantes para disminuir el riesgo.

– Cubrir las cortaduras con vendajes o curitas a prueba de agua u otro tipo de material que no permita entrar el agua.

– Hervir el agua que no sea segura para el consumo o tratarla con sustancias químicas (cloro), para destruir cualquier microorganismo.

– Mantener bajo control las poblaciones de roedores (ratas y ratones) u otras plagas de animales. No consumir alimentos que puedan haber estado expuestos a roedores y que posiblemente estén contaminados con su orina.

– Mantener los alimentos en recipientes cerrados.

El Nuevo Día solicitó una entrevista con la doctora Melissa Marzán, principal oficial de Epidemiología de Salud, para más detalles.

Related posts

ECUADOR: En al menos 100 gasolineras a nivel nacional escasea el diésel premiun

admin

PERÚ: COVID-19: más de 23 millones 547 mil peruanos ya fueron inmunizados contra el coronavirus

admin

VENEZUELA: 81% de los docentes está vacunado para iniciar las clases presenciales

admin