RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

¿Por qué la Iglesia Católica se llegó a oponer a la celebración de la Feria de las Flores?

FOTO: CAMILO SUÁREZ

Documentos y estudiosos del tema explican que la festividad surgió en una época en la que el pueblo antioqueño aún era bastante católico.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

La fiesta que llevó a Medellín a convertirse en uno de los destinos turísticos más importantes del país, la Feria de las Flores, no siempre tuvo la aceptación y acogida que hoy reconocemos entre sus pobladores, autoridades y la misma Iglesia Católica, una de las instituciones más respetadas por los antioqueños. Esta celebración se ha convertido en uno de los más importantes eventos del país y está a pocos días de que dé paso a su edición número 66.

Algunos archivos de prensa y testimonios de quienes aún conservan algunas memorias sobre la época en la que la iglesia consideró que participar de la Feria era un acto de blasfemia, y que poco o nada tenía que ver con la voluntad de Dios, explican que para los años 60, la iglesia, que en ese momento tenía un gran poder social, porque entre otras cosas, dictaba la manera en la que la gente podía comportarse o vestirse, se opuso en la mayoría de las ocasiones a que esta festividad se celebrara.

Marta Peláez, antropóloga social y abogada de la Universidad de Antioquia, ha encontrado que la iglesia en aquella época consideraba que esta celebración incitaba a las personas a pecar, especialmente a las mujeres. “Se decía que la feria incitaba a pecar a las personas porque nueve meses después, mujeres sin matrimonio terminaban embarazadas”, explicó en entrevista para el portal Colombia Visible. También explicó que la celebración no siempre se llevó a cabo en las mismas fechas, y que esta se fue forjando a partir de otros eventos que desde 1906 se empezaron hacer en la ciudad.

La primera actividad que se realizó en 1906 y que dio origen a la Feria de las Flores, tuvo el “deseo de buscar financiación para la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín y así poder continuar con el trabajo que se hacía en la ciudad y las comunidades pobres, por medio de un evento que se llamó Exposición Anual de las Flores, Frutas y Hortalizas”, explica Peláez.

Diez años más tarde, en 1917, se creó la “Fiesta de las Flores”. Un evento del que participó solamente la élite de esa época que vivía en la ciudad. Así que pasó de ser un acto que pretendía recoger fondos para algunas de las personas más empobrecidas, para después dar paso a un espacio de celebración de quienes tenían mayor poder adquisitivo en la Medellín de ese momento. Hasta que en 1950 el concepto cambió de nuevo, y volvió a ser una iniciativa comunitaria, así que se realizó la “Semana Cívica” y una de las actividades fue el “Día de la Flor”.

Después se sumarían los silleteros a la celebración, 40 de ellos, desde Santa Elena, vinieron hasta la capital antioqueña para exponer sus silletas decoradas con flores, las que terminaron por convertirse en el símbolo de la diversidad, el trabajo y el esfuerzo, conceptos que a la fecha la feria ha buscado conservar.

Pero, fue hasta 1962 que los comentarios y las molestias de la iglesia se empezaron a materializar, pues antes eran con un carácter cívico y reuniones muy pequeñas, y eso dejó de ser así entrados los años 60. Así que la iglesia pidió que la Feria fuera suspendida, ya que temía por “los destrozos morales” que traía consigo la festividad. Prueba de ello, una publicación que realizó EL COLOMBIANO.

“Si la próxima Feria de las Flores solo piensa presentar uno que otro espectáculo que solace honestamente las miradas, proporcione puro deleite espiritual, dignifique y estimule, pero piensa enmarcar eso escaso y momentáneo en burdo marco de notoria y común embriagues, de baile continuo, de desenfrenada licencia y de bacanal, y con ello ganarse, tan segura como lamentable, el lote nefasto de blasfemias, adulterios, incestos, violaciones, impurezas, conversación impúdicas (…) reprobamos categóricamente lo que así se proyecta”, recogió este diario en aquella época.

Solo hasta los años 80, la iglesia empezó a ser un poco más condescendiente con la Feria, y ya no fue necesario “negociar” algunas de las actividades y mucho menos las fechas. La Feria de las Flores primero se realizaba en mayo, después en agosto, temporada del año que se mantiene hasta hoy.

Related posts

Dirección Seccional de Salud cierra algunos servicios de la Clínica CES

admin

Alerta por pérdida de banca en la vía Abejorral-La Unión

admin

30% de los buses de Transcaribe Operador detenidos por falta de recursos

admin