Connect with us

Nacionales

Pólvora, tradición que se resiste a las prohibiciones

En las 16 comunas de Medellín se instalaron puestos de control para monitorear el uso de pólvora, informó la Policía. FOTO EDWIN BUSTAMANTE

Miguel Osorio Montoya

Los 10 municipios del área metropolitana prohibieron el uso de estos explosivos. Sin embargo, sus estruendos se escuchan cada noche.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

20 consejos para enfrentar el futuro

Dos realidades vive el Valle de Aburrá por estos días. Por un lado, el discurso de las autoridades de no tolerar el uso de la pólvora, que fue prohibida por los 10 municipios en su conjunto. Y, por el otro, las estruendosas noches, como la del pasado 30 de noviembre, en la que el cielo se llenó de colores de los juegos pirotécnicos, voladores, chorrillos y bengalas con los que cientos de personas celebraron la llegada de diciembre.

Medellín lanzó este año Enciende tu luz, una campaña que busca crear conciencia sobre los peligros del uso de la pólvora. Daniel Quintero, el alcalde de la ciudad, dijo que estos explosivos podrían causar una presión extra sobre las camas de cuidados intensivos, que por estos días atienden a los pacientes de covid. “Tenemos que cuidarnos entre todos. El compromiso es no usar pólvora, para proteger a nuestros niños y a nuestros animales”, expresó Quintero.

El brigadier general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana, explicó que se están redoblando esfuerzos para prevenir el uso de pólvora en el territorio metropolitano. Además de la multa de $ 936.000 para quien manipule estos explosivos, se instalaron puestos de control en las comunas. “Esta estrategia nos ayudará a dar con los inescrupulosos que usan y comercializan pólvora y terminan afectando a nuestros hijos”, comentó el oficial.

Pero, a pesar de la prohibición, el uso de la pólvora parece haber echado raíces profundas en la sociedad antioqueña. Hasta el cierre de esta edición se habían reportado ocho quemados en el departamento.

Contra las instituciones
Gregorio Henríquez, antropólogo, opinó que la pólvora es una manifestación del poder adquisitivo. Es decir, quien la quema quiere mostrar su poderío económico.
Precisó que la pólvora se utiliza en Antioquia desde la llegada de los españoles. Sin embargo, en la década del 80 del siglo pasado, con el auge del narcotráfico, tomó una connotación diferente. “En la época colonial se utilizaba para celebrar asuntos religiosos o fiestas parroquiales. Pero ahora es solo una ostentación del poder económico, de decir ‘yo me gasto $ 200 o $ 300 mil porque puedo y quiero que me vean’”, opinó el antropólogo.

Las campañas institucionales se quedaron cortas en la noche de la alborada, el lunes pasado. La alcaldía de Medellín celebró una “tamborada” en las 16 comunas de la ciudad. Con música de tambores quisieron acallar la pólvora, pero el estruendo y los estallidos no cesaron: tres personas se quemaron esa noche, todas ellas en condición de observadoras.

Para Henríquez hay dos razones por las que las campañas y las prohibiciones no han calado lo suficiente. En primer lugar, la ausencia del Estado: “No se hace un control pertinente, el Estado no llega a muchos barrios de la ciudad y en ellos la norma no existe”. En segundo lugar, resumió el experto, prevalece una cultura de ir contra las normas, de “sentirse victorioso y aplaudido cuando se comete una infracción”.

Si hay un municipio de tradición polvorera en el Valle de Aburrá es La Estrella. Pero este año las cosas cambiaron. El alcalde, Juan Sebastián Abad, prohibió, vía decreto, la fabricación, comercialización y uso de pirotecnia.

En diálogo con este diario, Abad expresó que su motivación principal fue la protección de la fauna silvestre y doméstica. En segundo lugar, dijo, se trató de evitar una presión mayor sobre las camas de cuidados intensivos.

“La pólvora trae más perjuicios que beneficios. Con esta decisión no vamos a lograr que no se use, pero al menos estamos mandando un mensaje importante”, resumió Abad.

936mil cuesta la multa estipulada por la Policía para quien sea sorprendido usando pólvora.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
OJO CON NATILLAS Y SANCOCHOS
Hay otro factor de riesgo que ha permanecido ignorado: la quema por líquidos calientes. Según la alcaldía de Medellín, por cada tres lesionados con pólvora hay una víctima de estos líquidos, niños en su mayoría. La cifra concreta dice que el año pasado fueron 31 las personas que se quemaron con natillas, sancochos, aceites o similares. La recomendación de las autoridades es a tener cuidado con estas celebraciones y, en especial, mantener a los niños retirados del peligro. También recordaron que el cierre de vías públicas está prohibido para estas actividades.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE