RimixRadio, Noticias para latinos
Económicas

A siete meses de estrenar 4G a Santa Fe de Antioquia

Grandes sorpresas se alistan en el segundo túnel de Occidente que construye el proyecto Mar 1, como sus ventiladores longitudinales, sus paredes con vitrificado y sus luces led. FOTO JAIME PÉREZ

En segundo túnel de Occidente se instalan luces led y ventiladores, mientras la vía reporta 94,2%.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Al empresario y visionario antioqueño Gonzalo Mejía, el sueño de tener una carretera que conecte a Urabá con el centro del país se le sigue cumpliendo 65 años después de muerto, ¡y de qué forma!, pues si en sus tiempos se abrió paso una suerte de trocha que con esfuerzo y empuje se fue ampliando y mejorando, hoy por hoy lo que se viene es grandioso, pues en el trayecto Medellín-Turbo se construyen tres megaproyectos que cambiarán la dinámica social y económica regional: Mar 1, Mar 2 y el Túnel del Toyo.

Pero se trata de ir por partes y hoy le echamos un vistazo a Mar 1. El comerciante Juan David Andrade, dueño de un restaurante a borde de vía en San Jerónimo, dice que lleva dos años haciendo el trayecto entre Medellín y su local y le ha tocado ver cada metro de avance. “Me convertí casi en veedor de la obra, porque en cada viaje he visto toda cosa que se hace, por acá hay mucha expectativa de que en el corto plazo podamos tener la vía abierta del todo, eso beneficiará el turismo, el comercio y el empleo”, opina Juan David con la mirada fija en las obras que se ejecutan.

Pero una cosa es ser testigo de excepción de las labores y otra calcular las megacifras que mueve este proyecto de Autopistas de la Prosperidad. Según Devimar -el constructor-, solo en el túnel se excavaron 497.378 m3 de tierra y se instalaron 31.500 barras de soporte para las cerchas que cubrirán las paredes, que se verán similares a las de Parques del Río, en Medellín.

“Es un tipo de vitrificado blanco que permite mejores condiciones de visibilidad y luminosidad al interior, porque se reducen los puntos ciegos desde la sala de control y para los usuarios. Los paneles van incrustados con barras en un esqueleto metálico con pernos en rosca que sirven para sostenerlos verticalmente y garantizar que no colapsen”, explicó el ingeniero Julián Mejía.

Solo detalles le faltan a la vía a Santa Fe para entrar en operación. FOTO Jaime Pérez
Solo detalles le faltan a la vía a Santa Fe para entrar en operación. FOTO JAIME PÉREZ

Construcción moderna

Hay que decir que el túnel alcanzó el cale en agosto de 2020 tras 100 semanas de labores; que el cielo no tendrá recubrimiento (se verá rústico); que ya el piso está pavimentado y que actualmente se acaban de instalar los ventiladores, vitrificados y las luces led que darán luz al trayecto.

Mejía explica que este tipo de iluminación, “brinda más seguridad vial, más visibilidad, menos consumo de energía y uniformidad 100 % en los niveles de iluminación”. Sobre la ventilación indicó que la del nuevo túnel será longitudinal mientras la del primero es semitransversal, “pero es un tema sobre todo de diferencia en el diseño, el actual es más moderno, pero no quiere decir que el otro no funcione de forma adecuada”, aclaró.

A menos de seis puntos…

Pero mientras el túnel en su oscuridad oculta la dimensión del proyecto, afuera, en las vías, el sol descubre el milagro que crece y que está a menos de seis puntos de alcanzar la meta y quedar al servicio. Según Devimar, con reporte al 30 de noviembre, las obras tienen un avance del 94,2 %.

De los 181 km de vía que incluye el proyecto (ver informe), hoy prácticamente solo falta pavimentar algunos puntos específicos que por asuntos de ingeniería se dejaron para el final. El ingeniero Mejía detalla que los pendientes más importantes tienen que ver con terminar de instalar iluminación, afinar detalles de rocería, culminar los separadores, la señalización y pavimentar pequeños tramos.

“Es un proyecto con muchos frentes de obra, y aunque la lluvia ha afectado las tareas, nunca se han parado los trabajos”. La idea es que el proyecto total, con su túnel de 4,6 km, la doble calzada construida entre Medellín y Santa Fe de Antioquia, la rehabilitación del tramo Santa Fe – Peñalisa y el mantenimiento del trayecto hasta Cañasgordas, esté listo máximo para julio de 2022.

Hay hitos cumplidos: la vía a Peñalisa mejorada y en operación; la estabilización de las montañas con 55 muros que suman 3,9 km; el cale del túnel y el nuevo puente sobre el río Cauca, que reemplazará el viejo puente de Paso Real, que conectó durante 65 años a Santa Fe con el Valle de Aburrá y que quedará en desuso y como pieza de museo.

A lo mejor dé nostalgia, pero el progreso es imparable. Y Mar 1 es un ejemplo de visión y empuje, pues tras iniciar obras a finales de 2017, está a menos de 7 meses de decir Eureka, con sus $2,8 billones invertidos y su construcción sin pausa a pesar de la pandemia, los inviernos y el escepticismo de muchos enseñados a que las obras públicas tarden una eternidad sin ver la luz .

ESTE ES EL TRAZADO DE LAS OBRAS DE MAR 1

CONTEXTO DE LA NOTICIA

 

·Autopista al Mar 1 es una megaobra 4G de Antioquia y conecta con el Túnel del Toyo y Autopista al Mar 2.

·Además de las vías, incluye la construcción de 49 puentes con una longitud total de 5,7 km.

·44 de estos se construyeron mediante lanzavigas y 5 mediante carros de avance.

·El nuevo puente sobre el río Cauca mide 426 metros, con dos carriles de 3,65 m, una berma de 1,8 m y un espacio adicional de 1.30 m.

·El nuevo túnel tiene un galibo (altura) de 5 metros, ajustado a las normas internacionales considerando la máxima altura de los vehículos.

Related posts

Producción de gas aumentó en primer trimestre

PaisaEstereo

Arriendo en Colombia: Así quedó el incremento para el 2022

admin

Comerciantes piden que día sin IVA arranque en septiembre

admin

Leave a Comment