Salida de Autuori desnuda problemática en Nacional

Paulo Autuori es el último eslabón de una cadena de fracasos de Nacional en los últimos dos años. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ

POR JOHN ERIC GÓMEZ MARÍN

Antes del partido frente a Fluminense los jugadores de Atlético Nacional manifestaron que respaldaban al técnico Paulo Autuori, pero ese apoyo tenían que demostrarlo en la cancha y no fue así. Por eso el entrenador brasileño tomó la decisión más sensata: renunció.

TOMADA DE:elcolombiano.com/

El Colombiano

Sin embargo, la salida de Autuori es solo la punta del iceberg de lo que sucede en Atlético Nacional, y es que desde que se fue Reinaldo Rueda (junio de 2017) no ha podido encontrar estabilidad y eso se ha reflejado en el rendimiento del equipo.

Seis meses y 23 días duró la gestión del brasileño en Nacional. Su rendimiento fue del 46 % tras 29 partidos, 10 triunfos, 10 empates y 9 derrotas. Último bastión de los foráneos en el cuadro paisa que registra un historial de 25 entrenadores no colombianos (entre 1948 y hoy).

Con ello ya son 3 técnicos extranjeros y 3 desilusiones consecutivas en los recientes tres años, pero en Nacional hay silencio, no se brinda claridad sobre el por qué de los recurrentes fracasos ni qué está pasando con el club.

El primero que encendió las alarmas fue el entrenador español Juan Manuel Lillo (2017): “Hay un mar de fondo que tiene que ver con otras cuestiones que eso sí que es bueno que Nacional ayude a limpiarlo”, se infiere que se refería a un mal ambiente dentro de la institución.

Después, su sucesor Jorge Almirón (2018) puso de nuevo el dedo en la llaga y en una charla con la prensa antes de su partida (30 de agosto) dijo que “el jugador colombiano es muy susceptible”, otra expresión que ponía de nuevo a los futbolistas verdolagas en el ojo del huracán.

Ahora fue el técnico Autuori, antes del duelo en Brasil del jueves frente a Fluminense, quien evidenció esa situación anómala, en rueda de prensa. “Las puertas están abiertas en el club para la gente que tiene ganas de entrar a hacer cosas… Hay personas en el equipo con otras ideas”.

En lo dirigencial, hay que mencionar que después de la salida en 2017 de Juan Carlos de la Cuesta, presidente del equipo campeón de la Copa Libertadores 2016, Andrés Boteroasumió las riendas administrativas, y una de sus primeras declaraciones fue la siguiente: “Venimos a poner la casa en orden”, pero nunca se dijo públicamente cuál era el desorden. Terminó renunciando un año después, según expresó, por razones personales.

Hoy que ya no está con el club, al ser consultado por este diario, Botero dijo lo siguiente: “Prefiero quedarme callado, se han presentado muchos problemas y muchas cosas en Nacional y no hago ningún comentario. Le deseo la mejor de la suerte al equipo y sé que rápidamente, con la colaboración de todos, saldrá de esta mala racha”.

En redes sociales se sugirió que el problema de Nacional era Juan Pablo Ángel, que asesoraba muy mal al equipo e incluso se le culpó por la salida del técnico Reinaldo Rueda(2017), quien negó esa situación.

El columnista y periodista Jorge Barraza, vinculado a Conmebol (Confederación Suramericana de Fútbol), manifestó antes de la llegada del técnico brasileño a Nacional, que Paulo Autuori le comentó que Ángel era el que había hablado con él sobre la posibilidad de vincularlo al conjunto verdolaga.

Ante todas las críticas que recibió, Juan Pablo decidió tomar distancia del club hace más de un año, y tampoco quiso dar declaraciones. Lo único que mencionó fue: “Absolutamente nada es cierto”.

Ahí, no obstante, no pararon los problemas para Nacional. Mientras los resultados no se daban, los aficionados acudían a un escenario en el que se buscaban responsables. El siguiente fue Macnelly Torres, jugador del que Almirón decidió prescindir en forma abrupta el 7 de julio de 2018: “Los jugadores cuando llevan mucho tiempo en un club, a veces necesitan cambiar de aire, creo que es sano que él lo haga”, dijo en esa fecha el técnico argentino cuando los medios le preguntaron sobre el porqué de esa salida.

Macnelly ya no está y de esa manera se han ido descartando “responsables”. Ahora tampoco están los técnicos Juan Manuel Lillo, Jorge Almirón y Paulo Autuori. De igual manera, no hace parte de la institución el anterior gerente deportivo, Víctor Marulanda, a quien la hinchada señalaba de hacer malas contrataciones.

Después surgieron casos de indisciplina en el club, entre quienes figuró Dayro Moreno, razón por la cual decidieron no extender su contrato y dejarlo ir a otro club.

No obstante, ninguna de esas ausencias ha permitido estabilidad en los últimos proyectos deportivos del club.

¿Y entonces?

Ahora, un sector de la hinchada señala al zaguero y capitán Alexis Henríquez, al volanteAldo Leao Ramírez, al defensor Daniel Bocanegra y al portero suplente Christian Vargascomo los principales responsables del actual momento. Respecto a las acusaciones los directivos no han encontrado evidencias de esta situación.

El actual presidente del club, Juan David Pérez, dialogó con este diario tras la renuncia de Autuori y aunque se mostró cauto en tratar estos temas, fue enfático. “Hay que recuperar la mística, el sentido de pertenencia, el amor por la camiseta, el respeto por el hincha y el pundonor deportivo. Más allá de los resultados, el que vista la camiseta de Nacional debe dejar todo en la cancha”.

Por eso se reunirá con el técnico saliente para que le dé luces de lo que sucede. “Estamos analizando para ver cómo podemos revertir el camino. Debemos recomponer y tener vergüenza, espero sentarme con Autuori y tener una retroalimentación oportuna”.

El dirigente anunció distintas reuniones con la Junta Directiva para definir al nuevo estrateg.a y, con ello, intentar modificar el proyecto empresarial que empezó en 1996 con la vinculación de la Organización Ardila Lulle, que pretende que Nacional vuelva a los puestos de protagonismo en el plano local en internacional.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

En reemplazo de Autuori, el cuadro verde decidió encargar a Alejandro Restrepo como técnico encargado mientras se elige al nuevo del equipo profesional.

Es licenciado en Educación Física de la Universidad de Antioquia, con una especialización de entrenador de la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino. Empezó su carrera en 2004 en el Club Deportivo Estudiantil; allí trabajó en dos etapas, la última fue de 2016 a 2018. También ha sido entrenador de la Selección Antioquia juvenil, prejuvenil e infantil. En 2017 pasó a la Selección Colombia sub-17 como asistente. Su gran desafío será intentar clasificar al club a la final de la Liga Águila y revertir la serie ante Fluminense para avanzar a los octavos de la Copa Sudamericana.

 

Compartir: