Qué pasará en Antioquia con la activación de la ley anti mercurio

Los mineros colombianos no podrán utilizar más este componente químico para obtener oro, la ley que así lo estipula obedece al pacto de Minamata firmado en 2013. Un sector de los pequeños extractores dicen no conocer otra alternativa.

TOMADA DE:elmundo.com

El mercurio en Colombia -principalmente implementado en la obtención del oro- terminó por convertirse en un problema de salud pública más que en un factor de afectación ambiental. El territorio más golpeado por los efectos nocivos de este metal pesado -según estudios académicos- es el departamento de Antioquia.

Las cifras de contaminación emitidas por este químico indican que en el municipio de Segovia, con vocación minera, hay 10.000 nanogramas del elemento por metro cúbico en el aire, cuando lo apto para la vida humana -de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud- son dos nanogramas por metro cúbico. Este elevado nivel de emisiones ubica al Nordeste antioqueño en el primer lugar de los puntos terrestres más contaminados por el uso de este producto.

De acuerdo con el ingeniero en metalurgia, geoquímico ambiental y docente de la Universidad Británica de Columbia, Marcello Veiga, el municipio de Remedios “es la capital del mundo en trasplante de riñones”, puesto que las partículas tóxicas con las que coexisten sus habitantes los afectan nefrológica y neurológicamente.

No solo el aire transporta la toxicidad causada por el mercurio, las aguas de las quebradas y ríos también han sido alcanzadas, toda vez que para obtener el beneficio del oro, un sector de los mineros acuden a este químico y lo vierten en los afluentes.

Datos entregados por el Departamento Nacional de Planeación evidencian que 232 fuentes hídricas en Colombia -de las 1.150 que hay en total- corren por áreas impactadas con este metal pesado, que   también se interna en los peces consumidos por poblaciones ribereñas, que posteriormente terminan con la sangre contaminada.

Teniendo en cuenta el riesgo que representa este metal tóxico para la vida humana, Colombia se acogió al tratado de Minamata de las Naciones Unidas, en donde se comprometió a eliminar el químico de su territorio, aún así -según el profesor Veiga- su utilización no se ha frenado.

Para cumplir con el pacto anti mercurio, el Gobierno sancionó en 2013 la ley 1856 y por medio de ella se estipuló que para el 16 de julio de 2018 la implementación de este elemento queda absolutamente prohibida.

Lo anterior quiere decir que a partir del próximo lunes ningún minero podrá acudir al método tradicional durante su actividad, ¿pero que tan preparados están ellos para abandonar este químico?

La zozobra minera

El presidente de la Mesa Minera de Segovia y Remedios, Eliober Castañeda, afirmó que los trabajadores del sector aurífero están de acuerdo con la eliminación del mercurio, pero su inquietud surge de la poca información que tienen para hacer la transición a métodos limpios.

Cuestionó el hecho de que la ley 1856 fue aprobada en 2013, pero los trabajos pedagógicos por parte del Gobierno para promover nuevas tecnologías destinadas a la obtención del oro apenas comenzaron hace seis meses.

No han explicado como serían esas plantas de beneficio con las nuevas tecnologías orientadas a las prácticas mineras sin recurrir al mercurio. El mismo Gobierno no está teniendo en cuenta el contexto de Segovia y Remedios, cuya única actividad económica es la extracción de minerales preciosos”, señaló Castañeda.

Relató que hace quince días se realizó una feria minera en territorio segoviano, allí participaron altos funcionarios a quienes -dijo el presidente de la Mesa- les transmitieron todas las inquietudes respecto al proceso de transición.

Sin embargo, mencionó que la respuesta gubernamental se concentró en argumentar que los mineros “no tocaban las puertas” de las entidades a cargo de brindarles asesoría; algo que de acuerdo con el vocero no es cierto. Sostuvo que siempre buscaron el acompañamiento de las autoridades, pero no fueron bien recibidos por no contar con títulos que acreditaran sus actividades de exploración.

Reveló además que hay preocupación en la gente de Segovia y Remedios, ellos se están preguntando que harán si no les reciben el mineral en los entables para procesarlo. “Entonces qué vamos a hacer para conseguir el sustento”, especulan los trabajadores según Castañeda.

“Hasta ahora la única iniciativa de la Gobernación de Antioquia ha sido la publicación de unos afiches que presentan a la Policía y unas esposas, denotando que van a enviar a prisión a todo aquel que trabaje con mercurio”, resaltó.

“Sí estamos de acuerdo con que se elimine ese elemento, pero también le preguntamos a las autoridades mineras de que manera lo vamos a hacer sin vulnerar los derechos y sin venir a cometer arbitrariedades”, concluyó.

Responde la Gobernación

La secretaria de Minas de la Gobernación de Antioquia, Dora Balvin, afirmó que desde hace dos años se han adelantado trabajos de formalización con los pequeños mineros en todo el territorio y explicó que se han brindado todas las alternativas a quienes aceptaron acogerse a las normas y acreditarse ante las autoridades competentes.

Segovia dice que se demoró mucho el Gobierno, yo creo que se han demorado mucho ellos para tomar la decisión y formalizarse. Las alternativas están demoradas porque precisamente no se han formalizado”, aseveró.

La situación para los mineros de El Bagre -sostuvo la jefe del alto despacho- es distinta, ellos iniciaron su proceso de regulación con anterioridad y ya cuentan con los nuevos métodos para procesar el oro sin recurrir al mercurio.

Reiteró que la Gobernación puede brindar toda la asistencia a los labriegos auríferos siempre y cuando tomen la determinación de ser trabajadores formales.

En cuanto a la incertidumbre de lo que puede esperarle a aquellos que utilicen mercurio después del 16 de julio, Balvin aclaró que la Secretaría de Minas solo tiene herramientas jurídicas para ejercer control sobre las compañías que portan títulos mineros, advirtió que de hallarlos utilizando el metal pesado pueden revocarles su licencia de exploración.

La suerte de los pequeños extractores del mineral precioso -especificó la secretaria- le compete a la Fuerza Pública y añadió que de momento el Gobierno Nacional no se ha pronunciado oficialmente sobre una posible prórroga en los tiempos para eliminar el elemento tóxico.

Subrayó que en la actualidad solo el 5% de los mineros con título formal en Antioquia están utilizando mercurio, “esto está comprobado por la Secretaría de Minas a través de la visita de fiscalización minera”.

Compartir: