Padres de niños quemados con pólvora están a punto de perder la patria potestad

Imagen de referencia. Cortesía.

*Por Emelda Wberth Deluque

En La Guajira 12 menores resultaron lesionados con pólvora durante la pasada temporada de navidad y año nuevo.

TOMADA DE:elheraldo.co

Dos familias en el departamento de La Guajira están a punto de perder la custodia de sus hijos, por permitir que los pequeños jugaran con pólvora y resultaran lesionados.

 Así lo dio a conocer Gloria Brito Choles, directora regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, quien entregó un balance de los resultados de quemados con pólvora en el departamento.

La funcionaria manifestó preocupación, ya que según el último periodo de vigilancia epidemiológica 2017 – 2018, en materia de pólvora en La Guajira 12 niños resultaron con quemaduras.

Esta cifra revela un incremento de casos en comparación con la vigencia 2016, cuando según las estadísticas de la Secretaría de Salud se registraron 7 casos.

“Esto nos preocupa mucho porque el ICBF por orden de nuestra directora Nacional Karen Abudinen dispuso todo lo necesario con nuestra campaña ‘prende la fiesta sin pólvora’ para prevenir el uso de la pólvora, incluso un equipo de 15 mil colaboradores se tomaron todo el país llevando el mensaje a los padres de familia que son los primeros que deben entender que la pólvora no es un juego” indicó Gloria Brito Choles.

Aseguró la directora que de los 12 niños quemados cinco casos fueron de quemaduras de segundo y tercer grado;  tres menores resultaron con laceraciones, dos con trauma ocular y una de amputación de los dedos de la mano.

“Son hechos que le cambian la vida a los menores y es eso lo que queremos evitar, por eso seguiremos con la campaña todo el 2018” dijo la directora del ICBF.

Entre las sanciones menos drásticas a los padres de estos menores está la participación en jornadas pedagógicas y la realización de talleres educativos, y en otros casos, como ya está ocurriendo la pérdida de custodia de los menores, hasta que los padres o cuidadores demuestren que están en verdaderas condiciones de garantizar cuidado y seguridad a los niños y niñas.

Compartir: