Connect with us

Nacionales

La pesadilla del comerciante antioqueño que tiene los apellidos de alias “Otoniel”

Luis Eduardo Úsuga David, al frente de su almacén de repuestos en Santa Rosa de Osos, Antioquia. FOTO: CORTESÍA.

POR: NELSON MATTA COLORADO |

“Yo no soy familiar de ningún ‘Otoniel’, no tengo nada que ver con ninguna banda, solo tengo los mismos apellidos y por eso he tenido muchos problemas”, expresó Luis Eduardo Úsuga David, comerciante de combustible y autopartes del Norte antioqueño.

TOMADO DE: elcolombiano.comAntioquia - Medellín | El Colombiano, noticias.

Su nombre salió a la luz en la mañana de este lunes, cuando un portal de internet lo señaló de ser hermano de Dairo Antonio Úsuga David, alias “Otoniel”, el jefe de la organización criminal Clan Golfo y narcotraficante más buscado de Colombia.

El informe fue publicado en El Investigador.com y en las redes sociales de Richard Maok Riaño Botina, un antiguo miembro del CTI de la Fiscalía, quien se exilió en Canadá hace más de una década, luego de denunciar nexos de corrupción entre servidores públicos y paramilitares. Lo condenaron por filtrar información clasificada, tras lo cual salió del país en 2002. Desde entonces se autodenominó “el Hacker de la Fiscalía” y se dedicó a publicar historias sobre presunta corrupción en internet.

El artículo en cuestión habla sobre contratos entre Luis Eduardo Úsuga David y la Policía Nacional, para el suministro de combustible a los vehículos de la Institución, debido a que el ciudadano es propietario de una estación de gasolina.

Según la publicación, fueron tres contratos que se ejecutaron en Santa Rosa de Osos y varios municipios vecinos del Norte de Antioquia, entre 2015 y 2018, por valor total de $300 millones, los cuales fueron signados por comandantes de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y del Departamento de Policía Antioquia.

Entre los oficiales reseñados en el artículo, aparecen el general José Acevedo, excomandante de la Policía Antioquia y la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, quien ya se retiró de la Institución y actualmente es el secretario de Seguridad de Medellín; el general Óscar Gómez Heredia, excomandante de la Policía del Valle de Aburrá y actual comandante de la Policía de Bogotá; y el general Ramiro Riveros, excomandante de la Policía Antioquia y hoy jefe de la Oficina de Planeación de la Policía Nacional.

La situación, que en principio parecía una posible irregularidad, al parecer se deriva de un caso de homonimia, “una fatal coincidencia”, como lo definió Jorge Gómez Ramírez, el abogado del Luis Úsuga.

 

Uno de los volantes de los más buscados que circularon hace años, para dar con la captura de alias “Otoniel”. <b>FOTO: ARCHIVO POLICÍA.</b>

Uno de los volantes de los más buscados que circularon hace años, para dar con la captura de alias “Otoniel”. FOTO: ARCHIVO POLICÍA. 

Una década de inconvenientes

EL COLOMBIANO conversó telefónicamente con el comerciante de combustible, quien aseguró que sus desdichas comenzaron en 2009, cuando las autoridades masificaron los volantes de los más buscados en los que aparecían “Otoniel” y varios de sus consanguíneos involucrados en masacres, narcotráfico y extorsiones.

Me paraban en el aeropuerto, me detenían en la calle, tuve problemas con la Embajada de Estados Unidos, por lo que he tenido que mandar muchos derechos de petición a la Fiscalía y a la Policía, explicando mi situación, y siempre me responden que yo no tengo nada que ver y que no me están investigando”, acotó.

Luis Úsuga nació en Cañasgordas, Antioquia, hace 59 años. Indicó que sus padres son de allá, que tiene varios hermanos y que siendo pequeño lo trajeron a Medellín. Hace 11 años comenzó sus negocios en Santa Rosa de Osos, donde es propietario de la estación de gasolina Los Osos y del local de repuestos y autopartes Tres Osos y Osos.

De acuerdo con los registros de Inteligencia de la Operación Agamenón, “Otoniel” es oriundo de Turbo, nacido en septiembre de 1971. Varios de sus hermanos capturados o dados de baja también son de Urabá, como Juan de Dios (“Govany”), Nini Johana (“la Negra”), Carlos Mario (“Cuarentano”), Ángel (“Chengo”) y Fernando (“Palillo”).

Yo fui uno de los que impulsó el derecho de petición para que el gobierno de Juan Manuel Santos le cambiara el nombre a esa banda. Le decían Clan Úsuga en ese momento, pero según la Registraduría, en Antioquia más de 23.000 personas tenemos ese apellido, y estábamos siendo perjudicados, entonces el Gobierno aceptó y empezó a decirles Clan del Golfo”, narró el comerciante.

Sobre los contratos señalados, indicó que sí son reales. “Por mi trabajo, he tenido contratos con la Policía, la Fiscalía y el Sena. Precisamente, para que no me los cancelaran, tuve que enviar toda mi documentación a las autoridades, que certificaron que yo no soy ningún familiar de ese señor”, prosiguió.

El abogado Jorge Gómez envió a este diario los soportes de los derechos de petición mandados a la Policía y la Fiscalía en 2009, 2012, 2014 y 2016, con las respectivas respuestas, en las que estas entidades certifican que carece de antecedentes e investigaciones penales.

 

Puede leer: Al capo más buscado de Colombia lo están dejando sin familia.

Posibles denuncias

Respecto a la información más reciente, que circula en internet y lo señala de ser hermano de “Otoniel” y una especie de narco invisible, Luis Úsuga señaló que “pondré una nueva denuncia en la Fiscalía, porque esto me hace daño a mí y a las personas que me han contratado”. Su defensor confirmó que la queja será radicada en el búnker de Medellín.

EL COLOMBIANO se comunicó con el secretario de Seguridad de Medellín, general (r) José Acevedo, quien indicó: “Es claro que es un homónimo, incluso el señor (Luis Úsuga) se ha visto perjudicado por la situación”.

Añadió que “cuando uno hace una contratación tiene unos comités jurídicos, técnicos y logísticos, ellos son los que realizan los actos preliminares a la firma de un contrato, ajustados a la norma. Y desde 2015 hay una herramienta que se llama Colombia Compra Eficiente, y uno siempre mira las personas que están autorizadas en esa aplicación, que es del Estado, y donde todos los que en su momento éramos servidores públicos teníamos que acudir a ella, entonces si estaba ahí, es porque con él se podía contratar. Todos nuestros procedimientos son transparentes y pueden verificarse, no hay nada que esconder”.

Por su parte, el general Óscar Gómez indicó que está reuniendo toda la información con su equipo de trabajo para, si es del caso, instaurar también las denuncias respectivas por injuria.

Puede leer: Así avanza la inagotable persecución a “Otoniel”, jefe del Clan del Golfo.

Algunas de las respuestas remitidas por la Policía en 2014 y 2016, al abogado de Luis Úsuga, en las que señalan que no tiene antecedentes penales y que se trata de un aparente caso de homonimia. FOTO: CORTESÍA.

Algunas de las respuestas remitidas por la Policía en 2014 y 2016, al abogado de Luis Úsuga, en las que señalan que no tiene antecedentes penales y que se trata de un aparente caso de homonimia. FOTO: CORTESÍA.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE