Járlinson Pantano y su inesperado adiós al ciclismo

Foto Twitter: @jarlinsonpantan
Redacción Deportes – @DeportesEE

Este año dio positivo por EPO y decidió no continuar con la pelea contra la UCI.

José Gabriel Pantano fue el gran promotor de la carrera de su hijo. Amante del ciclismo, el padre del vallecaucano que anunció su retiro como profesional a raíz de que se cansó de pelear su inocencia por el positivo por dopaje que dio en esta temporada, siempre practicó este deporte de manera recreativa, porque nunca encontró el apoyo para dar el salto al profesionalismo. Por eso a sus dos hijos —Andrés y Járlinson— les inculcó el amor por las bielas y los guió desde niños. En el barrio La Independencia, de Cali, los Pantano fueron famosos por su pasión por el ciclismo. Desde las 5:00 de la mañana cada sábado y domingo salían a rodar por las carreteras del Valle. Y Járlinson, con apenas cuatro años, como no podía salir, se despertaba a las 4:00 a inflar las llantas de las bicicletas y dejar todo listo.

TOMADO DE: elespectador.com

Si bien nunca aguantó hambre, Járlinson creció en una familia humilde y trabajadora que tenía que esforzarse para comprar una bicicleta, un uniforme, un casco o la inscripción para una carrera departamental. Pero las ganas pudieron más y el sueño de José Gabriel porque sus hijos fueran ciclistas fue más grande y fuerte que las barreras. Cuando Andrés, seis años mayor que Járlinson, no logró el objetivo de ser pedalista profesional, todas las fichas fueron para el menor. “Vas a ser como Jan Ullrich”, le decía José Gabriel a Járlinson cuando veían las etapas del Tour de Francia en casa.

Así que esas palabras se le quedaron en la mente al pequeño de la casa, quien comenzó a destacarse en competencias locales, sobre todo en la pista. Y aunque por falta de apoyo llegó a pensar en dejar el ciclismo, en 2007, cuando se creó el equipo Colombia es Pasión, de categoría Continental, fue incluido en la nómina, en la que compartió con grandes prospectos del pedalismo nacional como Nairo Quintana, Sergio Luis Henao, Esteban Chaves, Luis Felipe Laverde y Darwin Atapuma, entre otros. Allí, bajo la dirección de Luis Fernando Saldarriaga, participó en el Tour de l’Avenir de 2010, que ganó Nairo y en el que Pantano se llevó la camiseta de la montaña.

Luego hizo parte del proyecto del Team Colombia, en el que continuó formándose en Europa, pero tras darse cuenta de que su proceso perdía fuerza, contactó a uno de sus ídolos de infancia, el vallecaucano John Freddy García, quien fue su entrenador personalizado en los últimos años.

“Nos planteamos el primer objetivo hace tres años, que era salir del Team Colombia a un equipo Pro Tour. Pasó al IAM Cycling y el objetivo pasó a ser ganar una etapa en una de las grandes y también lo cumplimos”, explicó a este diario García.

Del IAM Cycling pasó al Trek, equipo en el que se convirtió en el gregario de lujo de Alberto Contador. Tenía contrato por dos años más; sin embargo, en un control al dopaje dio positivo por EPO y su carrera se acabó. Comprobar su inocencia se hizo imposible, sobre todo porque se quedó solo y los costos son muy altos. Prefirió guardar su patrimonio familiar, dedicarse a los negocios personales y construir un futuro para su hijo, Jerónimo, y su esposa, Yesenia Narváez, quienes son su vida entera.

El final no fue el soñado, sin embargo, Pantano le cumplió a su papá, llegó a la élite y consiguió parte de las cosas que visualizaron juntos. Después de todo, sigue amando este deporte y no descarta que su hijo pueda seguir sus pasos, a pesar de haber vivido en primera persona lo más duro del ciclismo. Tiene 30 años, toda una vida por delante y seguirá luchando por lo que más le importa: ser feliz.

Compartir: