Connect with us

Internacional

GUATEMALA: Anemia afecta al 95% de pacientes con insuficiencia renal crónica

La insuficiencia renal crónica es un padecimiento que afecta a 800 personas por cada millón de habitantes, según estudio de la farmacéutica Roche. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

GUATEMALA:

Por Ana Lucía Ola

La anemia es un problema de salud que afectan a casi todos los enfermos en estadio avanzado de insuficiencia renal crónica, revela un estudio de la farmacéutica Roche. Este mal es causante de infarto, que a su vez, se convierte en la mayor causa de muerte en estos pacientes.

TOMADA DE:prensalibre.com

Prensa Libre

En Guatemala, por cada millón de habitantes hay 800 personas que son diagnosticadas con insuficiencia renal cónica. Mientras que 558 personas, por la misma cantidad de habitantes, están en tratamiento de hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante de riñón debido a que están en un estadio avanzado de la enfermedad.

La incidencia es alta en el país, según la médica Rosario Espinosa, gerente médico de Roche Centroamérica y Caribe (CAC), quien añade que el 95% de los pacientes en un estadio avanzado del padecimiento tienen anemia, lo que aumenta el riesgo de complicaciones, y hace que este sea un problema de Salud Pública.

La anemia es usual en personas diagnosticadas a partir del estadio tres de la enfermedad. En países de la región cerca del 20 por ciento de los enfermos se encuentran en esa etapa o más.

Entre las causas de la anemia en estos pacientes está la baja presencia de glóbulos rojos, que se producen a través de la hormona eritropoietina, cuando los riñones están sanos. Otras razones son la presencia de cáncer, pérdida de sangre y problemas nutricionales, pues la absorción de nutrientes es menor en quienes tienen el padecimiento.

La prevención de la enfermedad renal crónica, según Espinosa, es importante pues cada vez se diagnostica a más temprana edad. En la población pediátrica, indica la experta, se debe en parte a la falta de control prenatal, que conlleva a partos prematuros y complicaciones que ocasiona mayor incidencia de trastornos renales en niños. Las enfermedades autoinmunes en la población infantil se relacionan con insuficiencia renal temprana.

A criterio de la experta la población de escasos recursos suele ser las más afectada con esta enfermedad renal, y en la región indica que se ha establecido que las personas con largas jornadas laborales, mal alimentadas y que están expuestas a la radiación, como el caso de los agricultores, son las más propensas a esta condición.

Debido a la alta incidencia de casos, en Costa Rica la insuficiencia renal crónica ya se cataloga como una enfermedad laboral, lo cual debería tomarse en cuenta en países como Guatemala debido al número alto de pacientes.

Medicamento
Entre 2017 y 2018 se llevó a cabo la investigación Tiempo invertido en administración de agentes estimulantes de eitropoyetina en centros de Panamá: un estudio de tiempo y movimiento, el cual evidenció que es indispensable el tratamiento de la anemia en los pacientes que son sometidos a hemodiálisis para mantener los niveles óptimos de hemoglobina en la sangre.

Mantener esos niveles controlados evita complicaciones como enfermedades cardiovasculares. “Lo más temido es la dilatación del corazón, puede ser dilatación con hipertrofia cardiaca y esto llevar a infarto, que es la causa más frecuente de muerte entre esta población”, dice Espinosa.

Para contrarrestar la anemia, el estudio evaluó el suministro de eitropoyetina, de la que existen dos tipos del fármaco, uno que se aplica tres veces a la semana y otro, una vez al mes. Es el criterio del nefrólogo el que determina cuál es mejor para el paciente.

“Si se controla la anemia hay una pequeña recuperación de esa masa renal, se mejora la salud de riñón”, indicó.

El segundo mostró un ahorro para el prestador del servicio de salud de US$15 mil mensuales en cada paciente, además de un ahorro de tiempo, pues de 20.3 horas que se requieren para administrar el primer medicamento se necesita solo una hora para el segundo; además, la cantidad de aplicaciones pasa de 156 a 12 por año.

En Guatemala es el Instituto Guatemalteco de Seguro Social (IGSS) donde se aplica el medicamento a los enfermos renales. En total son 500 pacientes los tratados con el fármaco, según Roche. Se contactó a Comunicación Social de la institución y hasta esta hora (16.22 horas) no han respondido la solicitud de información.

En Centroamérica y el Caribe son cinco mil pacientes los que utilizan el fármaco.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE