Connect with us

Tecnología

Google Maps cumplió 15 años y esto es lo que prepara para su futuro

La función Street View usa carros con cámaras de 360°. Foto: Vanexa Romero. Archivo EL TIEMPO

Entre los principales retos figuran ser relevante en varias culturas y cubrir todo el mundo.

Por: Linda Patiño

Con teléfono en mano y un pequeño halo azul que indica la dirección a la que están mirando, los usuarios de Google Maps pueden recorrer más de 220 países y territorios del mundo.

TOMADO DE: eltiempo.comResultado de imagen de eltiempo.com

En los últimos tres lustros, la aplicación de mapas –que alguna vez pensó en dónde ubicar un botón para imprimir– ha llegado a registrar más 200 millones de lugares y negocios en el mundo. Diariamente se recorren más de mil millones de kilómetros usando esta aplicación.

La experiencia del ‘mapping’ que hoy conocemos tiene cosas que antes eran inimaginables, pero que hoy son mínimas: cruces de calles confiables, mapas de alta calidad, capacidades de estimar el tiempo que toma un recorrido o recibir instrucciones por voz para girar en la esquina y el momento adecuados.

Google no es el único en el mundo de los mapas. En años recientes, compañías como Uber y hasta Apple han dado inicio a sus propias iniciativas de mapeo. También existe la versión de código abierto OpenStreetView, que trabaja sin ánimo de lucro y es contemporánea de Maps.

La historia de la aplicación arranca en 2004, cuando dos hermanos daneses diseñaron la base de Maps en la empresa Where 2 Technologies. En cuestión de meses, la firma fue adquirida, y luego, el 8 de febrero de 2005, Google Maps salió al aire como una beta con un equipo de personas con la misión de “impulsar los límites de innovación para crear experiencias y redefinir lo que un mapa puede hacer”, según lo describe Jen Fitzpatrick, vicepresidenta sénior de Google Maps, durante una mesa redonda con medios de Latinoamérica.

Con los años, el mundo digital migró a los teléfonos digitales, y la idea de imprimir las instrucciones de las primeras versiones del mapa digital fue reemplazada con su llegada a los móviles en el año 2007. Ese mismo año, Maps incluyó fotografías de un lugar y la posibilidad de consultar rutas de tráfico real.

“Queremos reflejar cada vez con más fidelidad y conocer cada vez más el mundo que nos rodea”, dice Fitzpatrick. Por eso, la tarea no termina. Google Maps aún no tiene imágenes de todo el mundo, y tal vez uno de los retos más grandes sea el de conocer el mundo con su diversidad mientras diseñan opciones que puedan ser relevantes en China, India, Cajicá, Chigorodó o Nueva York.

En estos últimos 15 años, Maps ha acumulado información, como fotos, revisiones y calificaciones, en un volumen titánico. Reciben más de 20 millones de contribuciones de usuarios en el mundo al día. En cuanto a usuarios, según datos de Efe, Google Maps cuenta con unos 1.000 millones activos, la misma cantidad que se conoce de la popular red social de fotografías Instagram.

Los retos

“Uno de nuestros desafíos es que el mapeo no acaba. Nuevos edificios se construyen, barrios enteros, carreteras y establecimientos llegan. Nuestro trabajo es asegurarnos de seguir el paso de estos cambios. Y también entender que no solo los lugares cambian, sino también las formas de moverse”.

Además de caminar o conducir un carro, Maps conoce de líneas de trenes, rutas de bus público y hasta de carriles para bicicletas. En el futuro, no descartan comenzar a explorar opciones de Maps para los relojes inteligentes.

Otro desafío es garantizar la calidad de la información que brindan. Para ello, Maps posee herramientas de ‘machine learning’, una comunidad de más de 120.000 guías locales voluntarios, equipos de investigación y vehículos con cámaras de alta calidad y capacidades de 360 grados. Esos métodos, combinados, permiten establecer un margen de verdad sobre un reporte como una vía cerrada.

Los datos del mundo, las colaboraciones voluntarias y las preguntas son la gasolina del motor que impulsa las novedades en el desarrollo. Pero no todo es visible. En parte, el sueño de calcar la realidad y llevar a los usuarios a explorar países que desconocían también se encuentra con lugares prohibidos. Google se lo toma con humor. Si usted busca, por ejemplo, el área 51, en EE. UU., su ‘pegman’ (el hombre amarillo de Street View) se convertirá en un ovni. En el caso colombiano, por ejemplo, el helipuerto de Santa Ana, en Cartagena, no es visible. En caso de que las regulaciones locales establezcan prohibiciones sobre zonas que no deben mostrarse, Maps acata dichas reglas.

Más allá de los lugares

Aunque mapeo hable de puntos y localizaciones, en los últimos años Maps se ha vuelto cada vez más predictivo. Mientras que las expectativas sobre lo que un mapa puede hacer aumentan, el equipo de Fitzpatrick sigue corriendo para mantenerse a la vanguardia.

Por ejemplo, usted puede buscar el nombre de un restaurante para encontrar el teléfono o la página web, pero en ciertos lugares del mundo ya hay opciones para hacer reservas de cena, ver en qué horarios el restaurante estará más lleno y hasta dar un vistazo a los platos más populares.

Cada vez más, Maps trata de entregar información como la apertura de un nuevo restaurante vegetariano que podría gustarle si usted ha buscado lugares similares en el pasado. En la nueva actualización, además de un nuevo ícono, la aplicación incluye una pestaña dedicada a ‘novedades’, que en el futuro podría convertirse en una ventana para conocer nuevos restaurantes, menús y eventos en el lugar donde se encuentra.

Ese uso se traduce inevitablemente en una oportunidad de negocio. En una encuesta de Ipsos, encargada por Google, encontraron que un 44 % de los consumidores que buscan empresas lo hacen mediante mapas y productos similares en EE. UU. No es de extrañar que el futuro entregue novedades de monetización, especialmente para negocios y lugares de interés que quieran destacarse entre los resultados, como ya opera la pauta web en el buscador de Google.

En materia de visualización, Street Map, que muestra imágenes de calles, está evolucionando hacia Live View, la capacidad de recibir instrucciones en su teléfono con realidad aumentada. Esta semana anunciaron, por ejemplo, la llegada de una opción con la cual en este modo de visualización, que usa la cámara en tiempo real, el usuario podrá indicar un punto en la imagen y establecer cuánto tiempo tomaría llegar allí caminando.

Según Fitzpatrick, con las nuevas técnicas de recolección de información, en 2019 se agregaron más edificios que todos los edificios que se habían añadido en los diez años anteriores. Esto entusiasma a la ejecutiva, pues cree que no solo son formas nuevas para mapear el mundo, sino para hacerlo más rápido y más eficientemente.

“Sabemos que aunque hemos progresado enormemente, aún hay lugares del mundo que no tienen mapas visualizados. Creemos que la rapidez de los avances nos acerca al ideal de mapear el mundo entero y llegar a toda la población con una nueva generación de mapas”.

LINDA PATIÑO
Redacción Tecnósfera

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE